COMPRA DE CÁMARAS

Arismendi: "La AUF no tenía necesidad ni obligación legal de llamar a licitación"

La ministra dijo que "el único papel que jugó el Ministerio del Interior fue plantear que la identificación de rostros tenía que ser buena para cubrir el derecho de admisión de los clubes y para retirar personas".

Marina Arismendi
Marina Arismendi. Foto: Presidencia

La ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi, dijo esta mañana en conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros que se llevó a cabo en la Torre Ejecutiva que el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dio una breve explicación sobre los sucedido con la compra de cámaras por parte de la AUF.

Arismendi sostuvo que Bonomi "nos explicó nuevamente que el tema de la licitación es un invento de la AUF en el sentido de que no tenían ninguna obligación de hacer licitación y que el único papel que jugó el Ministerio del Interior fue plantear que la identificación de rostros tenían que ser buena para cubrir el derecho de admisión de los clubes y para retirar personas".

"Fue simplemente una apostilla, porque como ustedes saben ─algunos legisladores parece que no─, toda la población sabe que el subsecretario Jorge Vázquez ya se presentó en todos los lugares donde se tenía que presentar: ante Fiscalía, ante la Justicia, ante la Jutep y el Tribunal de Ética del Frente Amplio", indicó.

Al ser consultada sobre por qué se refería a la licitación como un "invento" de la AUF, Arismendi consideró que "quizás la palabra 'invento' fue inconveniente, bórrenla de actas". Luego, explicó que lo que quería decir era que "la AUF es una institución privada", y que "si yo mañana tengo un comercio o una institución privada, no tengo por qué llamar a licitación, el Estado tiene que hacerlo".

La ministra recordó que al gobierno le ha sucedido varias veces que en un llamado a licitación "viene un proveedor que es mas barato, pero la calidad no es la mejor".

"El gobierno dio un plazo para que pusieran cámaras de reconocimiento, y lo que se hizo fue usar ese plazo durante ese tiempo para ver calidad y precio con la licitación. La AUF no tenía necesidad ni obligación legal de llamar a licitación", aseguró.

Los dichos de Arismendi llegan luego de que El Observador informara que el Ministerio del Interior "jugó un rol clave en la elección de la empresa que le vendió el sistema de identificación facial a la AUF". Según ese medio, "la cartera direccionó la decisión, ya que forzó a la AUF y a ITC, firma de Antel que asesoró en el proyecto, a cambiar la empresa que había sido elegida", según surge de una serie de documentos de la compra a los que accedió ese periódico.

Consultada sobre cómo quedaron las relaciones entre el gobierno y la AUF luego de que se dieran a conocer estas informaciones, Arismendi respondió que "siguen siendo entre una organización de fútbol, que es un mundo muy complejo del cuál no voy a hablar porque no estoy especializada, y el gobierno. No es amor o desamor, son relaciones institucionales, no creo que se modifiquen por determinados problemas que los tiene la AUF, no el gobierno".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)