El combustible queda igual

Aumento de tarifas entra en el debate electoral del 2019

Suben Antel, el agua, la luz y el supergás.

Álvaro García fue el elegido por Vázquez para hacer el anuncio. Foto. EFE
Álvaro García fue el elegido por Vázquez para hacer el anuncio. Foto. EFE

¿Cuándo se va a bajar la tarifa eléctrica, bo?", se preguntó el vocero del PIT-CNT Gonzalo Castelgrande en el acto del 1° de mayo de 2018. El dirigente sindical les pidió a los representantes del gobierno sentados en primero fila que "por favor" se bajen los precios de las tarifas públicas. Sin embargo, su solicitud no encontró eco en "el gobierno amigo" que ha tenido en el movimiento sindical un aliado.

Es que el Poder Ejecutivo liderado por Tabaré Vázquez decidió ayer volver a aumentar las tarifas de las empresas públicas. La diferencia es que para el 1 de enero del 2019 resolvió que los combustibles no aumenten y que el resto de las subas sean iguales a la inflación anual o por debajo de ese indicador.

Esta es quizás la última decisión del gobierno frenteamplista antes de entrar en el año electoral, con las particularidades que eso conlleva. Es que los dirigentes oficialistas, saben que la posibilidad para ganar el cuarto gobierno consecutivo está amenazada y será la elección más compleja desde el 2004.

Por eso los ministros reunidos con el jefe de Estado analizaron el contexto e hicieron "esfuerzos" para evitar tomar una decisión "más antipática" en momentos políticos "delicados". Así lo comentó a El País una fuente técnica que participó de las negociaciones asesorando al presidente Vázquez.

El anuncio fue realizado por el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Alvaro García, en la Torre Ejecutiva. En el caso de OSE el aumento será de 7,8%, siendo ese caso el único que aumenta casi el mismo porcentaje que la inflación. El resto de los aumentos García destacó que son por debajo del Índice de Precios al Consumo que en los últimos doce meses se ubicó en 8,05%.

Antel aumentará 7% y UTE 5,7%, detalló el jerarca. En el caso de UTE, García anunció que 115.00 clientes de pequeñas y medianas empresas tendrán un descuento de 20% en su tarifa desde el 1 de enero.

En el caso de los combustibles (Ancap) quedarán igual: ni aumentan, ni registrarán una rebaja como demanda la oposición y exigen los productores del agro. Incluso en el caso del supergás registrará un aumento casi igual que la inflación (7,8%).

Este último caso fue el que más discusión le llevó al gobierno. Dos fuentes del equipo de Vázquez comentaron a El País que Ancap pretendía aprobar un "pequeño aumento en algunos combustibles" pero por debajo de la inflación. Uno de los informantes aclaró que en este caso la posición de la ministra de Industria, Carolina Cosse —quien fue oficializada por el frente Amplio como una de las precandidatas para la elección interna— fue la que primó para evitar decretar un nuevo aumento.

Sin embargo, en el gobierno entendieron que no es tiempo de aprobar una reducción del precio de los combustibles porque visualizan una "altísima volatilidad" en el precio del crudo.

Contienda electoral.

En la oposición política el diputado blanco Pablo Abdala ya resolvió convocar a la Comisión Permanente a los ministros de Economía, Danilo Astori, y a la de Industria, Carolina Cosse, para que den explicaciones sobre los aumentos de tarifa.

El legislador del Partido Nacional había adelantado su decisión unos días atrás y ayer anunció que al no ver una rebaja en las tarifas públicas efectivizará el llamado. "Los combustibles deberían bajar. Están las condiciones dadas. El aumento de UTE no está justificado porque la empresa tiene sobrevaluadas las tarifas. Son un impuesto encubierto", dijo el legislador blanco a El País. Abdala opinó que la decisión del gobierno es una muestra de los debilitado que está y la necesidad de equilibrar las cuentas públicas.

"El gobierno está débil, y enfrenta una coyuntura complicada por sus propios errores y evidentemente hay una fragilidad fiscal. Por eso se están financiando con deuda, impuestos y con aumentos de tarifas", agregó el dirigente blanco.

Para el senador y precandidato colorado José Amorin la decisión del gobierno de Vázquez es otro "tarifazo". "Se confirmó otro Tarifazo. Esperaron hasta el último momento para dar a conocer otro capítulo del ajuste fiscal Frente Amplio", escribió en su cuenta de la red social Twitter. En la misma línea opinó el senador blanco Alvaro Delgado. "Siguen utilizando tarifas públicas para recaudar. La UTE tenía margen para bajar un 10 % en la factura eléctrica de hogares y los combustibles también tenían margen para bajarlos", sostuvo en Twitter.

El tema entra en la campaña electoral por ser una de las preocupaciones centrales de la ciudadanía. Después de la seguridad, los temas económicos y el desempleo son los puntos que más preocupan a la gente, según la última encuesta de Equipos Consultores que maneja el gobierno.

De hecho, es uno de los puntos elegidos por los dirigentes de la oposición para desarrollar en la campaña. El precandidato blanco Luis Lacalle Pou, al presentar sus lineamientos de campaña, dijo que el país necesita un desahogo en el precio de los combustibles

El gobierno actual tiene la necesidad de bajar el déficit que actualmente está en 3,9%. Su promesa de campaña fue entregar el mandato con un déficit de 2.5% del PIB. Una reducción en las tarifas públicas le impediría al gobierno abatir el desequilibrio fiscal.

Blanco en la Ursea en contra

La Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (URSEA) deberá analizar y aprobar en su directorio el aumento de tarifas. Uno de sus directores, quien representa a la oposición, el blanco Fernando Menéndez, emitió un comunicado en el que anuncia que votará en contra de la decisión del gobierno.

"Quiero expresar mi rechazo a la forma poco seria de tramitar una medida de tal significación, no dejando margen de maniobra para un estudio completo y profundo de la Unidad Reguladora, que cumpla cabalmente con lo que disponen las leyes y la reglamentación", expresó.

El director dijo que en el caso de la URSEA han trabajado, tanto el directorio, como el equipo técnico con responsabilidad y seriedad.

Director cree que se podía bajar combustible

El director nacionalista de Ancap, Diego Labat, consideró que estaban dadas las condiciones para bajar el precio de los combustibles y votó en forma negativa la resolución que los dejó sin cambios. Labat entiende que los precios del petróleo, tanto al contado como a futuro, creaban la posibilidad de aprobar una rebaja.

Hoy el futuro a diciembre de 2019 está cotizando a US$ 54,5 el barril, esto es casi un 28% por debajo de la referencia de 2018 de US$ 75

El tipo de cambio que proyecta la encuesta del expectativas del Banco Central del Uruguay da un promedio para 2019 de aproximadamente $ 34. Esto lleva a que el valor del petróleo medido en pesos que se proyecta para 2019, esté cerca de un 18% por debajo de las referencias de ANCAP de 2018, sostuvo Labat.

"Entiendo que se podría hacer una disminución en el precio, que aunque no llegue a la paridad de importación, permita mejorar la competitividad de nuestro país", señaló Labat.

Los mercados de la región que operan con más flexibilidad que en Uruguay, vienen procesando hace ya varias semanas rebajas de precios acordes a la baja del precio del crudo, agregó el director blanco.

En tanto Ancap emitió un comunicado para justificar la decisión de no bajar el precio de los combustibles. "Si bien el crudo bajó del promedio de 2018 cerca de un 30%, el tipo de cambio subió aproximadamente un 10%", dice el mensaje enviado a los medios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados