UN MENSAJE DIRECTO AL PRESIDENTE

Antichavistas redoblan la presión directa a Vázquez

La carta de Juan Guaidó fue para Vázquez y su colega mexicano. Pero la del exalcalde de Caracas fue directamente para el mandatario uruguayo. Le mencionó a Zitarrosa, Onetti y Benedetti y le señaló que otra “iniciativa de diálogo” en Venezuela solo sirve para que Nicolás Maduro gane tiempo.

Una crisis que no cesa. La oposición se reanimó pero  Nicolás Maduro aún resiste. Foto: Reuters.
Una crisis que no cesa. La oposición se reanimó pero Nicolás Maduro aún resiste. Foto: Reuters.

La oposición de Venezuela redobla la presión sobre el presidente Tabaré Vázquez para que cambie su postura de neutralidad respecto a la crisis en ese país y lo hace de manera bien directa. Ayer el ex alcalde metropolitano de Caracas, el abogado Antonio Ledezma hoy exiliado en España, una de las figuras más conocidas de la oposición, le envió una carta a Vázquez en la que recuerda que se conocieron cuando el mandatario era intendente montevideano y le enfatiza que “quien quiera ayudar, que pida al tirano que ponga fin a la usurpación”.

Ledezma comenzó con palabras de halago para Vázquez haciendo alusión a su común pasado de gobernantes municipales. “Pocas actividades políticas nos preparan mejor para las tareas mayores de la administración pública que el manejo de la vida cotidiana de nuestros conciudadanos. De allí que intuyera, ya desde entonces, los altos destinos que le esperaban al frente de su amada Patria. ¿Qué mejor preparación profesional para ocupar la Presidencia de la República que la medicina y la experiencia directa de los problemas edilicios que entonces encarábamos”, escribió Ledezma. Tras recordar que que cuando las dictaduras del Cono Sur emprendieron una dura represión de la disidencia muchos uruguayos recibieron acogida entonces en la Venezuela democrática, Ledezma mencionó que “son inolvidables para nosotros, venezolanos, las figuras de Ángel Rama, de su entonces esposa la laureada poeta Ida Vitale, de Mario Benedetti, de Juan Carlos Onetti, de Alfredo Zitarrosa”. “Periodistas, académicas, hombres del teatro, las artes y la cultura se hicieron parte de nuestras vidas”, agrega.

Luego va al grano y le señala a Vázquez que nada queda de aquella Venezuela que mantuvo en la década de los años 70 del siglo pasado su sistema democrático y que “era un país privilegiado por la fortuna y por la historia”.

“Llegado el punto de nuestro máximo esfuerzo por liberarnos del yugo de la dictadura y habiendo logrado la feliz concurrencia de la práctica unanimidad continental y hemisférica en favor del joven presidente que en obediencia a los dictados constitucionales ha sido proclamado presidente interino de la República, el diputado y presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, nos aflige constatar que su gobierno aún duda en reconocerlo. Más aún, que se sume a una iniciativa de diálogo, sin otro propósito objetivo y real que oxigenar al dictador, como ha sucedido en todas las ocasiones en que dicho recurso ha sido invocado. La oposición decidió negarse a seguir siendo manipulada bajo el enmascaramiento de salidas diplomáticas. No existe otra salida a nuestra grave crisis que el cese de la usurpación inmediata de su causante. Lo ha planteado con su admirable lucidez y coraje el Secretario General de la OEA, doctor Luis Almagro, refrendado por el grupo de Lima”, plantea Ledezma. “Venezuela pareciera arrasada por un apocalipsis”, resume.

Tras hacer constar su “agradecimiento” porque muchos venezolanos han encontrado refugio en Uruguay le pide a Vázquez que “comprenda lo insoportable y trágico de nuestra crisis y se sume a la voluntad general de nuestra región, uniendo sus esfuerzos a los nuestros por hacer brillar en nuestro país, que es el suyo, el sol de la libertad”.

Ledezma comenzó su militancia en el partido socialdemócrata Acción Democrática que gobernó en varias oportunidades su país y luego fundó Alianza Bravo Pueblo. Fue electo alcalde en 2008 y 2013 fue detenido en 2015 por el Servicio Bolivariano de Inteligencia. Estuvo con detención domiciliaria hasta que en noviembre de 2017 logró escapar a España vía Colombia. Actualmente vive en Madrid como asilado político con su esposa Mitzi Capriles y viaja por todo el mundo planteando la situación venezolana. La semana pasada habló en la céntrica Puerta del Sol a una manifestación. Le quedan parientes en Venezuela pero prefiere no dar datos sobre ello.

Esfuerzos tendrán que ser discretos.


La Presidencia de la República confirmó a través de una declaración conjunta con la Unión Europea que el próximo jueves en Montevideo habrá una reunión de nivel ministerial del Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela.

El grupo tiene como objetivo “contribuir a crear las condiciones para que surja un proceso político y pacífico, que permita a los venezolanos determinar su propio futuro, mediante la celebración de elecciones libres, transparentes y creíbles, en línea con la Constitución del país”, dice la declaración. Participarán Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Portugal, España, Suecia, Reino Unido) y, por América Latina, Bolivia, Costa Rica, Ecuador, México y Uruguay.

En los términos de referencia de la reunión se señala que “el objetivo (del grupo) no es ser un mediador sino apoyar una dinámica política que el grupo pueda acompañar y consolidar”.

En una segunda etapa promoverá condiciones minimas para construir confianza como: la liberación de los presos políticos y el levantamiento de la proscripción de los políticos opositores, el reconocimiento de las prerrogativas de la Asamblea Nacional, la facilitación de la asistencia externa para enfrentar las necesidades más urgentes de la población, la conformación equilibrada del Consejo Nacional Electoral y el aliento a la oposición para que supere sus divisiones internas y se comprometa con una solución democrática pacífica.

El grupo tendrá entre 10 y 12 miembros y en los términos de referencia se enfatiza que deberán manejarse con confidencialidad.

Los resultados logrados serán analizados dentro de 90 días y si no hubiese suficientes avances dejará de funcionar. El grupo mantendrá informados a otros países, que aunque no lo integren, están involucrados en la situación venezolana.

La oposición uruguaya ha fustigado con dureza en los últimos días al gobierno del presidente Tabaré Vázquez por lo que considera una postura indebida de neutralidad en la dura y prolongada pulseada que mantiene el presidente venezolano Nicolás Maduro, con Juan Guaidó, que es considerado el mandatario legítimo por la oposición que controla el parlamento unicameral, la Asamblea Nacional. Guaidó integra el partido Voluntad Popular, considerado uno de los más radicales del arco opositor venezolano, que tiene como referencia al dirigente Leopoldo López. El gobierno uruguayo argumenta que deben hacerse esfuerzos para evitar que aumente la violencia en Venezuela.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados