VENÍAN A VER A SU MADRE

Cancillería les dará la visa a los dos menores que fueron expulsados de Uruguay

Además pedirán a los funcionarios que en casos similares prime lo humanitario.

Aeropuerto de Carrasco. Foto. Ariel Colmegna
Foto: Ariel Colmegna.

“Quédese tranquila, está todo resuelto”. Elizabeth no sabe cómo suena la esperanza, pero si tuviera que elegir un sonido, dice, sería lo más parecido a esta frase que le expresaron hoy en Cancillería.

Las autoridades de la Junta Nacional de Migración le aseguraron a esta madre que sus hijos, de 13 y 16 años, serán traídos a Uruguay; a pesar de que en la madrugada del viernes se haya rechazado su ingreso al país cuando venían desde República Dominicana.

Los representantes de los ministerios de Interior y Relaciones Exteriores, que integran la Junta, escucharon el relato de la madre y, de inmediato, se pusieron a las órdenes para reparar el daño causado a esta ciudadana dominicana que hace casi cuatro años vive en Uruguay.

Lo primero fue asegurarle que sus hijos tendrán, sin costo, las visas para ingresar al país. Ese había sido el motivo de la no admisión. Si bien el documento tiene una validez de 90 días, en la letra chica, debajo de la foto, reza que el “primer ingreso” debe realizarse dentro de los 60 días. Y los adolescentes habían llegado al día 63.

La Dirección Nacional de Migraciones había dicho que el funcionario de turno, aquel que no dejó entrar a los menores y ni siquiera ver a su madre que estaba en el aeropuerto, actuó conforme al reglamento.

Pero los organismos defensores de los derechos humanos, en particular la Institución Nacional de Derechos Humanos, reaccionaron diciendo que debe primar el interés humanitario y que lo ocurrido había sido “un desastre”.

En este sentido, Cancillería emitió un comunicado diciendo: “Uruguay reitera su compromiso con una migración segura, ordenada y regular, el respeto a los derechos humanos de las personas migrantes y la protección de las niñas, los niños y adolescentes migrantes”.

Existe la recomendación internacional de que los Estados traten con especial cuidado la inmigración de niños y adolescentes. Hay quienes interpretan esto como un simple consejo que sirve para los casos en los que hay violencia; y otros entienden que se trata de una obligación.

Al respecto, el secretario nacional de Derechos Humanos, Nelson Villarreal, tuiteó: “Ante la duda, el derecho humanitario es prioridad ante una norma que afecte el derecho superior de niños y adolescentes. No se puede aplicar normas de exclusión violentando derechos humanos”.

El jerarca reconoció que el Estado uruguayo cometió “un error” y dice que el esfuerzo está en su rápida reparación y “qué no vuelva a suceder”.

¿Quién paga el pasaje de regreso de los niños? Es lo que está en negociación. La Junta pretende que sea la aerolínea, ya que es el primer filtro en la revisión de la documentación.

Aun así, tras la nota que publicó El País, hubo uruguayos que iniciaron una campaña con el hashtag: #traigamosaloshijosdeElizabeth

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º