PROYECTO DE LEY

Las cárceles pasan a manos del MEC

Ministro de SCJ quiere limitar por ley los presos por cárceles.

Comcar: Interior no garantiza la vida, dice demanda civil. Foto: F. Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

A cuatro días del motín en el Comcar —la cárcel más grande del Uruguay— el presidente de la República, Tabaré Vázquez, envió un proyecto de ley al Parlamento para que el manejo de los centros de penitenciaría pasen de manos del Ministerio del Interior (MI) al Ministerio de Educación y Cultura (MEC).

El cambio fue uno de los puntos planteados en la campaña electoral. El mensaje del Poder Ejecutivo argumenta la necesidad de avanzar en mejoras del sistema carcelario.

"Con el presente proyecto se aspira a que por primera vez en nuestro país, se establezca un marco legal de tratamiento integral para la rehabilitación de las personas privadas de libertad, que tenga como base fundamental el respeto a los derechos humanos de todas aquellas personas que por diferentes razones, se encuentran vinculadas al quehacer penitenciario", dice el texto.

El proyecto de ley establece que el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) pasará a ser un órgano descentralizado. Y a los efectos organizativos, jurídico y demás, se relacionará con el Poder Ejecutivo a través del MEC.

"Se crea la estructura básica de funcionamiento y algunas de sus dependencias. En la reglamentación se establecerá la organización completa de cada una de las ellas. Se crean las estructuras adecuadas a los requerimientos actuales que permitan dar cobertura a las necesidades, tanto desde el punto de vista técnico como de seguridad en todo lo referente a la atención integral a las personas privadas de libertad", señala el mensaje del gobierno.

Por otro lado, el ministro de la Suprema Corte de Justicia Jorge Chediak dijo en el programa "Claves Políticas" de Nuevo Siglo que es partidario de establecer por ley un máximo de presos por cárceles.

"No hay que construir cárceles de más de 500 reclusos, soy partidario de establecer la prohibición de cárceles de más de 500 reclusos", dijo el jerarca judicial compartiendo un planteo del excomisionado parlamentario para el Sistema Carcelario, Álvaro Garcé.

Chediak explicó que en cárceles de mucha población se generan condiciones inhumanas, pero además se permite que se den sistemas organizados de presos muy complejos de desarticular.

"Los establecimientos de gran porte tienden a resultar inmanejables", comentó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)