DESAPARECIDOS

Así será la ruta de los restos óseos encontrados en el Batallón N° 13

Si bien el esqueleto ya fue retirado del lugar, los científicos necesitan estudiar otros indicios del área que pudieran aportar pistas para la pesquisa judicial.

Hallazgo de restos óseos en el Batallón N° 13. Foto: Marcelo Bonjour
El cráneo hallado en el campo del batallón despierto. Foto: Marcelo Bonjour

A las 20.30 horas del miércoles, los arqueólogos y antropólogos que hallaron “el esqueleto (casi completo) de un adulto” en el Batallón N° 13, terminaron de “levantar” los restos óseos y entregaron todo el material a la custodia de Presidencia.

La lluvia de ayer impidió que se continuara el trabajo en el terreno inundable. El esqueleto había sido encontrado en un barranco, a pocos pasos del arroyo Miguelete. Pero hoy, “si el tiempo acompaña”, se continuará con la búsqueda, dijo la antropóloga Alicia Lusiardo, jefa de la investigación.

Si bien el esqueleto ya fue retirado del lugar, los científicos necesitan estudiar otros indicios del área que pudieran aportar pistas para la pesquisa judicial. Durante el trabajo del martes y miércoles, los técnicos usaron un detector de metales, imprescindible para localizar restos de proyectiles, pero “el aparato jamás sonó”.

Además de huesos, en el lugar fue hallada parte de lo que sería una camisa. El tipo de vestimenta, más la apariencia de algún hueso a simple vista, podría implicar que el cuerpo fuera de un hombre. Pero “afirmarlo ahora sería irresponsable, porque una regla de oro en la antropología forense es nunca sacar conclusiones en la fosa”, explicó Lusiardo. Los restos tienen que limpiarse, hay que quitarles toda la cal por la que estaban cubiertos, y deben ser examinados sobre una mesa de laboratorio.

Durante el descubrimiento del último enterramiento de un desaparecido en la dictadura uruguaya, Ricardo Blanco, el 16 de marzo de 2012, apareció una tela floreada que fácilmente podría confundirse con la blusa de una mujer. Sin embargo, tras la pericia en el laboratorio se concluyó que era parte de un calzoncillo masculino.

Ni bien la jueza Isaura Tórtora convoque a una reunión de procedimiento técnico, se designará el laboratorio en el que la antropóloga Lusiardo analizará el esqueleto “por al menos una semana”. Recién luego, y viendo dónde están las mejores muestras de material genético, “se enviará al laboratorio cordobés” que podrá demorar otras dos semanas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados