Política Estatal

Arismendi contra los que critican a "pichis"

La ministra defendió la asistencia que brinda el Mides.

Postura: la ministra Marina Arismendi estimó que se debería pedir perdón por las décadas que Uruguay generó exclusión social. Foto: Ariel  Colmegna.
Postura: la ministra Marina Arismendi estimó que se debería pedir perdón por las décadas que Uruguay generó exclusión social. Foto: Ariel Colmegna.

"Nos pegan en dos cosas que nos hacen distintos, la políticas sociales y la ética. Son las dos cosas en que nos pegan y nos pegarán más el año que viene", aseguró la ministra de Desarrollo Social Marina Arismendi en referencia a la oposición.

En una reciente charla organizada por el Partido Comunista, de cara a la elaboración del programa del Frente Amplio, la titular del Mides llamó a prepararse para el debate ideológico que tendrá que dar la coalición el año que viene durante la campaña electoral.

Se paró firme en la defensa de las políticas de transferencias monetarias (asignaciones familiares y la tarjeta Uruguay social) sin pedir una contrapartida a cambio y envió un mensaje a los que cuestionan la política aplicada durante los gobiernos de la izquierda: "El Mides no es el ministerio de los pichis".

"¿Le tenemos que pedir contrapartida?, porque en realidad si estoy dando mil pesos si tiene un hijo y si tiene cuatro hijos más o menos cinco mil y algo. ¡Se van a volver ricos con eso!", subrayó con tono irónico en el encuentro realizado el pasado 13 de julio, de acuerdo al video publicado en la página web del PCU. A lo que ella misma se contestó: "No, lo que tendríamos que pedir es perdón por las décadas y décadas que este país generó la exclusión social y porque todavía no tenemos la velocidad, ni la capacidad, ni los dineros como para ir más rápido. ¡Otra que contrapartida! ¿De qué estamos hablando?".

La ministra se enfocó en rebatir algunos de los argumentos que se manejan a nivel de la opinión pública a la hora de cuestionar a las políticas sociales que se vienen aplicando. Según dijo, los llamados "excluidos" quieren trabajar porque en el último llamado realizado el año pasado para el programa Uruguay Trabaja se anotaron 20.000 personas para un cupo disponible de 3.000. Para acceder a estos cupos se pide no tener finalizada la educación Secundaria y estar al menos dos años desocupado. "Si contáramos con 20.000 cupos los llenamos", insistió.

En la opinión de Arismendi, el Congreso del Frente Amplio que se celebrará el primer fin de semana de diciembre —y en el que se debe aprobar el programa de gobierno— es un "buen momento" para debatir sobre el "individualismo" que está cada vez profundizándose más dentro de la sociedad.

"¿Qué pasa con este individualismo que está cada vez más profundizándose no en Uruguay, en el mundo? ¿De quién es la culpa? ¿La culpa es de ese pichi y la gente del Mides que no se rompió como yo trabajando? Porque yo fui a la escuela: ¿Quién te pagó la escuela? Todos los que estamos acá y la sociedad uruguaya y el liceo se lo pagamos todos nosotros", señaló la ministra. El mismo razonamiento lo hizo para el liceo y la universidad.

"Dicen: le están dando asignación y no se dan cuenta que están recibiendo porque es muy abstracto el dinero. Y más cuando hoy los quintiles más altos, por ejemplo en la devolución del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas por tener niños y no se da cuenta que eso es una forma de asignación familiar", señaló Arismendi.

En la misma línea prosiguió: "Hay gente que dice mi mamá y mi papá me pagaron el colegio privado. Falso. Yo te pagué el colegio privado ¿Saben por qué? Porque todo lo que resigna el Estado en las exoneraciones de la educación privada es igualito al presupuesto del Mides. Entonces quiere decir que ni siquiera cuando la familia paga está pagando todo".

En ese marco, la ministra llamó a "desmitificar" y dar pelea sobre algunos de estos pensamientos que se generan a nivel de la sociedad sobre la asistencia que brinda el Mides. Por lo que citó a Richard Sennet para hablar de "la fatiga de la compasión", para describir el fenómeno de simpatías "exhaustas" ante realidades persistentemente dolorosas.

Arismendi llamó en la charla organizada por el PCU a "trabajar por izquierda" sobre esa "fatiga de compasión" en un "pueblo solidario, donde tuvieron lugar fenómenos como el de las ollas populares", para que no se sigan reproduciendo conductas individualistas.

El papel de la economía

La ministra de Desarrollo Social definió a la economía como una de las principales políticas sociales que puede instrumentar un gobierno.

En la lista también incluyó otras como la aplicación del Sistema Nacional Integrado de Salud, la reforma del sistema sanitario, la universalización de la enseñanza primaria a los tres años. "Si se hubiera aprobado el impuesto a las jubilaciones militares ya hubiéramos tenido el presupuesto para llegar a todos los niñitos de 3 años que quisieran ir a la escuela", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)