TURISMO DE SHOPPING

Argentina sin fecha para abrir la frontera terrestre con Uruguay

Álvaro Delgado anunció medidas para que se intente mitigar la diferencia de competitividad entre los comercios locales y los argentinos.

Álvaro Delgado, secretario de Presidencia, encabeza reunión de gobierno. Foto: Presidencia
Álvaro Delgado, secretario de Presidencia, encabeza reunión de gobierno. Foto: Presidencia

El viernes 1° de octubre Argentina comienza a abrir -de forma paulatina- las fronteras para el ingreso de extranjeros de países vecinos que quieran ir a hacer turismo. En principio, los uruguayos podrán viajar, exclusivamente, desde Montevideo o Colonia en barco a Buenos Aires, y desde el Aeropuerto Internacional de Canelones a Aeroparque.

En tanto, el tránsito de uruguayos hacia las ciudades limítrofes, mediante los puentes internacionales de Gualeguaychú, Colon y Concordia, no estarán en principio habilitados.

De todos modos, el gobierno de la provincia de Entre Ríos ya está trabajando en un protocolo de “corredor seguro”, que permita la habilitación de los pasos terrestres que unen Argentina con Uruguay, comentaron a El País fuentes oficiales del gobierno argentino.

Sin embargo, la cónsul argentina en Salto, Carola Del Río, dijo a El País en que por el momento no hay fecha para la apertura de los pasos fronterizos. La jerarca, además, explicó que toda la apertura para turistas será siempre por “corredores sanitarios habilitados”.

“La disposición que hoy por hoy está vigente prevé que los gobernadores puedan solicitar la apertura de los pasos terrestres. Para ello tendrán que presentar un protocolo sanitario que será evaluado por las autoridades sanitarias nacionales, y eventualmente se podría disponer la apertura”, advirtió.

La información sorprendió a varias autoridades departamentales de las localidades limítrofes con Argentina. Es que en las intendencias de Salto, Paysandú, Río Negro, así como en el Poder Ejecutivo, estimaban que esta apertura se concretaría a partir de pasado mañana.

Medidas

Ante la inminente apertura de fronteras del vecino país, las autoridades del gobierno diseñaron un plan de actuación para mitigar los posibles efectos económicos en los comercios uruguayos, pues estos pueden ver mermada su actividad ante las compras “relámpago” en las ciudades limítrofes.

La principal preocupación en los comercios del litoral pasa por los viajes de uruguayos para hacer compras y surtidos de comestibles a precios tres veces más económicos que los de este lado del río.

Por eso el Poder Ejecutivo anunció ayer un paquete de medidas para que, cuando se abran las fronteras terrestres, se intente mitigar esa diferencia de competitividad entre los comercios locales y los argentinos. Sin embargo, los intendentes de los departamentos fronterizos entienden que la diferencia cambiaria es tan grande, que la principal medida de contención para evitar “la fuga” de uruguayos compradores está dada por las exigencias en los protocolos sanitarios.

Es que el costo de los test de COVID-19 ronda los $ 4.000, y para poder salir del territorio nacional deberán presentar un examen con un máximo de 72 horas de realizado, y otro test negativo a la entrada al país, que en el territorio argentino tiene un precio similar.

El secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, el subsecretario del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Alejandro Irastorza, y los intendentes Omar Lafluf (Río Negro), Andrés Lima (Salto) y Richard Sander (Rivera) -el primero blanco, el segundo frenteamplista y el tercero colorado- se reunieron en la mañana de ayer para discutir las medidas compensatorias para los comercios. Posteriormente realizaron una conferencia de prensa para anunciarlas.

“Las medidas tienen que ver con una mejora en los costos operativos y fijos a todos los comercios de la frontera, porque todos sabemos que la apertura va a generar un flujo comercial y el problema es que hay una diferencia cambiaria”, indicó Delgado ayer al mediodía.

El secretario de Presidencia indicó que el objetivo es que “los uruguayos tenga precios más competitivos y más baratos, sobre todo en la zona de frontera”. Las medidas abarcan a las micro, pequeñas y medianas empresas que estén ubicadas hasta un máximo de 60 kilómetros desde el paso de frontera ,y cuyos ingresos brutos en el último ejercicio antes de la entrada en vigor de las medidas no superen los 4 millones de Unidades Indexadas, lo que hoy equivale a unos $ 20 millones de facturación por año. “Esto abarca cerca del 85%” de los comercios minoristas en la frontera con Argentina y Brasil, graficó Delgado.

Lima, en tanto, indicó que en estas medidas se contemplan “buena parte de las propuestas que se habían elaborado y que se hicieron llegar al gobierno”.

“Algunas tienen que ver con el turismo, una actividad muy importante para nuestros departamentos. En ese sentido tenemos la confirmación de que se mantiene hasta el 30 de abril el descuento del 9% en gastronomía, en alojamiento y para los organizadores de los espectáculos públicos”, dijo el intendente frenteamplista.

Su colega de Río Negro, Lafluf, detalló que en su departamento hay 4.017 comercios de los cuales el 69% factura hasta $ 1.500.000 por año. E informó: “Se sigue manteniendo el 24% de beneficio que tenemos en el combustible hasta los 20 kilómetros del paso de frontera”.

Por su parte, el riverense Sander, aseguró que se trata de “medidas claras, que atienden a los pequeños comerciantes, a los más vulnerables”. Y agregó: “En nuestro departamento se nos han generado muchas dificultades por la pérdida de empleos. Esto va a permitir que nos empecemos a reponer en el día después de esta pandemia”.

¿Cuáles son las medidas para los comercios?

La primera medida a implementar será una bonificación de las tarifas públicas. Esta será votada en los directorios de las diferentes empresas en los próximos días. En Antel, por ejemplo, Álvaro Delgado dijo que se va a “generar una bonificación en la telefonía fija, vinculada a los cargos fijos, y se va a bonificar el 25% del costo fijo de los gastos de internet”. Además, en el caso de UTE, se va a bonificar 100% del cargo fijo y por potencia contratada para las empresas que consuman menos de 40 kilovatios, y en el caso que consuman más hasta esa cifra van a tener la exoneración. En cuanto a OSE, se va a establecer una exoneración de cargos fijos “y se discute una medida adicional”, manifestó Delgado.

Por otra parte, el gobierno va a enviar al Parlamento un proyecto de ley para otorgar exoneraciones y beneficios tributarios, los que tendrán una duración de un año para estas empresas, continuó el secretario de la Presidencia. Alejandro Irastorza, subsecretario de Economía, anunció “100% de exoneración de los aportes patronales durante el año de vigencia” para todos los comercios comprendidos tanto por zona (hasta 60 kilómetros de la frontera) como por facturación (hasta $ 20 millones anuales).

El 85% de los comerciantes de los departamentos comprendidos recibirán beneficios y, según el jerarca, “prácticamente el 70% son monotributistas o monotributistas Mides. Se exonera la prestación tributaria, ese cargo fijo. A las del literal E se les exonera el cargo de IVA mínimo”, detalló.

En tanto, a las empresas de mayor escala que pagan el anticipo de IRAE “se le exonera el anticipo mínimo, al igual que se le está exonerando el de patrimonio”, dijo Irastorza. “Esto es una exoneración efectiva, es decir que, llegado el cierre de su declaración jurada, la DGI les computará como que este año efectivamente no deberán pagarlo”, expresó.

En definitiva, dijo Delgado, hay una “exoneración de aportes patronales y exoneración de tributos a la DGI”

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados