FUTURO

Almagro se acerca a grupos jóvenes del Partido Colorado

El libro, desde mañana, estará en las librerías, devela sus posibles intenciones cuando deje la Organización de Estados Americanos (OEA).

Luis Almagro, secretario general de la OEA. Foto: AFP.
Luis Almagro. Foto: AFP.

“Yo me siento absolutamente batllista. Probablemente lo que más sea en este mundo yo sea batllista”. Con estas palabras, el actual secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dejó entrever su elección partidaria y abrió las puertas a una posible candidatura por el Partido Colorado. La revelación se encuentra en el libro “Luis Almagro no pide perdón”, de los periodistas Gonzalo Ferreira (El Observador) y Martín Natalevich, el que desde mañana estará en las librerías.

Pasaron seis años desde la última vez que Almagro, que nació en el seno del Partido Nacional para luego pasar por el MPP, dejó la cancillería en el gobierno de José Mujica. En el texto, el hombre que hoy está al frente de la OEA, coquetea con la posibilidad de volver a Uruguay y regresar a la política. “En el lugar que me sentiría más cómodo es en el batllismo. En un batllismo mucho más tradicional. Un batllismo más de ‘Viva Batlle’ que las variables posteriores”.

El texto cuenta que Almagro mantuvo reuniones con militantes jóvenes colorados y recuerda que el 16 de junio del 2020 cerró un ciclo de videoconferencias organizado por la agrupación colorada de centroizquierda Por el Porvenir. En esa oportunidad ante una pregunta de una participante sobre si tenía intenciones de ser candidato a presidente, Almagro no negó esa opción. “Nunca digo: ‘nunca voy a hacer esto’, porque después es exactamente lo que me pasa”. Y ante esta respuesta, el presidente de la agrupación y moderador de la charla indicó que tenía las puertas abiertas del partido, a lo que Almagro respondió: “Toda mi dimensión de actuación pública tiene mucho que ver con el Uruguay batllista: escuela pública, liceo público, universidad pública, funcionario público. Aunque originariamente blanco, soy hijo de eso. Por lo tanto, voy a cerrar con un mensaje que es una especie de agradecimiento para todo eso: ¡Viva Brum! ¡Viva Domingo Arena! ¡Viva Batlle!”.

Bolivia

En otro pasaje de la publicación, Almagro revela que su apoyo a Evo Morales en mayo de 2019 para que se presentara a la reelección de la presidencia en octubre de ese mismo año, fue una estrategia para lograr que la Misión de Observación Electoral (MOE) participara y evitara así un posible fraude electoral, lo que la MOE luego denunció y resultó en la caída de Evo y su posterior huida del país.

“La OEA tenía que estar en la elección en Bolivia. Si no estábamos... se iba a complicar mucho. Lo íbamos a estar corriendo de atrás todo el tiempo”, expresa Almagro en declaraciones para el libro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados