ALIANZAS CON CABEZA EN 2025

Blancos y colorados negocian para evitar “tropezar con la misma piedra” de 2020 en el interior

Coalición va por la “fórmula Lacalle Pou”. que el presidente diseño para ganar el balotaje en 2019 y de esa forma evitar errores de 2020 en el interior.

El líder blanco Albisu, y el colorado Coutinho, reunidos con Lacalle Pou en Torre Ejecutiva. Foto: Presidencia
El líder blanco Albisu, y el colorado Coutinho, reunidos con Lacalle Pou en Torre Ejecutiva. Foto: Presidencia

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Tropezar dos veces con la misma piedra en política no solo implica asumir costos electorales altos. También significa una pérdida económica importante, el desgaste de la militancia y el hartazgo de los votantes. Ese es el análisis que por las últimas semanas vienen haciendo los dirigentes del Partido Nacional y del Partido Colorado sobre lo ocurrido en Salto principalmente, pero en Canelones también.

Es que en el cálculo rápido de lo ocurrido en las elecciones departamentales de setiembre de 2020, si los blancos y colorados hubiesen votado juntos, habrían evitado el triunfo del frenteamplista Andrés Lima en Salto, y dejado a la oposición con solo dos gobiernos departamentales.

Por eso los dirigentes salteños y canarios abrieron las negociaciones desde temprano para aplicar “la fórmula Lacalle Pou”, que el actual presidente de la República diseñó para ganar las elecciones nacionales en el balotaje de 2019. “Es tiempo de dejar de lado los perfilismos en serio y juntarse. Aunque cueste”, dijo un dirigente canario blanco en un asado a fin de setiembre en Las Piedras, del que participó algún correligionario colorado.

La fórmula electoral de la que hablan colorados y blancos tiene tres componentes. El primero es diseñar un plan desde ahora para lograr el triunfo en 2025. Segundo, trabajar en coalición, más allá de las diferencias políticas y perfilismos individuales de cada partido. El tercer punto es que blancos y colorados saben que más allá del peso relativo de los nuevos partidos políticos, deben ir a tender la mano a los actuales socios de la coalición multicolor: Cabildo Abierto de Guido Manini Ríos, Partido Independiente de Pablo Mieres, y ver qué ocurre con el Partido de la Gente.

En Canelones el escenario está más claro. De hecho, lo publicitaron en un acto público a fines de junio en el Palacio Legislativo, donde los dirigentes de la colación multicolor anunciaron que comenzarían a armar la “agenda canaria”.

El objetivo de ese trabajo en conjunto es llegar “armados” para presentarse en conjunto en las próximas elecciones departamentales. Los blancos y colorados saben que la elección en Canelones es compleja, y el Frente Amplio corre con claro favoritismo, pero ven una posibilidad ante la imposibilidad de reelección de Yamandú Orsi y la falta de un claro sucesor instalado en la opinión pública.

En Salto la situación es diferente. Allí el Frente Amplio ganó porque los blancos y colorados no lograron ponerse de acuerdo. Las dos principales figuras, Carlos Albisu por el Partido Nacional, y Germán Coutinho por el Partido Colorado, compitieron en la departamental. Al dividir los votos Lima triunfó.

“La relación con Albisu está en su mejor versión; estamos mirando al futuro con objetivos concretos”, dijo Coutinho en una entrevista publicada el lunes 18 por el diario salteño El Pueblo de Salto.

En la elección anterior, ante la falta de un lema en común, los blancos y colorados intercambiaron cruces sobre cuál debía ser el partido político que saliera a la cancha para competirle en conjunto al Frente Amplio. También estuvo en discusión quién sería el candidato. Las largas negociaciones no derivaron en acuerdo sobre si debía ser Albisu o Coutinho.

Ahora el exintendente colorado dijo a El País que el pasado quedó atrás y ya trabajan en conjunto para alcanzar un acuerdo electoral para 2025.

“Hicimos un buen acto por la LUC de toda la coalición en Salto. Fue de los más importantes por ahora. Todos en línea. Fue una clara muestra de que acá (en Salto) es donde tenemos más avanzadas las conversaciones. Sabemos que el futuro es en coalición, porque fuimos los que más vivimos las consecuencias de la no coalición”, comentó el hoy senador.

Coutinho aclaró que el instrumento político que se utilice en 2025 se definirá con el correr del tiempo, y que para eso sí es pronto. Pero que la necesidad de juntarse para ganarle al Frente ya está tomada. “Aprendimos del error y reaccionamos inmediatamente. Eso hace que esté adelantado, y ya más que conversado con Albisu, que sí o sí se va a ir en coalición departamental a las próximas elecciones”, afirmó.

Tensión en bancada del Partido Nacional

La bancada del Partido Nacional viene acumulando enfrentamientos y algunos “pases de factura” que se han intentado minimizar. En la discusión de Rendición de Cuentas debieron dedicar largas negociaciones para encontrar plata para los asentamientos. Cuando se había alcanzado el acuerdo, la fórmula apareció publicada en un medio de prensa. Y en el grupo de WhatsApp de la bancada el diputado Sebastián Andújar compartió el artículo comentando que alguien ya había “sapeado”.

En la reunión presencial inmediata el coordinador Rodrigo Goñi le salió al cruce. “A mí no me pases más facturas”, le recriminó frente a 11 presentes. El siguiente cruce entre Goñi y Andújar fue cuando la bancada discutía el proyecto de internación compulsiva. Cuando el coordinador de presentó el proyecto negociado, Andújar pidió la palabra y comentó que había hablado Leonardo Cipriani, de ASSE, y le había dicho que no era positivo, por lo cual pidió no votarlo. Su posición fue avalada por otros diputados herreristas, lo que generó el enojo y reproche de Goñi a sus correligionarios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados