Conferencia Episcopal

Carta de apoyo de los obispos al Papa

Francisco realizó recientemente una visita muy difícil a Irlanda, un país históricamente muy católico, donde hubo importantes manifestaciones de denuncia de los abusos sexuales cometidos por sacerdotes contra menores a lo largo del siglo XX.

Papa Francisco. “Pedimos perdón por los pecados propios y ajenos”, dijo por los abusos de curas. Foto: Reuters
Foto: Reuters

En momentos en que el papa Francisco (el argentino Jorge Bergoglio) recibe duras críticas desde algunos sectores internos de la Iglesia Católica, el Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal Uruguaya, le envío al pontífice una carta en la que le manifiesta su respaldo explícito. Francisco realizó recientemente una visita muy difícil a Irlanda, un país históricamente muy católico, donde hubo importantes manifestaciones de denuncia de los abusos sexuales cometidos por sacerdotes contra menores a lo largo del siglo XX.

"Santo Padre, le reiteramos nuestra comunión y la fidelidad a su magisterio, tal como se lo hemos manifestado personalmente en nuestra visita Ad Limina de noviembre pasado", señalan en la misiva los obispos uruguayos. La carta le fue entregada por los obispos a Martin Krebs, el nuevo nuncio apostólico (embajador de la Santa Sede) en Uruguay.

Los obispos aluden en la carta a una cita del Evangelio que dice: "Heriré al pastor y se dispersarán las ovejas" (Mateo. 26,31)" y señalan: "Jesús nos recuerda esta estrategia del enemigo, que busca disgregar, desunir, y romper la comunión. Por eso consideramos que no se puede propiciar este tipo de actitudes".

"Cuando el apóstol Pedro estaba en un momento de tribulación "toda la Iglesia oraba por él" (Hechos de los Apostóles, 12,5). Por eso con filial estima, a la vez que unimos nuestras oraciones por su ministerio petrino, le hacemos llegar nuestro afecto y apoyo colegial", expresan los obispos.

Krebs entregó el pasado jueves al Presidente de la Conferencia Episcopal del Uruguay, el obispo Carlos Collazzi, la carta del Secretario de Estado de la Santa Sede, Cardenal Pietro Parolin, en la que lo presenta como Nuncio Apostólico en Uruguay.

Krebs, que es alemán, llega de la Nunciatura más grande del mundo ( la que abarca Nueva Zelandia y el Pacífico) en términos de superficie: 50 millones de kilómetros cuadrados con 11 países donde ofició de Embajador de la Santa Sede. En 9 territorios pequeños que dependen de Francia o Estados Unidos, Krebs cumplió el servicio de Delegado Apostólico. "El evangelio me conecta ahora a Uruguay, un mundo muy diferente al anterior", dijo Krebs que pidió la ayuda de los obispos locales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º