COMISIÓN INVESTIGADORA

Apuntan contra exconsejeros de Secundaria por certificados para justificar faltas

María José Guerra, responsable del Liceo Nº 18, consideró como “lamentable” que anteriores autoridades “no avisaran” que no había convenio entre Codicen y Coordinadora de Sindicatos de Secundaria.

Exconsejeros de Secundaria. Foto: Marcelo Bonjour.
Exconsejeros de Secundaria. Foto: Marcelo Bonjour.

Una directora de liceo que concurrió a la comisión investigadora por licencias irregulares de Fenapes apuntó contra el exConsejo de Secundaria integrado por Celsa Puente, Javier Landoni e Isabel Jaureguy, por no advertir en su momento que una resolución de Jurídica daba cuenta que no era legal ampararse en el artículo 70-10 para justificar faltas sindicales.

María José Guerra, exdirectora del Liceo Nº 67 de Montevideo y ahora responsable del Nº 18, consideró como “lamentable” el hecho de que las anteriores autoridades de Secundaria “no avisaran” que no existía tal convenio entre el Codicen y la Coordinadora de Sindicatos de Secundaria, en el que se amparaba Fenapes para solicitar la justificación de horas por la vía del artículo 70-10 del estatuto.

“Si hay una autoridad, y esa autoridad no nos avisa que hay un expediente de Jurídica que dice que eso no existe, alguien está haciendo las cosas muy mal”, advirtió. Por lo que reprochó: “¿Cómo los directores no vamos a ser informados de que Jurídica dijo que eso no existe?”. A lo que ella misma esbozó una respuesta: “Si no es engaño, porque quizás uno no pueda buscar una intención, es de una desidia y de una negligencia… No sé si la negligencia no mata más”, afirmó, según consta en la versión taquigráfica de la reunión del pasado martes.

Durante su intervención en la investigadora, Guerra enfatizó en la responsabilidad de los anteriores integrantes del Consejo. “Estos abogados, ¿por qué no le dijeron: “Che, Celsa, ¿mirá que no aparece el convenio”? No sé (…) Me parece que es como de Perogrullo. No sé”, insistió al ser consultada por el diputado colorado Gustavo Zubía sobre un informe de Jurídica -que está contenido dentro del expediente abierto por la exdirectora del liceo 1 de San José Miriam Arnejo- sobre las faltas del profesor de historia Marcel Slamovitz. Se trata de un docente maragato acusado de faltar 250 horas en dos años amparado en certificados de Fenapes.

Si bien la directora dijo que “nunca” firmó ningún certificado, aseguró que “lo hubiese hecho porque se parte de la base que se trae un comprobante”.

Además, afirmó que vio “desfilar” por lo menos 15 veces a Landoni por el liceo 67 “y hacía y deshacía todos los inconvenientes que había”. “Es indudable que yo no iba a poner en cuestión a Jaureguy, ni a Landoni, ni a Celsa, que también iba; eran mis autoridades inmediatas”, subrayó. En la misma línea, sostuvo que “en ese momento tenían mucho peso y todo el tiempo estaban sobre los liceos y tratando de decir, sin decir”.

Guerra se quejó de que Secundaria no informara a los directores sobre este tipo de temas. “Es una barbaridad, pero suele ocurrir que las autoridades no comunican como deberían comunicar”, acotó. Sobre el mismo punto indicó que si hubieran tenido información acerca de lo informado por abogados en 2017, no habría justificaciones de directores por 70-10 que datan de dos años después.

“Si en Secundaria se me informa que no existe tal convenio, le digo: “No, muchacho, vas a tener que buscar otro camino, porque este no va”, concluyó.

Guerra dijo que no había autorizado la justificación de ningún certificado, pero luego el diputado denunciante Felipe Schipani le exhibió un documento (de su período de dirección) donde aparecía una justificación. Guerra adujo que ella no tuvo conocimiento y lo aprobó la secretaria del liceo. “¿Vio, diputado que fui engatusada?”, le contestó a Zubía.

La exdirectora de los liceos de San Bautista y de Sauce, Adriana Mónica González, explicó en el Parlamento que si se recibe una constancia “desde Fenapes con una firma autorizando el amparo del artículo 70-10 porque hace referencia a que hay un convenio, evidentemente, uno actúa de buena fe”.

Además, dijo estar “defraudada y muy enojada” con la situación. “Recibir constancias cuando alguien firma algo que realmente no existe enoja mucho. Da mucha lástima, quienes trabajamos mucho por nuestra educación pública vernos en este tipo de situaciones que nos hacen sentir muy mal. Es muy incómodo”, opinó.

Aldo Galípolo, actual director del liceo Pinar N° 2, aseguró que no recibió información de parte de Secundaria que los -certificados 70-10 estuvieran siendo puestos en duda por Jurídica. “Si a mí me hubieran presentado esto, lo hubiera firmado de la misma manera que lo firmaron varios. Entonces sí, yo de buena fe lo hubiera firmado”, concluyó.

Por su parte, la exdirectora María Silvia Santos, que ejerció 10 años como directora en diferentes liceos, recordó conceder licencia por estos certificados de Fenapes a una sola docente. “Uno actúa en términos de confianza”, sentenció.

Schipani: “Acto de corrupción de la cúpula sindical de Fenapes”

En su última comparecencia a la comisión investigadora por justificación de horas irregulares en Secundaria, el diputado denunciante Felipe Schipani aseguró que “estamos ante la maniobra de corrupción más grave que se ha visto en las últimas décadas en la educación pública”. “Estamos ante el acto de corrupción de una cúpula sindical”, añadió.

A su vez, lamentó la actitud asumida por los legisladores del Frente Amplio “que se retiraron de la comisión en un gesto muy poco republicano”. “Todos debemos aceptar los ámbitos institucionales, independientemente de si somos mayoría o minoría”, advirtió.

“Me gustaría decir y sugerir a los integrantes del FA en esta comisión que lamentablemente no se encuentran, que no se inmolen en defensa de lo indefendible”, acotó. Schipani dijo que ahora que el referéndum ya pasó espera que “no asuma una actitud de connivencia y cobijo de esta cúpula (sindical) que ha incurrido en delito y ha falsificado certificados”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados