MARCHA DEL SILENCIO

Bayardi entregó a Familiares información del “segundo vuelo”

Bajo lluvia marcharon ayer por 18 de Julio por paradero de desaparecidos.

La lluvia no evitó que los familiares desplegaran su ya tradicional marcha por la principal avenida. Foto: Gerardo Pérez
La lluvia no evitó que los familiares desplegaran su ya tradicional marcha por la principal avenida. Foto: Gerardo Pérez

La previa de la 24° Marcha del Silencio que se realizó ayer por 18 de Julio fue sin lugar a dudas de las más agitadas en los últimos años. Por el tono de los discursos del entonces comandante en jefe del Ejército Nacional, Guido Manini Ríos (cesado por el presidente Tabaré Vázquez), por el descabezamiento de la cúpula militar y de Defensa, declaraciones de José Nino Gavazzo ante un Tribunal de Honor y por las que hizo en una entrevista con El País.

Ayer ni la lluvia evitó que Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos durante la dictadura (1973-1985) desplegara su ya tradicional marcha por la principal avenida de Montevideo, desde Rivera y Jackson hasta la Plaza Libertad.

“Que nos digan dónde están”, fue la consigna compartida por Familiares de Detenidos-desaparecidos, por autoridades del Poder Ejecutivo, candidatos a la Presidencia y legisladores. Con paraguas en mano, marcharon el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, el expresidente José Mujica y el cardenal y arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla.

También estuvieron los precandidatos del Frente Amplio Daniel Martínez, Carolina Cosse, Oscar Andrade y Mario Bergara, así como los senadores del Frente Amplio, Rafael Michelini y Charles Carrera y Pablo Mieres del Partido Independiente.

La marcha que partió con extrema puntualidad a las 19 horas, hizo como todos los años varias paradas, la primera fue en la Universidad de la República, luego ya desde la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) los altoparlantes a ambos lados de la avenida dejaban escuchar los nombres de cada una de los 192 personas detenidas-desaparecidas.

En julio de 2015, la Secretaría de Derechos Humanos de Presidencia de la República confirmó que esa era la cantidad de personas desaparecidas “en el marco de las acciones ilegítimas del Estado comprendidas dentro del período 1968-1985”.

Uno de los integrantes de la Familiares Detenidos, Ignacio Errandonea, se mostró emocionado por la “cantidad de gente” que aún bajo una ininterrumpida lluvia, decidió salir a marchar. “Demuestra el compromiso que tenemos con la verdad, con la memoria y con la justicia”, apuntó.

Oscar Urtasún marchó ayer más adelantado que el resto en reclamo del paradero de su hermano. Foto: Gerardo Pérez
Oscar Urtasún marchó ayer más adelantado que el resto en reclamo del paradero de su hermano. Foto: Gerardo Pérez

Por su parte, Oscar Urtasún decidió marchar adelante del gran cartel que abre el tradicional recorrido quien incluso bajo lluvia y con sus 70 y algo de años respondió las preguntas de El País. “Hace 41 años nada más que vengo atrás de estas verdades, que no se dan, de estas verdades secuestradas. El estar con la gente levanta un poco el ánimo a pesar de todo lo que hacen los que detentan el poder, que no hacen nada. La verdad está en los cuarteles.

La verdad está entre los asesinos. El gobierno sabe dónde está la verdad”, señaló.

Desaparecido

El 2 de mayo, un día después del acto por el Día de los Trabajadores, Familiares accedió a una reunión en carácter de urgente con el nuevo ministro de Defensa Nacional, José Bayardi. Según contó a El País, Errandonea, el secretario de Estado entregó información complementaria a las actas ya conocidas del Tribunal de Honor en las que Gavazzo admite haber desaparecido el cuerpo del joven tupamaro, Roberto Gomensoro, entre otras cosas.

El integrante de Familiares dijo a El País que en el encuentro se le transmitió al ministro lde Defensa José Bayardi la “preocupación” sobre “qué tipo de política se iba a llevar” en materia de esclarecimiento de delitos de terrorismo de Estado. Pero además, Familiares pidió a Bayardi las actas del Tribunal de Alzada y la copia de la sentencia del denominado “segundo vuelo” porque “en el fallo decían que uno de los compañeros estaba vivo” y se comprobó que no era así.

Errandonea se refería a Miguel Ángel Moreno Malugani, desaparecido en Buenos Aires en 1976 y que justamente, de acuerdo a la ficha del equipo de investigación histórica de la Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente de Presidencia de la República a la que accedió El País, está en “proceso de desaparición”.

Según contó a El País, fue el propio Gavazzo quien señaló ante la Justicia que él estaba vivo en México para justificar la no existencia del llamado “segundo vuelo”. Se denomina así a un traslado clandestino de 22 militantes del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) desde Buenos Aires a Montevideo, hoy todos desaparecidos.

Por otra parte, integrantes de Familiares, así como el propio senador del Frente Amplio Rafael Michelini rechazaron las declaraciones del nuevo comandante en jefe del Ejército, Claudio Feola, quien manifestó en el acto por el Día del Ejército que repudiaba los “desvíos y excesos del pasado”.

MÁS

Sturla participó de oración en una celebración ecuménica

El cardenal y arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla, participó ayer en la tarde junto al director de la Secretaría de Derechos Humanos de Presidencia de la República, Nelson Villarreal, de una oración en una celebración ecuménica en memoria de las personas detenidas-desaparecidas en dictadura. Sturla que se negó a otorgar declaraciones a la prensa, había dicho el sábado en una misa en la Catedral con motivo del aniversario del 208° aniversario del Ejército Nacional que “estos últimos meses han sido de dolores y desencuentros que han tocado al Ejército y sus relacionamientos con la sociedad de un pasado que necesita la luz de la verdad, la justicia y el perdón”. Por otro lado, según recogió radio Universal, el cardenal señaló que “el compromiso asumido por el comandante en jefe llena de esperanza no solo a los familiares sino a la mayoría de nuestra gente”. Por su parte, Villarreal dijo ayer a El País que el Ejército debe reconocer que existió “terrorismo de Estado”, al tiempo que reclamó “seguir asumiendo” la búsqueda de la “verdad y justicia”. Minutos antes, en rueda de prensa, rechazó las declaraciones de Feola del fin de semana.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)