CENTRAL SINDICAL 

Batalla presupuestal: el Pit-Cnt prepara un paro general y se encamina a ir contra la LUC

El gobierno presenta el lunes el Presupuesto y la central ya definió una movilización en el Palacio y un paro de 24 horas. Lo hizo antes de conocer el texto y tras una discusión interna.

Movilización del Pit-Cnt. Foto: Francisco Flores.
El Pit-Cnt y sus socios de la Intersocial se movilizarán contra el Presupuesto. Foto: Francisco Flores.

Viernes, un rato después de las 10 de la mañana. Entre termos, mates y algún que otro tapaboca, la sede del Pit-Cnt es escenario de reuniones de diferentes sindicatos. Fernando Pereira -una de las caras visibles de la central- se baja de una camioneta y entra al edificio de la calle Jackson. Le miden la fiebre con un termómetro y sube a su despacho.

Todos saludan a su paso a este dirigente histórico de Magisterio que será el presidente del Pit al menos hasta el congreso que se realizará el próximo año. Este es un momento bisagra de la vida del país y también en cuanto al relacionamiento de la central con el gobierno de Luis Lacalle Pou. “Vienen años oscuros”, dice Pereira a El País, en la medida “que haya achicamiento de los salarios y del Estado y que no se mejore el presupuesto educativo, de salud y de vivienda”.

Hay dos grandes temas que ocupan por estas horas a Pereira y a la cúpula del Pit-Cnt: la forma con la que darán la batalla presupuestal y también la campaña contra la Ley de Urgente Consideración (LUC).

El Presupuesto ingresará mañana lunes al Parlamento y el Pit-Cnt ya tiene en marcha su plan inicial de lucha contra este proyecto que define cómo se repartirá el dinero del Estado en los próximos cinco años, justo en el marco de una crisis inédita por el COVID-19. La central intentará cambiar el rumbo de la ley y para eso proyecta una movilización frente al Palacio Legislativo el 10 de setiembre y un paro general el 17.

La LUC, en tanto, es ley desde hace casi dos meses pero recién ahora la central está por resolver si se embarca en una campaña para ir a un referéndum. La misión es difícil: necesitan recolectar unas 700.000 firmas. Lo decidirán el próximo 9 de setiembre en la Mesa Representativa y, según supo El País, hoy la posición de la mayoría de los sindicatos es favorable, aunque algunos de sus referentes no están del todo convencidos.

Es el caso de Pereira y de Joselo López, secretario general de la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE). El primero cree que este no es el momento para dar una batalla así. “Pero mi sindicato lo aprobó por mayoría y es muy entendible”, dice. Y luego justifica: “Hay cambios muy profundos en la educación, entre otros la desaparición del Consejo de Primaria con tres miembros, que tiene más de 100 años de historia, y la desaparición de la representación docente en los consejos”.

López también duda, aunque aclara a El País que no está a favor de la LUC “ni mucho menos”. Pero, argumenta, es complicado llegar a la cantidad de firmas requerida y, si no se llega, “se fortalece la ley y al gobierno que la impulsó”.

Clases en pandemia de COVID-19. Foto: Francisco Flores
Javier Iglesias, de la Federación Nacional de Profesores de Educación Secundaria (Fenapes) y ADES Montevideo, dice que habrá nuevas medidas. Foto: Francisco Flores

Salarios.

Aun sin conocer el texto del proyecto de Presupuesto, en la central afirman que Lacalle incumple su promesa de que no caería el salario real. Para el presidente del Pit-Cnt, un tema que inclina la balanza hacia una postura confrontativa es la pauta salarial para los funcionarios públicos, con pérdida de 5% en el quinquenio. Eso se contradice con una primera propuesta en la que al final del período se alcanzaba el poder de compra. “Este cambio es fuertemente negativo”, dice Pereira. “No es un tema menor: hay una propuesta de caída, cuando debería ser de crecimiento”, avisa.

El presidente del Pit-Cnt sostiene que hay discursos que “satanizan” a los funcionarios públicos, quienes estuvieron “en la primera línea del combate al COVID”. Pereira ya hizo contactos con miembros del gobierno para que se reanalice el tema.

En la central también preocupa el anuncio de ahorro de más de 900 millones de dólares, ahora para 2021. Gabriel Molina, secretario de Prensa y Propaganda del Pit-Cnt y presidente del Sindicato Único de las Telecomunicaciones (Sutel), afirma que las cosas hay que decirlas por su nombre y que "es un Presupuesto de recortes, no de ahorro" que afectarán “a la mayoría del pueblo”.

Entonces agrega que las empresas públicas “tendrán dificultades para mantener los servicios adecuados para la gente” y “no tener inversión pública es complejizar más el papel del Estado”.

Entre las medidas ya previstas está la movilización en torno al Palacio Legislativo de la llamada Intersocial en la tarde del jueves 10 de setiembre, donde habrá un acto en el que se plantearán los principales reclamos. Una semana más tarde, la central obrera hará un paro general de 24 horas con una variedad de reclamos que va desde trabajo, salario, contra la LUC y por “un Presupuesto que atienda las necesidades de la gente”.

Además, en las semanas previas al paro habrá asambleas para que los trabajadores “entiendan la medida” y ese día organizarán fogones en barrios de Montevideo y ciudades del interior explicando por qué hay paro.

“En lo posible intentaremos llegar a la mayor cantidad de uruguayos para que, compartiendo o no, como mínimo entiendan que hay argumentos y que si la gente pasa mal, el Pit-Cnt no puede mirar al costado”, dice Pereira.

En la última Mesa Representativa hubo una discusión táctica sobre cuál era la mejor fecha para el paro general. Pereira, y sobre todo muchos delegados del sector privado, pensaban que lo mejor era esperar a octubre para que la discusión del Presupuesto pudiera avanzar y el paro se pudiera explicar a la población con más tiempo, además de alejarlo de las elecciones departamentales.

Pero primó una postura que planteó López de COFE, quien mocionó para hacer el paro antes del 20 de setiembre, cuando vence el plazo para que el gobierno de Lacalle envíe un mensaje complementario. La idea es poder presionar antes de esa fecha. Y ganó esa postura, detrás de la cual se encolumnaron todos, según supo El País.

Fernando Pereira y Gabriel Molina en acto del Pit-Cnt. Foto: Archivo El País
Fernando Pereira y Gabriel Molina en acto del Pit-Cnt. Foto: Archivo El País

-¿No es raro definir medidas contra un Presupuesto que aún no conocen?

-Hay un conjunto de aseveraciones que reflejan que habrá recortes -responde Pereira-. Si alguien dice que recortará 900 millones de dólares, no necesito leer para saber que se verán afectadas muchas áreas del sector público y es muy difícil pensar que, con ese monto, no se toquen políticas centrales.

-¿Y por qué un paro en medio de una pandemia? ¿No es una señal contradictoria?

-Está claro que nos van a criticar eso. Capaz que lo critica gente que estuvo parada 60 días -admite el presidente del Pit-Cnt y eleva su tono-. ¿Y te preocupás por un día? Siempre cuestionan un paro: no conozco uno que no haya sido cuestionado por algún sector. Pero es natural que paremos cuando hay problemas de trabajo. Se rebaja el Presupuesto nacional, habrá recortes importantes en los servicios públicos, bajan los salarios de los trabajadores y hay familias alimentándose en las ollas populares. Lo inentendible sería que el Pit-Cnt no hiciera nada.

¿Un año con menos paros en escuelas y liceos?

En los años de Presupuesto suele haber más paros de lo habitual en la educación. ¿Se repetirá esta vez? “Lo estamos evaluando con mucho cuidado porque es un problema”, admite Fernando Pereira, presidente del Pit-Cnt e integrante de la Federación Uruguaya de Magisterio (FUM). “Siempre estuvo en el ideario de la educación la protección del trabajador pero también de los niños y las niñas. Y en un año tan complejo, donde ellos van dos o tres veces por semana a clase y han tenido una vida difícil, debe haber mucha mayor reflexión a la hora de votar una medida”, dice Pereira. “Tampoco es que no vamos a hacer nada: veremos cómo hacer movilizaciones fuera de horario, generar propuestas alternativas”, explica el sindicalista.

Pero Javier Iglesias, de la Federación Nacional de Profesores de Educación Secundaria (Fenapes) y ADES Montevideo, dice que habrá nuevas medidas, a pesar de la pandemia. “Es la primera vez desde 2005 que aparece un recorte salarial y presupuestal. Hay un clarísimo retroceso que pagarán los estudiantes”, afirma. Y concluye: “Es una invitación al conflicto”.

En tanto, la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE), que nuclea a los sindicatos de la Administración Central, ya rechazó la pauta salarial y el jueves hizo un paro de 24 horas, el primero contra este gobierno en el sector público. Por estas horas debe acordar un convenio con beneficios extrasalariales, que van desde lentes a partida por asiduidad. “Si se tranca, habrá más medidas”, avisa su secretario general, Joselo López.

“Se cortará la luz más seguido", dice gremio de UTE

El sindicato de trabajadores de UTE instalará este lunes una carpa frente al Palacio de la Luz para informar que a la empresa “le será imposible funcionar”, dice su presidente, Gabriel Soto. Eso tras conocer el presupuesto de la empresa. “A la gente se le cortará la luz más seguido y por más tiempo”, asegura Soto. A diciembre de 2021, habrá un recorte de 250 millones de dólares en inversiones, funcionamiento y personal, según datos a los que accedió el gremio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados