AJUSTE DE TARIFAS

Analistas sobre las medidas económicas: "No había mucho margen de maniobra"

Expertos consultados por El País afirmaron que las medidas anunciadas ayer por el nuevo gobierno están "dentro de lo previsto".

Lacalle Pou anuncia en conferencia de prensa con parte de su equipo los aumentos de las tarifas públicas. Foto: Darwin Borrelli
Lacalle Pou anuncia en conferencia de prensa con parte de su equipo los aumentos de las tarifas públicas. Foto: Darwin Borrelli

Las medidas económicas anunciadas ayer por el nuevo gobierno estuvieron “dentro de lo previsto”, según analistas económicos consultados por El País, si se tiene en cuenta lo prometido en campaña electoral y el nuevo escenario global.

Para el economista y presidente de Vixion Consultores, Aldo Lema, la reducción en la devolución de IVA vigente hoy para las compras con tarjeta de débito y crédito (que se recorta de 4% a 2% y de 9% a 5%), estuvo “dentro de lo esperado”. Incluso, indicó que “se esperaba que fuera mayor y se llevara a cero en el caso de las tarjetas de débito”.

Asimismo, el economista manifestó que era “esperable” que el nuevo gobierno buscara ajustar determinados componentes del gasto, dado que son los “potencialmente menos rígidos y menos indexados”.

Para Lema, dada la situación fiscal del país, “no había mucho margen de maniobra” para llevar adelante otra estrategia diferente. Sin embargo, indicó que “es difícil” estimar el rendimiento del ajuste en términos de reducción del déficit por dos razones. Por un lado, “por lo incierto de la capacidad de ajustar el gasto en funcionamiento” y por otro lado, “porque simultáneamente los ingresos seguirán incluso más deprimidos por el deterioro adicional del entorno externo”.

En línea con esto, el economista de CPA Ferrere, Santiago Rego, explicó a El País que la rebaja del beneficio de reducción de IVA “era previsible” y que era un incentivo “que no necesariamente era necesario mantener” dado que la gente ya interiorizó el hábito de consumir con tarjetas. “Todas las medidas van en el sentido de lo que el gobierno había anunciado inicialmente” que era lograr ahorrar en el sector público”, dijo Rego y aclaró que, a su entender, el compromiso era que no se iban a modificar los impuestos “y con eso se cumple”.

Sin embargo, según indicó, un aspecto a tener en cuenta es que el escenario económico global de hoy no es el mismo que el de hace unos meses, por lo que se debe tener mayor “cuidado” a la hora de tomar nuevas medidas. “Hoy estamos en medio de un shock global debido al coronavirus y todavía desconocemos cuál va a ser el impacto”, explicó Rego.

En este sentido, el economista mencionó que si se logra ahorrar un 15% en la Administración Central (en gastos de funcionamiento e inversiones), “puede haber un número interesante” en términos de rendimiento del ajuste, “por lo menos para recortar parte de los US$ 900 millones” que fue lo prometido durante la campaña.

“Ese es el gasto discrecional que tiene el gobierno y en el que puede actuar rápidamente. Para el resto de los gastos seguramente haya que esperar al Presupuesto y a la Ley de Rendición de Cuentas, lo que llevaría más tiempo. Esto es parte de mostrar acciones rápidas e ir en el camino que el gobierno se había comprometido y por el cual fue votado”, comentó Rego.

Por último, el economista puso el foco en que el gobierno “debe tener cuidado” en “no sobreajustar la economía en un período que puede llegar a ser potencialmente más negativo” de lo previsto y ante un escenario global de “mucha incertidumbre”, sobre el cual aún no se sabe cuál será el rumbo y sus impactos en Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados