DUELO DE MINISTROS

Bonomi y Heber se cruzan en el Parlamento; exministro cuestionó cifras oficiales de delitos

El exministro del Interior volvió a poner en duda el éxito del gobierno en la baja de los delitos, y no aceptó que el aumento de presos sea reflejo de una mejor política de persecución criminal.

Luis Alberto Heber compareció el miércoles ante Comisión de Presupuesto del Senado. Foto: Leonardo Mainé
Luis Alberto Heber compareció el miércoles ante Comisión de Presupuesto del Senado. Foto: Leonardo Mainé

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

A pocos días de ser interpelado en el Parlamento por la fuga y recaptura de un recluso, el ministro del Interior, Luis Alberto Heber, fue cuestionado en una comisión del Senado por el extitular de la cartera de Seguridad, el frenteamplista Eduardo Bonomi, quien volvió a poner en duda el éxito del gobierno en la baja de los delitos, y no aceptó que el aumento de presos sea reflejo de una mejor política de persecución criminal.

Bonomi, el exministro fuertemente cuestionado por la oposición en los últimos dos períodos del Frente Amplio (2010-2020) -en particular por el aumento de los crímenes durante su gestión-, dijo el miércoles en el Senado que no iba a “dejar pasar cosas” que entendía que eran incorrectas.

Su intervención tuvo lugar luego de que el ministro Heber hiciera su exposición durante la sesión de la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda de la cámara -que discute el proyecto de Rendición de Cuentas- y que resaltara, precisamente, la baja de los homicidios (21%), las rapiñas (21%) y los hurtos (19%), entre otros.

Para empezar, Bonomi dijo que era necesario “reafirmar la importancia de la pandemia en la baja de los delitos”, reflotando el debate sobre qué grado de incidencia tuvo en el descenso de la movilidad por la emergencia sanitaria, algo que la oposición ha advertido que ha sido determinante, no solo en Uruguay sino en el mundo.

Heber antes había afirmado que pese a estudios que demostraron la incidencia de este factor en varios lugares, en “algunos países ha subido el delito, tal como ha sucedido en Brasil, en Chile, en Ecuador”, y que en todo caso a él no le interesaba “el porqué” del descenso de la criminalidad, sino el resultado.

Bonomi arremetió luego contra los propios datos que dan cuenta de la baja de los delitos desde que asumió el nuevo gobierno, esto pese a que los funcionarios del Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad son los mismos que había durante su gestión. Es que a su entender el problema reside en “la recolección de los datos”. Y dio un ejemplo: “Si alguien denuncia telefónicamente un robo a su casa y le dicen: ‘Ah, eso es poco’, ese es un problema de recolección de datos, y eso pasa (...) No se trabaja igual. Eso también quiero dejarlo sentado”.

En respuesta a estas afirmaciones, Heber recordó la promesa que hizo el expresidente Tabaré Vázquez en la campaña de 2014 de bajar en 30% los asaltos, cosa que no sucedió. “Se comprometió en decir que bajaría el 30% de las rapiñas y me permito decir -sobre las rapiñas, nomás- que (ahí) sí servían las cifras”, ironizó Heber.

“Más presos no son por la LUC”

Bonomi dijo que el crecimiento de la población carcelaria (hoy casi en 14.000) es una constante de los últimos años. “No hay inflexión con el cambio de gobierno ni con la LUC”, dijo. Heber, en tanto, citó palabras del fiscal de Corte, Jorge Díaz, quien aseguró que el aumento se debe a “una mejora en la persecución criminal”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados