CAMPAÑA ELECTORAL

El “estado de bienestar” que sueña Ernesto Talvi

El precandidato presentó sus propuestas económicas.

"Papá, esto es un estado de bienestar de verdad", contó Talvi que le dijo su hijo Ramón desde Madrid, donde vive y estudia. Foto: Francisco Flores
"Papá, esto es un estado de bienestar de verdad", contó Talvi que le dijo su hijo Ramón desde Madrid, donde vive y estudia. Foto: Francisco Flores

Ramón Talvi vive y estudia en Madrid desde el año pasado. Va a una universidad pública, usa el transporte público, estudia en las bibliotecas estatales, pasa un buen rato de sus horas libres en las plazas públicas, hace deporte en los gimnasios municipales y se atiende en las policlínicas de salud pública.

“Papá, esto es un estado de bienestar de verdad”, le dijo Ramón -muy entusiasmado- a su padre, el precandidato colorado Ernesto Talvi, al tiempo de haber llegado a España en 2018.

El cuento lo hizo este martes el propio Talvi en un desayuno organizado por la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM) en el Club de Golf del Uruguay, donde anunció las principales medidas de su programa económico ante un auditorio integrado básicamente por empresarios y políticos. “Esto no es para improvisados, hay que estar preparados y nosotros estamos preparados”, afirmó Talvi, quien es muy nuevo en la política pero tiene encima unos cuantos eventos de ADM como el de ayer.
Aggiornar los consejos de salarios, instalar directorios de empresas públicas con criterios exclusivamente técnicos y derogar el decreto que permite las ocupaciones, fueron algunas de las medidas presentadas por el líder de Ciudadanos, el sector que representa la renovación en el Partido Colorado.

Hoy Talvi está segundo en todas las encuestas, detrás del expresidente Julio María Sanguinetti.

Talvi dijo que sueña con “dignificar lo público” y que un modelo como el que existe en los países europeos (y que tiene maravillado a su hijo Ramón) pueda aplicarse acá, aunque no de un día para el otro.

El economista dijo que debe recuperarse el modelo batllista -“donde lo público esté al servicio de todos y de buena calidad” y donde la educación “vuelva a ser la gran igualadora”- que “tiene capacidad integradora, porque se comparten espacios públicos”, da una “sensación de comunidad y no islotes donde nos encerramos con los que son parecidos a los nuestros y vemos a los otros casi como pertenecientes a otra cultura”. Pero, a juicio del precandidato, en Uruguay “se cobran impuestos finlandeses y se brindan servicios latinoamericanos”.

¿Y cuáles son los principales planteos a nivel económico? Para empezar, un tipo de cambio competitivo y tarifas públicas a precios internacionales. También promete en los directorios “personas enormemente capacitadas” y anunció una medida radical: que los que dirigen las empresas no se puedan postular a elecciones.

“Se terminó el tiempo de los directores políticos, se terminaron los premios consuelo, el uso de las empresas del Estado como plataforma de campaña presidencial”, afirmó Talvi.

Al igual que otros candidatos de la oposición, no eliminaría los consejos de salarios pero sí los cambiaría, teniendo en cuenta los problemas de empleo y conflictividad. Proyecta agregar a la ley de negociación colectiva mecanismos de prevención de conflictos (hoy muchos convenios ya los tienen), así como facilitar mecanismos para que empresas y trabajadores negocien en forma bipartita. El precandidato también quiere derogar el decreto que permite las ocupaciones como parte del derecho de huelga, aprobado en la primera administración de Tabaré Vázquez.

Talvi criticó la reciente medida de control obrero en MontevideoGas y el anuncio del sindicato de Ancap de interrumpir el suministro de combustible: “Es una extorsión, un abuso flagrante del poder de quienes manejan el servicio monopólico público”. Entonces, con ironía, aseguró que “hasta los que manejan kioscos van a pensar que Siria es un mejor lugar para invertir que Uruguay”.

¿Y piensa eliminar el Impuesto a las Rentas de las Personas Físicas (IRPF)? Fue la última pregunta de la mañana y tuvieron que hacerla dos veces. Al final Talvi respondió que eso no es posible “ni deseable” hoy. “Quien diga que va a bajar impuestos de la noche a la mañana, no dice la verdad”, aseguró.

más

Si pierde, acepta ser vice de Sanguinetti

¿Aceptaría ser candidato a vicepresidente si Julio María Sanguinetti gana la elección interna colorada? “Confiamos en poder ganar, en los descuentos, con gol de cabeza y en el área chica, pero si no nos toca estaremos dónde sea más útil para el partido”, respondió el precandidato Ernesto Talvi y recibió uno de los pocos aplausos cerrados de la mañana.

El mensaje era claro: aceptará ser candidato a vice. “Si consideran que otra fórmula es mejor, por ejemplo que incluya a una mujer, no hay problema con nosotros. Y si consideran que la mejor fórmula es Sanguinetti-Talvi o Talvi-Sanguinetti, iremos con la mejor fórmula”, dijo el precandidato.

Hace algunas semanas Sanguinetti había dicho en una entrevista en el programa Diario de campaña de Nuevo Siglo TV que no se ve segundo pero que, si eso sucede, será “un soldado de la causa” e irá como candidato a vice.

En el desayuno de ADM, Talvi habló de la situación del país y dijo que “la decadencia va camino a acentuarse”, ya que “la mitad de los chicos que nacen, lo hacen en las periferias pobres” y “los condenamos a la changa, la informalidad, la dependencia a los planes sociales del Mides o, peor aún, a ser semilleros de narcotraficantes, a elegir el delito como forma de vida”.

Para el precandidato colorado, el Frente Amplio "fue el último intento por revertir la decadencia”, ya que “al fin y al cabo no había gobernado nunca”. Pero, a su juicio, fracasó “estrepitosamente".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)