NARCOTRÁFICO A AMBAS MÁRGENES DEL RÍO

Argentina pide a Uruguay más dureza contra narcos

El embajador transmitió la preocupación de su gobierno por narcotráfico.

Uruguay y Argentina mantienen conversaciones para alcanzar un acuerdo. Foto: Ariel Colmegna
Uruguay y Argentina mantienen conversaciones para alcanzar un acuerdo. Foto: Ariel Colmegna

En avionetas, automóviles o lanchas, el río Uruguay parece ser la ruta preferida por los narcotraficantes para trasladar drogas entre Uruguay y Argentina y no ser detectados por las autoridades de ambos países. La situación preocupa al gobierno de Mauricio Macri que ofreció a Uruguay la posibilidad de crear una comisión para ayudar en el combate al narcotráfico.

El nuevo embajador argentino en Uruguay, Mario Barletta, mantuvo la semana pasada una reunión con el ministro de Defensa Nacional, Jorge Menéndez en la que trasladó la inquietud del presidente de Argentina Mauricio Macri respecto a la necesidad de tomar más medidas para combatir el narcotráfico.

Barletta informó a El País que "hay una propuesta que hizo el gobierno argentino de generar una comisión permanente que por supuesto tiene que ser interinstitucional y en la que deberán participar ambos países". El embajador señaló que el problema no es solo competencia de ambos ministerios de Defensa sino también de los de Salud y de otros organismos por la complejidad y lo perjudicial del consumo de drogas —cocaína, marihuana, sintéticas y de otros tipos.

Barletta informó que "es un tema que a ambos países nos interesa", pero que "no es sencillo dado que las fronteras son largas". Uruguay analizará la propuesta ya que según dijo el embajador, "hay voluntad política de seguir trabajando".

La idea de Argentina es básicamente contar con una comisión instalada durante todo el año al igual que ya ocurre con la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) o la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP), encargadas entre varios temas del monitoreo de la contaminación de las aguas. "Nosotros tenemos el convenio marco de asistencia y cooperación", dijo Barletta, quien destacó que el mismo rige desde 1987. Luego "hubo un acuerdo por una serie de canje de notas, a eso lo que queremos es agregarle reuniones de comisiones mixtas, dándole la debida institucionalidad a las instancias entre Argentina y Uruguay al tratamiento del tema. Solo para el narcotráfico", agregó el nuevo embajador.

Panorama.

Uruguay definió varias estrategias para combatir al narcotráfico. Una de ellas fue la aprobación en 2016 de la ley de Transparencia Fiscal Internacional, Prevención del Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo, que además obliga a identificar a los beneficiarios finales de sociedades uruguayas y aumenta los impuestos a las sociedades en paraísos fiscales. La normativa establece que todas las cuentas de residentes con depósitos superiores a US$ 50.000 deberán reportar su saldo, promedio anual y rendimiento al fisco.

Según una serie de informes estadísticos de 2017 realizados por el Observatorio de Violencia y Criminalidad y a los que accedió El País, casi unas 10.000 personas trabajaron o se relacionaron con el narcotráfico en los últimos seis años. La cifra surge del total de personas que fueron procesadas por la Policía o por la Justicia Penal. La mayor parte del tráfico de drogas proviene de Bolivia, Colombia y Paraguay.

Otra de las leyes aprobadas fue la que aumenta las penas para los delitos asociados al narcotráfico. La misma establece la pena mínima para los delitos de producción de sustancias psicoactivas en dos años de penitenciaría, como mínima, y 10 años como máxima. De esa forma, el delito se convierte en inexcarcelable. La iniciativa surgió a partir de un acuerdo multipartidario convocado por el presidente de la República, Tabaré Vázquez, en 2016. En definitiva, para todas las figuras de delito asociadas con el narcotráfico, desde la producción hasta la financiación, tránsito y comercio, se suben las penas mínimas para que los delitos vuelvan a ser inexcarcelables.

Por otro lado, el Poder Ejecutivo envió al Parlamento un proyecto de ley para dar un marco jurídico de actuación y un respaldo legal a los militares en el control de la seguridad en la frontera, algo que había sido reclamado por la oposición en las últimas semanas. En su última intervención de control de las fronteras, el Ejército desplegó a 650 efectivos, 105 vehículos y equipos, operó en puestos fijos las 24 horas del día en patrullas mecanizadas, fluviales e hipomóviles, y tuvo presencia permanente en la frontera recorriendo un total de 41.830 kilómetros en una franja de 20 kilómetros hacia el interior del territorio nacional, según informó la fuerza de tierra en su publicación oficial "La Fuerza de Todos". El documento destaca que las Fuerzas Armadas tendrán tareas de vigilancia con el fin de "disuadir posibles actividades ilícitas y prevenir amenazas de cualquier naturaleza".

Río Uruguay: ruta elegida por bandas de narcos

El río Uruguay es la ruta elegida por los traficantes de drogas entre Argentina y Uruguay. En muchas ocasiones, Uruguay es tan solo un punto de tránsito para pasar la droga hacia Argentina y por eso las autoridades del vecino país procuran alcanzar cuanto antes un acuerdo con el gobierno. El objetivo es conformar una comisión mixta que funcione durante todo el año y que se encargue de diseñar distintos planes para prevenir este tipo de casos y detectar a quienes intentan evadir la ley.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)