COLONIA

El caso Carlos Moreira está otra vez en manos de la comisión de ética del Partido Nacional

La realidad indica que, a menos de tres meses de las elecciones de mayo, la carrera de Moreira rumbo al sillón municipal sigue firme.

Carlos Moreira, Intendente de Colonia, se retira tras declarar en audiencia por juicio de los audios. Foto: Darwin Borrelli
Moreira sigue por ahora en carrera rumbo a las elecciones de mayo. Foto: Darwin Borrelli

En el Partido Nacional todos saben que la presidenta del Directorio y futura vicepresidenta de la República, Beatriz Argimón, tiene una postura firme y dará pelea para que Carlos Moreira no pueda presentarse a la reelección como candidato a intendente en Colonia. Pero la realidad indica que, a menos de tres meses de las elecciones de mayo, la carrera de Moreira rumbo al sillón municipal sigue firme.

Y no solo eso: ayer se reunió Argimón junto a los secretarios del Directorio, en la llamada mesa chica, y concluyeron que existe la “presunción” de que la carta orgánica no permite revocar la decisión de la convención departamental de Colonia, que habilitó la candidatura de Moreira el pasado 4 de febrero, junto a la de Ricardo Planchón y el cabildante Eduardo López. Allí estaban los exdiputados Pablo Abdala y Pablo Iturralde, mientras que el exintendente de San José, José Luis Falero, fue consultado pero no participó debido a que tiene una pierna enyesada.

Abdala dijo a El País que harán consultas jurídicas con los abogados del Partido Nacional para confirmar esa presunción, “que es clara” porque la convención se trata de “un órgano previsto en la Constitución”.

¿Entonces el Directorio no puede inhabilitar a Moreira? Es difícil, pero hay un plan B. La otra opción que se manejó ayer es negarle el uso del lema, pero “eso hoy no está planteado”, indicó Abdala, y solo podría ser una opción más firme si la comisión de ética del Partido Nacional recomendara en forma directa inhabilitar la candidatura.

Ayer, la mesa resolvió proponer al Directorio que la comisión de ética vuelva a analizar el caso del intendente y estudie el reciente informe que realizó la Junta de Transparencia y Ética Pública (Jutep), así como el archivo de la investigación penal por parte de la fiscal de Colonia Eliana Travers.

El Directorio definirá en su próxima sesión si remite estos elementos nuevos a la comisión de ética.

Carlos Moreira se tiene fe en ser reelecto para dirigir los destinos de Colonia. Foto: Darwin Borrelli
Carlos Moreira se tiene fe en ser reelecto para dirigir los destinos de Colonia. Foto: Darwin Borrelli

En octubre pasado, cuando se conocieron los audios en los que Moreira parecía aceptar extender pasantías a cambio de sexo, la comisión de ética había recomendado la máxima sanción para el intendente de Colonia, lo que implicaba dejar en manos del Directorio la expulsión de Moreira. Pero la decisión no se tomó porque Moreira renunció antes al partido. Y a principios de febrero Argimón dijo a El País que intentaría dar pelea para revertir el panorama actual y que el partido no avalara la candidatura. “Sé lo que voy a votar yo, no lo que hará el resto”, dijo entonces Argimón.

Pero su posición choca con la de otros dirigentes blancos. “Sospecho que la candidatura de Moreira no tiene retorno”, dijo ayer a El País un miembro del Directorio que pidió no ser identificado. Se trata de una especulación personal, pero que pinta el panorama en la interna. Otro director indicó que hay dudas respecto a si realmente hay potestades para negar el uso del lema a Moreira. Y adelantó que, si confirman que hay potestades jurídicas, empezará la discusión política. “Si no, se termina el tema”, afirmó.

El viernes 7 de febrero la Jutep concluyó que Moreira y la edila María José García, que lo denunció, violaron “principios de interés público, probidad e imparcialidad”. La Jutep “considera verificado” que García le solicitó una prórroga de las pasantías a Moreira “por fuera de los mecanismos formalmente establecidos” y que el intendente “condicionó la concesión de lo solicitado a conductas personales” ajenas a los mecanismos vigentes.

En tanto, los ediles del Frente Amplio de Colonia presentaron una nueva denuncia contra Moreira por desviación de poder, clientelismo político, tráfico de influencias y abuso de funciones, según publicó La Diaria.

Ayer una delegación de ediles se reunió con el Secretariado del Frente Amplio y a la salida el coordinador de la bancada, Rodolfo Montaña, dijo a la prensa que les preocupa “la naturalización de la corrupción” que hay en el departamento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados