NEGOCIACIÓN COMERCIAL

Cámara de Diputados chilena aprueba el Tratado de Libre Comercio con Uruguay

En el documento se explicitan normas sobre el comercio de bienes y electrónico y se regulan aspectos sanitarios entre otros. Ahora pasará al Senado para su discusión.

Cámara de Diputados de Chile. Foto: El Mercurio (GDA)
Cámara de Diputados de Chile. Foto: El Mercurio (GDA)

La Cámara de Diputados de Chile aprobó el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Uruguay, informó el diario El Mercurio.

En el documento se explicitan las normas relativas al comercio de bienes y electrónico, se regulan aspectos sanitarios —muchos medicamentos que se venden en el país trasandino provienen de Uruguay— y se consideran temas como la propiedad intelectual o temas referidos al medio ambiente.

Para que se concrete el acuerdo del lado chileno, resta la aprobación del Senado y posterior promulgación del Poder Ejecutivo.

Batalla en la interna del FA.

En Uruguay, por otra parte, el sector de la senadora Constanza Moreira, está dando una batalla casi solitaria en la interna del Frente Amplio para que el Plenario de la coalición frene la aprobación parlamentaria del TLC.

El máximo organismo tenía previsto reunirse el próximo 28 de abril, pero a pedido de varios sectores se aprobó una prórroga hasta el 5 de mayo. Junto a Casa Grande, el Partido Comunista se opone a la aceptación del acuerdo firmado entre el presidente Tabaré Vázquez y Michelle Bachelet en octubre de 2016.

Moreira tratará de convencer al resto del Plenario del FA de la inconveniencia de aprobar un TLC con Chile. Foto: D. Borrelli
Moreira tratará de convencer al resto del Plenario del FA de la inconveniencia de aprobar un TLC con Chile. Foto: D. Borrelli

El Movimiento de Participación Popular (MPP) y el Partido Socialista siguen sin definirse. Este último se reunirá el próximo lunes para resolver qué posición adopta, pero la mayoría renovadora se inclina por aceptar este acuerdo.

Soberanía.

En cuanto a los contenidos, uno de los principales argumentos en contra de la aprobación del acuerdo sostiene que el TLC con Chile apunta a liberalizar los mercados internos y esto "puede comprometer la soberanía de las políticas públicas uruguayas y la estrategia de desarrollo".

Con las llamadas "listas negativas" el país debe listar los sectores y actividades que quedan excluidos de las obligaciones del acuerdo. Todo lo que no esté dentro de la lista queda automáticamente sujeto a las obligaciones del tratado.

Se entiende como "extraño" que cláusulas que provocaron la salida de Uruguay de las negociaciones del TISA, ahora se quieran integrar en un acuerdo con Chile. "Este tratado impone restricciones no solo al gobierno nacional, sino a los gobiernos departamentales, elementos que se ven por vez primera en un acuerdo de estas características y del cual los gobiernos departamentales no recibieron información, y tampoco se han podido expedir al respecto", subrayan.

Asimismo cuestionan que se establezcan medidas que restringen el desarrollo de políticas en sectores estratégicos. Por ejemplo, aseguran que no se podrían fijar políticas para regular plataformas de aplicaciones tecnológicas como lo son Uber o Netflix.


Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados