Ministro del Interior en la mira

Bonomi enfrenta una nueva crisis política por cárceles

La reforma penitenciaria y violencia latente generan continuos incidentes.

Bonomi anunció la separación del cargo de jerarcas del INR. Foto: Francisco Flores
Bonomi anunció la separación del cargo de jerarcas del INR. Foto: Francisco Flores

El video sobre la muerte del recluso Carlos Núñez en el Penal de Libertad está bajo siete llaves. En la filmación se observa al jefe del operativo pegándole una patada en el piso a Núñez, quien murió desangrado dos horas más tarde por una bala de goma en el bazo. Otro guardia también lo pateó, revela la filmación dijo a El País una fuente que observó los incidentes ocurridos en las primeras horas del 10 de octubre pasado.

Otra reciente filmación, a la que accedió El País, muestra a una veintena de policías reprimiendo el enfrentamiento de cuatro reclusos que salieron de dos celdas a la "planchada" (pasillo) y se enfrentaron con otros internos de una celda. En la filmación se escuchan los disparos realizados por los guardias. Los cuatro reclusos se tiran al suelo. Por lo menos dos guardias disparan balas de goma a los presos a menos de dos metros de distancia sabiendo que estas pueden provocar heridas letales.

Cuando los reclusos son reducidos, otros guardias les pegan patadas en el suelo y culatazos. La filmación muestra que esas prácticas son corrientes en las principales cárceles del país.

La circunstancias de la muerte de Núñez y un comunicado del Ministerio del Interior informando que esta se produjo en el marco de un enfrentamiento entre reclusos con "cortes carcelarios" provocó el pedido de censura del ministro del Interior, Eduardo Bonomi, por parte del senador nacionalista Javier García. La moción será tratada el próximo jueves en el Senado.

En una conferencia de prensa realizada ayer, Bonomi reconoció que se reunió con el comisionado parlamentario, Juan Miguel Petit, quien le relató que la información proporcionada por las autoridades del Penal de Libertad sobre la muerte de Núñez no era la correcta.

Bonomi dijo ayer que, además, fueron separados del cargo tres jerarcas del Instituto Nacional de Rehabilitación. El ministro no dio nombres de los policías sancionados. Se presume que en el trío se encuentra el jefe del operativo que pateó al preso.

El jefe del operativo elaboró un informe donde señala que un conflicto entre delincuentes con "cortes carcelarios" terminó con una muerte.

Según Bonomi, ese informe primario fue utilizado como base para informar a la población sobre lo ocurrido.

Posteriormente, Bonomi se reunió con Petit, que le aseguró que ese informe era erróneo. Que la causa de la muerte no fue un "corte carcelario" sino por una bala de goma. En el encuentro, Bonomi tomó nota y dijo: "Si es verdad esa afirmación, van a rodar cabezas".

Apenas se supo que el recluso no murió por un "corte carcelario", el director del Instituto Nacional de Rehabilitación, Gonzalo Larrosa fue removido del cargo. La muerte de Núñez es indagada por dos vías: una investigación administrativa y otra de la Policía como auxiliar de la Fiscalía.

El titular de Interior señaló que parlamentarios lo acusaron días atrás de ser cómplice del crimen de Núñez y de publicar información falsa en la web del Ministerio del Interior. "Tenían que haber hecho la denuncia penal por la supuesta complicidad del ministro del Interior", dijo Bonomi.

Como no se realizó esa denuncia, Bonomi se reunió ayer con el fiscal del caso, Cesare Cingia, para informarle detalles de la muerte. "El ministerio no ocultó información", aseguró el titular de la cartera.

Bonomi dijo que habló con Petit y este le transmitió que operadores políticos habían transformado sus palabras sobre lo ocurrido en el Penal de Libertad.

La reforma penitenciaria implementada por Bonomi ha retrocedido la situación de la cárceles. Volvieron a transformarse en una espiral de violencia. Los cobros de "peajes" (chantajes a familiares), enfrentamientos entre bandas, extorsiones a guardias para que ingresen drogas o armas, son moneda corriente. En este momento, en los tres principales penales del país hay 3.000 jóvenes inmersos en una violencia que replica lo que ocurre en sus barrios. Cuchillazos, amenazas y contraamenazas, grupos que no pueden salir juntos a los patios. Ante esa situación, hay módulos del Comcar con dos guardias por turnos. Es decir, dos guardias para 500 reclusos, a estar por lo que dice Bonomi: ahora hay más plazas que internos. Pero esos cupos están mal distribuidos. En algunos penales hay sobrepoblación.

El jueves discuten la moción de censura

El plenario del Senado está convocado para el jueves 13 a fin de discutir una moción de censura al ministro del Interior Eduardo Bonomi, que fuera presentada por el senador nacionalista Javier García y firmada por el resto de los senadores de la oposición.

Desde ya se puede adelantar que no estarán los votos para iniciar el mecanismo previsto por los artículos 147 y 148 de la Constitución y llevar la moción a ser votada en la Asamblea General porque el Frente Amplio no la comparte, según dijera el senador Ruben Martínez Huelmo la semana pasada cuando se presentó la iniciativa.

La sesión de discusión será extensa, según se prevé, porque harán uso de la palabra numerosos senadores blancos, colorados y el representante del Partido Independiente. La clave estará en el tono. Si las intervenciones suponen un ataque al ministro Bonomi, más que a su gestión, habrá respuesta de la bancada oficialista en su defensa.

El detonante del intento de censura fue la actitud de la Policía el viernes 30 de noviembre, durante la marcha de manifestantes anticumbre del G20 por el centro de Montevideo, que terminó en desmanes sin intervención alguna de los uniformados.

Pero se hablará naturalmente sobre la situación de seguridad en general.

El de esta semana será el quinto intento de la oposición por censurar a Bonomi desde que asumiera el Ministerio del Interior en 2010.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)