EL EFÍMERO REGRESO DE GARCÍA PINTOS

Los blancos apoyan ley que elimine las tarjetas corporativas

Según Mieres hay 130 plásticos distribuidos en los organismos públicos.

Parlamento: delegación de diputados y senadores fue invitada a viajar a EEUU. Foto: G. Pérez
Propuesta: hay partidos que quieren rápidamente eliminar las polémicas tarjetas corporativas. Foto: Gerardo Pérez.

La revelación del uso de tarjetas corporativas para gastos personales por parte de los dos exdirigentes del Partido Nacional Pablo García Pintos y Carlos Rodríguez Labruna durante su gestión como directores del Banco de la República, situación puesta al descubierto por Búsqueda y radio Sarandí en base a datos oficiales, parece haber encendido las alarmas en el Parlamento.

Un proyecto del senador del Partido Independiente (PI) Pablo Mieres para eliminar su utilización en los organismos estatales, recibió ayer el apoyo formal del Partido Nacional e ingresará en la agenda de la comisión de Hacienda del Senado tras Semana Santa.

Mieres dijo a El País que en el Estado "debe haber más de 130 tarjetas corporativas" y que en cualquier momento pueden surgir nuevas comprobaciones de su uso indebido a lo largo de los últimos años.

Ayer, el presidente del directorio del Partido Nacional, senador Luis Alberto Heber, aseguró que hay que "eliminar" las tarjetas corporativas usadas en gastos sin rendir cuentas. "Estamos para votar la prohibición. Si mañana un jerarca estatal tiene un gasto que lo haga con su tarjeta y lo aclare en el organismo, con una boleta", dijo el titular del colectivo nacionalista a Sarandí. "No sabía que esa operativa estaba tan generalizada. Es una barbaridad, es inadmisible que se hagan gastos personales", subrayó el senador.

A su vez, el senador colorado Pedro Bordaberry reiteró en las últimas horas que este es un buen momento para que se considere su proyecto de ley, presentado en febrero de 2015, por el que se establece la imprescriptibilidad de diversos delitos de corrupción en el ejercicio de la función pública.

La iniciativa hace una incorporación como artículo 117 bis del Código Penal, a la disposición que establece que "la acción penal será imprescriptible, para todos los que hubiesen participado en los delitos de Peculado (Artículo 153); Peculado por aprovechamiento del error de otro (Artículo 155); Concusión (Artículo 156); Cohecho simple (Artículo 157); Cohecho calificado (Artículo 158); Soborno (Artículo 159); Fraude (Artículo 160); Conjunción del interés personal y del público (Artículo 161); Abuso de funciones en casos no previstos especialmente por la ley (Artículo 162); Revelación de secretos (Artículo 163)", todos ellos previstos en el Código Penal, "así como en todos los delitos que sean incorporados al Código Penal o por leyes especiales".

El senador Mieres explicó a El País que presentó el proyecto de ley prohibiendo el uso de las tarjetas corporativas cuando surgió la información sobre su uso en beneficio propio por parte del entonces vicepresidente Raúl Sendic. "En ese momento no sabía que existía ese tipo de tarjetas en el Estado. Me enteré en ese momento y eso me generó una gran sorpresa. Nos pareció que tenerlas no tenía sentido", indicó.

Rechazo.

De todas maneras, hay sectores políticos que se oponen a la anulación de las mencionadas tarjetas. "Hay quienes dicen que las tarjetas permiten hacer un seguimiento del gasto. Estos gastos no hubieran ocurrido si no existieran las tarjetas corporativas", reflexionó el senador.

"Para mí las tarjetas corporativas no tienen razón de ser porque el fundamento es que los gastos son para situaciones excepcionales y eventuales. Bien, ¿por qué le vamos a dar una tarjeta a un jerarca con un saldo de varios miles de pesos por mes para un gasto excepcional?", preguntó Mieres.

"Si es para algo excepcional y la persona tiene que hacer ese gasto, que lo haga con su tarjeta y luego con el comprobante el organismo le devuelve el dinero", señaló. "Al reembolsar ese gasto se mide si es un gasto adecuado o no", añadió.

Asimismo, el senador Mieres opinó que las tarjetas tienen que funcionar para los viáticos. "En este caso cuando una persona sale del país, un jerarca o legislador, se calcula los días que va a estar fuera y el lugar adonde va a ir. Y en función de eso se le da un monto. Ese monto, en vez de entregarse en efectivo como sucede ahora, se daría por medio de una tarjeta prepaga con el límite equivalente a los viáticos", explicó.

Según Mieres "hay unas 130 tarjetas corporativas en el Estado. Eso es una barbaridad".

El senador Heber explicó que la Comisión de Ética nacionalista actuará, a pesar de la desvinculación de García Pintos (ver aparte), en el caso de Rodríguez Labruna, y que podría determinar la suspensión de la afiliación o la expulsión de la persona involucrada.

García Pintos renuncia al partido y devolverá "hasta el último vintén"

El exdirector del Banco República (BROU) Pablo García Pintos, que el jueves admitió en declaraciones a Radio Sarandí que muchas de las operaciones que realizó con su tarjeta corporativa entre 2000 y 2005 fueron para extraer dinero con el objetivo de financiar las arcas del Partido Nacional, anunció ayer que devolverá el dinero obtenido y que renunciará al partido.

En declaraciones a la producción del programa Claves Políticas de NSTV-Nuevo Siglo, García Pintos dijo que está "tranquilo con lo actuado, porque todo fue bajo el paraguas de un uso discrecional sobre tarjetas corporativas que regía en ese momento" en el banco. También afirmó que "atento a la trascendencia política que ha tenido el caso" va a "devolver hasta el último vintén de lo pagado con la tarjeta, según lo que me indique el BROU, y cuando digo devolver todo, es lo de los dos períodos.

Porque yo estuve desde 1995 y ya se manejaba así, y voy a devolver todo". García Pintos anunció además: "Voy a renunciar al Partido Nacional, lo que comunicaré en forma inmediata al presidente del Directorio, Luis Alberto Heber". Eso hizo ayer sobre el mediodía, según reveló el propio senador Heber.

El semanario Búsqueda informó el jueves que los cuatro exintegrantes del directorio del banco estatal realizaron 400 transacciones por un total de US$ 21.000 en compras que fueron catalogadas como "ajenas a la función específica de los directores". Uno de ellos es García Pintos. Los otros son Carlos Rodríguez Labruna (nacionalista), Milka Barbato (Partido Colorado) y Daniel Cairo (entonces Partido Colorado pero hoy en el Partido de la Gente). Cairo se encuentra de viaje con el líder de su partido, Edgardo Novick, desde el día en que se conocieron los hechos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º