Ya se palpita la campaña

Los blancos rompen el fuego en el año electoral

En Paysandú y ante Leandro Gómez se juntaron por primera vez Lacalle Pou, Sartori e Iafigliola.

Luis Lacalle Pou y Juan Sartori se encontraron en Paysandú. Foto: Prensa Juan Sartori
Luis Lacalle Pou y Juan Sartori se encontraron en Paysandú. Foto: Prensa Juan Sartori

No fue un 2 de enero cualquiera. Fue el 2 de enero de 2019, un año electoral en el que los blancos esperan volver a ganar el gobierno, al que accedieron por última vez tras las elecciones de 1989. Tres de los seis precandidatos presidenciales del Partido Nacional se dieron cita en Paysandú para rendir homenaje al general Leandro Gómez, ejecutado el segundo día de 1865, tras rendirse ante las fuerzas argentinas, brasileñas y coloradas que habían cercado la ciudad sanducera. El homenaje anual es parte de la liturgia blanca y escenario habitual de llamados a la unidad.

Hizo mucho calor, como todos los eneros en la ciudad sanducera, pero la diferencia este año que notaron muchos de los dirigentes que estuvieron allí fue que este año hubo aproximadamente el doble de militantes que en otras oportunidades.

El senador Luis Lacalle Pou, el diputado suplente Carlos Iafigliola y el flamante precandidato Juan Sartori se encontraron en la ciudad litoraleña en el acto que años a año marca el inicio de la actividad política de los nacionalistas. También asistieron la presidenta del directorio Beatriz Argimón y el presidente de la Cámara de Representantes Jorge Gandini, entre otros dirigentes.

De Jorge Larrañaga, cuya presencia en el homenaje a Leandro Gómez es habitual, se supo por declaraciones del senador Carlos Camy, hombre de su confianza, que el vuelo que tenía previsto tomar en Rocha se canceló debido al mal tiempo. Lo mismo le sucedió a Verónica Alonso, quien tenía planeado viajar desde Montevideo. El intendente de Maldonado, Enrique Antía, se quedó en el este, al comenzar la temporada. "Mi lugar era estar en Maldonado, donde con enorme orgullo recibimos la primera certificación de excelencia que un balneario en el mundo pudiese recibir", escribió en Twitter.

Fue la primera vez que Sartori, que es el precandidato más nuevo, asiste al homenaje a Gómez. Y además fue la primera ocasión en que se presentó públicamente con otros aspirantes a la nominación presidencial blancos.

Mausoleo.

En Paysandú hizo algo más que estar y sacarse fotos. Visitó el batallón "General Leandro Gómez" de Infantería Mecanizado N° 8, recorriendo el museo de homenaje, y también se vio cara a cara por primera vez con el diputado Gandini, uno de sus mayores críticos, en un encuentro breve y tenso. Gandini había dicho que quería hacerle un "test" a Sartori para ver qué tan blanco era le preguntaría si conocía la "Marcha de Tres Árboles". Sartori también cruzó algunas palabras con Lacalle Pou y con el senador Luis Alberto Heber.

En todo momento acompañado por su consejero político, el exdiputado Alem García, llevó adelante una reunión con militantes blancos.

Si bien no estuvo presente, la senadora Alonso publicó un tuit en homenaje a Leandro Gómez en el que afirmó que "sabremos cumplir con nuestro pasado pero fundamentalmente sabremos cumplir con el futuro" y que "no habrá lugar para tibios remiendos políticos porque ya no hay más tiempo que perder".

Antía, por su parte, también utilizó las redes sociales para decir que "Leandro Gómez es un eslabón fundamental de la historia del Uruguay y de nuestro Partido", cuya "inspiración y abnegada lucha por los ideales, nos impulsa a honrarlo cada día en la construcción de un Uruguay para todos".

Larrañaga, en tanto, compartió una imagen del evento con el hashtag #HastaSucumbir. Cuando el caudillo colorado conminó a Gómez a rendirte este respondió "cuando sucumba".

Argimón expresó en su oratoria ante el monumento donde yacen los restos de los defensores de Paysandú, que el Partido Nacional "tendrá el coraje necesario para adoptar las medidas que el país está necesitando" y que se tratará "de un gobierno para todos y no exclusivamente para quienes nos votan". "El futuro del país tiene nombre y se llama partido Nacional", pronosticó Argimón.

"Poca cosa".

Por otra parte, Lacalle Pou afirmó que espera muy "poca cosa" en el último año de gestión del presidente Tabaré Vázquez.

"El gobierno dice que en el periodo que viene, va a tener que hacer esto y lo otro como el tema de las jubilaciones y se olvida de que le queda más de un año. ¿O sea que el gobierno de Tabaré Vázquez y de todo el Frente Amplio no tiene la capacidad, la voluntad, el coraje para hacer las cosas hoy y espera que lo haga el gobierno que viene? No señor, el tiempo de los uruguayos y sobre todo para el que está pasando mal, es demasiado importante como para dejar todo para el que viene", consideró.

En tanto, el precandidato Sartori dijo que "los blancos, cuando el país lo necesita, ahí estamos", y que lo importante es "la unidad del partido" para "que sepamos qué lindo equipo que vamos a tener" luego de la interna.

Sartori sostuvo que es necesario "dinamizar nuevamente la economía, logrando traer inversiones y generar un marco jurídico que motive a los ciudadanos y empresarios a emprender. "Tenemos que cambiar el sistema, para devolverle el ánimo a la gente que hoy se está achicando y pensando en irse", afirmó el precandidato, que es accionista del grupo inversor en agricultura UAG.

Sartori con suerte dispar en su primer contacto público

Juan Sartori, el más reciente precandidato nacionalista, estuvo por primera vez en un acto público junto a otros contendores de la elección interna blanca: Luis Lacalle Pou y Carlos Iafigliola. También se presentó a otros como el presidente de la Cámara de Representantes, diputado Jorge Gandini, y al extitular del directorio nacionalista, senador Luis Heber. Tuvo suerte dispar. Con Heber mantuvo una conversación. "Bienvenido, yo soy partidario de que venga. Vamos arriba", le dijo Heber mientras se abrazaban. Pero con Gandini no le fue tan bien, por más que se estrecharon la mano. Gandini fue uno de los más críticos por la llegada de Sartori prácticamente de la nada a la grilla de precandidatos. "Yo no creo que este señor quiera ser presidente de la República y menos que haya querido ayudar al Partido Nacional. Si así fuera, habría venido ahora, hubiera dicho que se quiere reunir con (Jorge) Larrañaga, con (Luis) Lacalle (Pou), con el directorio, y nos hubiera dicho miren, tengo 37 años, mi vida está hecha, tengo suficiente para vivir sin preocuparme, miro el mundo, veo que Uruguay no avanza y tiene problemas y quisiera hacer un aporte y trabajar para el Partido Nacional", había dicho Gandini a Océano FM.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados