La ruta del dinero K

Bianchi denunció los "lazos profundos" del gobierno con Irán

La diputada espera que no le “pase nada” por decir que a Nisman lo asesinó “una célula de Hezbollah”.

Graciela Bianchi por Arotxa
Graciela Bianchi por Arotxa

Tras conocerse sus afirmaciones de que tiene "pruebas" de que al fiscal argentino Alberto Nisman en 2015, mientras indagaba la vinculación del anterior gobierno argentino de Cristina Fernández con el atentado a la mutual judía AMIA en su país, lo asesinó "una célula del Hezbollah" que operó en Montevideo, la diputada nacionalista Graciela Bianchi volvió a mencionar los "lazos del gobierno del Frente Amplio con Irán", país que está en la línea de investigación del atentado de 1994 a la mutual israelita en Buenos Aires.

Ayer asistió a la comisión legislativa sobre lavado de activos de la Cámara de Representantes, que estudia la denominada ruta del dinero K en Uruguay, el fiscal general Jorge Díaz, con el que Bianchi intercambió comentarios sobre "las necesidades jurídicas para enfrentar los delitos transnacionales". La legisladora es miembro de la referida comisión legislativa.

Reserva.

En buena parte de la reunión con Díaz se suspendió la toma de la versión taquigráfica y se pasó a sesionar en forma reservada.

La legisladora había sostenido la noche del miércoles 3 en el Parlamento y ante varios periodistas que "las reuniones de la gente de Hezbollah con funcionarios argentinos que también participaron en el homicidio (de Nisman) se hicieron acá" en Uruguay, informó. Y que el fiscal argentino Eduardo Taiano la convocó para que preste declaración en Buenos Aires y aporte las pruebas que tenga sobre el caso.

La diputada indicó que durante una reunión promovida por la Embajada de Estados Unidos en el Senado argentino, se les dio "mucha prueba, mucha información" de la presencia "de células de Hezbollah acá en Uruguay".

"En 2016 fuimos invitados —no en forma reservada, pero más o menos— algunos integrantes de las comisiones que estamos vinculados a estas investigaciones", informó.

"Espero que no me pase nada a partir de decir esto", indicó Bianchi.

"Las células (terroristas) en el Uruguay están inactivas. Tienen una base de funcionamiento sobre todo para la obtención de dinero", añadió. Este último hecho es el que la comprende debido a que se debe estudiar dentro del lavado de activos que se analiza en la comisión del Parlamento, explicó.

"El problema del lavado de activos, en especial para Estados Unidos y para los europeos, es un problema muy grave precisamente por estar detrás de los dineros del terrorismo. En consecuencia ellos nos van proporcionando información a los que queremos investigar y nos acumulan de pruebas" (sic), dijo.

Aliados.

La diputada Bianchi sin embargo no quiso revelar más detalles de la información que posee debido a que ya hay en el país "inconvenientes graves de investigación".

"Tenemos un partido de gobierno que en su gran mayoría es de origen guerrillero y que tiene lazos muy profundos con Irán —reconocidos públicamente— y además con Venezuela" que es aliado del país islámico, indicó.

Hezbollah tiene vinculaciones logísticas con el gobierno iraní, que está en la línea de investigación de Argentina como responsable del atentado a la mutual israelita AMIA. Además, desde el punto de vista religioso la organización y el gobierno de ese país son chiitas, que es una de las principales ramas del Islam. En la reunión de la comisión legislativa, el fiscal Díaz planteó "la necesidad de tener una cooperación internacional penal", a través de una institucionalidad diferente. También se refirió a la creación de algunas fiscalías en algunos lugares específicos del interior del país.

La comisión continuará con su trabajo en los próximos días con nuevos invitados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º