LOS UNOS Y LOS OTROS

Entre aplausos y abucheos

“Un Solo Uruguay” cuestionó a Vázquez y sus partidarios cerraron filas en torno a él.

Ambiente electoral: de un lado un grupo de desencantados con las políticas del gobierno frenteamplista (el movimiento “Un Solo Uruguay”) y por otro lado los dirigentes sindicales, mayormente militantes del Partido Comunista, con las banderas del Pit-Cnt.
Tabaré Vázquez volvió a Playa Pascual después de cuatro años.  Foto: D. Borrelli

¿Quién tiene la bandera más grande? Esta es la última gran discusión entre Peñarol y Nacional; el clásico del fútbol uruguayo. Su tamaño, es una forma de demostrar poderío y gloria. Algo similar ocurrió ayer en el Consejo de Ministros que el presidente Tabaré Vázquez celebró en Playa Pascual, San José.

El acto de ayer tenía una serie de particularidades que lo hacían especial. Era el primero del año, la vuelta del presidente al interior del país, y el reencuentro con los integrantes de "Un Solo Uruguay" luego de su enfrentamiento a los gritos en la puerta del Ministerio de Ganadería.

Los productores autoconvocados tomaron al pabellón patrio para vestir sus actos y reclamarle al gobierno del Frente Amplio. Temprano se movilizaron para llegar —por primera vez desde su creación— a esta instancia de diálogo entre los gobernantes y los vecinos.

Desde el movimiento sindical de trabajadores, organizaron una especie de contramarcha, para apoyar al gobierno, y mostrarle a la opinión pública que el presidente no está solo. Militantes del gremio de la construcción (Sunca) y los metalúrgicos (Untmra) llegaron con una bandera de más de 15 metros que se robó el protagonismo.

Ambos sindicatos están liderados por miembros del Partido Comunista del Uruguay (PCU). Óscar Andrade en la construcción y Marcelo Abdala en los metalúrgicos. "La bandera uruguaya es del pueblo y los trabajadores", arengó uno de los trabajadores. El ambiente tenso fue la antesala de lo que más tarde se vio adentro de la carpa durante la sesión. Un gobierno aplaudido por los suyos y abucheado por los productores enojados.

Respeto y tolerancia.

Antes de empezar la sesión Váz-quez fue consultado por los periodistas sobre el diferendo que había tenido con los manifestantes en el Ministerio de Ganadería. "Lo que pasa en la cancha queda en la cancha", dijo y dio por superado el tema.

La seguridad fue uno de los temas centrales del comienzo del año. Sobre este tema Váz-quez dijo que es inviable poner un policía en cada casa. Para quienes piden la renuncia del ministro Eduardo Bonomi dijo que pensar que se solucionarán los problemas con su relevo es una locura.

"Hay que tener poca visión para pedir como si fuera una solución al tema que se saque a un ministro", declaró y opinó que Bonomi "ha trabajado muy bien y hubo respuestas muy importantes".

Antes de empezar la sesión los productores lo sorprendieron entonando unas estrofas del himno nacional. "Estamos en un país donde felizmente nos podemos expresar libremente. Pensar que algunos años no lo podíamos hacer", comunicó y le dio la palabra a Bonomi.

El abucheo de los asistentes fue fuerte y claro. Un padre con sus hijos en brazos pidió silencio. "Respeto y tolerancia para escuchar al gobierno", gritó con firmeza. Más adelante pidió la palabra y le agradeció al gobierno por la ley paternal que le dio licencia para cuidar a sus hijos chicos.

Desde la calle los dirigentes del Sunca y de la Untmra aplaudían e increpaban a los productores. "¡Ponete a trabajar cornudo!", le gritó un hombre que llegó con un cartel reclamándole por las promesas electorales a Vázquez. "Todo fue mentira y corrupción", se leía en la pancarta.

"Son una manga de explotadores ustedes. Tenían a todas las empleadas en negro. ¿Ese es el Uruguay que quieren?", increpó cara a cara un sindicalista. "Anda a reclamar derechos a Cuba, cornudo", le gritó otro representante del movimiento agropecuario.

Rentabilidad o muerte.

En la puerta una gran bandera verde de los productores de Colonia jugó con el concepto de la bandera de los Treinta y Tres Orientales (Libertad o muerte). "Queremos producir. ¡Queremos un país productivo y sin corruptos!", gritó del fondo de la carpa una señora que sostenía la bandera cuando hablaba el director de la OPP, Álvaro García.

Durante el Consejo el gobierno anunció una serie de medidas para la localidad. García adelantó que se financiará el saneamiento de Ciudad del Plata. El presidente anunció el plan de salud auditiva para entregarles audífonos a los escolares que tengan dificultades, y obras viales en la rotonda de ingreso a Playa Pascual.

En seguridad se anunció que se incrementarán los agentes del Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO), y 120 cámaras de videovigilancia para Ciudad del Plata y Libertad.

Sobre el final un grupo de jóvenes le entregó un proyecto al presidente para mejorar el liceo. "Qué bueno sería que esta participación fuera tomada como ejemplo", dijo Vázquez y destacó la idea "frente a otros que solo denuncian problemas".

Playa Pascual. Foto: Darwin Borrelli
 Foto: Darwin Borrelli

En el medio del acto, los autoconvocados decidieron retirarse y solo quedaron los sindicalistas a un costado del predio. Vázquez cerró la sesión y al retirarse optó por romper el protocolo.

Escuchó la diana sonar, agradeció el saludo militar y se acercó a los sindicalistas para abrazarlos y saludarlos. "El pueblo unido jamás será vencido", gritaban a coro.

"Es así, es así", agradeció Vázquez. "No estás solo Tabarecito tamos contigo. Mucha fuerza presidente", le dijo emocionada una señora vestida con la bandera de la brigada "Agustín Pedroza" del Sunca.

CLAVES

Encuestas no creíbles para el presidente

En la campaña electoral pasada las encuestas de opinión pública fueron fuertemente cuestionadas por Vázquez. Los números no le daban bien y reflejaban una posible derrota.

Hoy las consultoras muestran un panorama complejo para el partido de gobierno. Dos de ellas (Equipos y Cifra) colocan al Partido Nacional arriba del Frente Amplio y la popularidad del presidente en caída.

Vázquez dijo ayer que su opinión sobre estas consultoras se mantiene incambiada. "No les creo", dijo.

"A lo largo y ancho del mundo han demostrado siempre o casi siempre que han fracasado. Fíjense en el Brexit, o en Estados Unidos cuando decían que ganaba Hillary Clinton", señaló el presidente. Y agregó que las elecciones son "un tema muy subjetivo como para aplicar una herramienta que es útil si se aplica en temas objetivos y medibles. No en un tema subjetivo donde la población puede cambiar de opinión".

Uno de los factores que le ha jugado en contra para que hoy la popularidad de Vázquez haya bajado, es el enfrentamiento con el movimiento "Un Solo Uruguay", que ayer llegó a San José para manifestar nuevamente su disconformidad ante las autoridades.

Garantizar los planes sociales y salariales

El presidente celebró la baja en los índices de pobreza e indigencia. "Es el registro más bajo que se conoce en la historia de la medición de la pobreza".

Sobre el 17% de pobreza infantil, aseguró: "Nos duele en el alma", ese dato y agregó y prometió que se mantendrán los planes sociales que han permitido la baja. Pero recordó que en 2006 ese registro ascendía a algo más del 56%.

"Es el resultado de llevar adelante políticas públicas y sociales que algunos quieren que recortemos. Pero no lo vamos a hacer", remarcó el mandatario.

A su vez dijo que el gobierno ya está trabajando en la próxima Rendición de Cuentas; la última del mandato en la que puede dar aumentos presupuestales.

"Trabajaremos con la responsabilidad y seriedad que pretendemos hacerlo desde que estamos en el gobierno", agregó.

En el cierre destacó los Consejos de Salarios, y dijo que serán defendidos por el gobierno aunque a "otros no les gusten".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º