EL PEPEPREGUNTON

¿Así será?

El miedo, de golpe, se volvió la forma. Hay que infundir temor. Si gana Luis Lacalle Pou van a pasar cosas malas. Seremos la Argentina de Macri. El Chile de Piñera. El Brasil de Bolsonaro.

El balotaje está cerca. Y el Frente Amplio sabe que, si quiere retener el gobierno, tiene que jugar fuerte. Ya no es momento de medias tintas. Ni para pedir el voto para “hacerlo mejor” o generar “un nuevo impulso”. Hay que ir por todo. Y eso es lo que busca la nueva campaña, con José Mujica como titiritero y Yamandú Orsi como cara visible. Hay que poner las cosas en términos de blanco o negro. De buenos y malos. De ellos o nosotros.

El miedo, de golpe, se volvió la forma. Hay que infundir temor. Si gana Luis Lacalle Pou van a pasar cosas malas. Seremos la Argentina de Macri. El Chile de Piñera. El Brasil de Bolsonaro.

El senador Rafael Michelini ya lo había advertido antes de las elecciones en las que no retuvo su banca. Pero ahora, con los nubarrones en el horizonte, nada menos que la vicepresidenta y número dos del MPP, Lucía Topolansky, fue quien lanzó la advertencia. “El primer año de gobierno de una coalición de derecha generará una enorme movilización social. Me parece muy dudoso que esa coalición pueda resistir. Eso va a generar mucha inestabilidad en Uruguay”, dijo.

¿De qué habla la vicepresidenta? ¿Qué nos está queriendo decir? ¿Que si no gana el Frente Amplio la movilización social podría tumbar a un nuevo gobierno? ¿Es una opinión, una advertencia o directamente una amenaza?

¿Quién liderará esa inmensa e incontenible movilización social que pondrá en jaque al nuevo gobierno? ¿El MPP? ¿El Partido Comunista? ¿Estarán juntos en eso? ¿Y qué buscarán con eso? ¿Solamente manifestar su discrepancia con un gobierno que no comparta sus ideales o provocar levantamientos populares tan poco espontáneos como los que en Chile han costado decenas de vidas y generado pérdidas millonarias?

¿De qué se trata? ¿De trabajar desde el primer día, como los peronistas en Argentina, para mostrar que si no gobiernan ellos nadie podrá hacerlo?

¿Qué socios van a tener en esa tarea? ¿El Pit-Cnt? ¿Qué se estará preparando desde ya en la central sindical para el caso de que el Frente Amplio, la fuerza a la que pertenecen y responden los principales dirigentes sindicales, sea desalojada del gobierno por las urnas? ¿Van a paralizar el país? ¿Van a adoptar medidas que afecten la economía y empujen a la nueva administración a ejercer la autoridad, para después denunciar que el nuevo gobierno reprime y criminaliza la protesta?

¿Eso es ser democrático? ¿O la democracia es un sistema que para algunos solo es válido cuando ellos ganan y marcan las reglas, pero no sirve y debe ser derribado, por las armas como en el pasado o con levantamientos populares debidamente organizados y coordinados, cuando el que ejerce el poder es otro?

¿Representan las advertencias de Michelini y las amenazas de Topolansky a todo el Frente Amplio?

¿Dónde están los moderados, con el mismísimo Daniel Martínez a la cabeza, que no ponen un freno a estas desmesuras?

¿Dónde están los que, en el discurso o en los carteles, reivindican al general Líber Seregni, que no levantan la voz ante estos exabruptos?

¿Este es el nuevo Frente Amplio? Sería bueno saberlo.

[email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)