LA COLUMNA DE PEPEPREGUNTON

Alerta roja

Ya están todos avisados. Que nadie venga después a lamentarse y a decir que no se le advirtió a tiempo.

El gobierno, el Frente Amplio y el Pit-Cnt vienen advirtiendo desde hace algunos días a los uruguayos acerca de todas las desgracias que se abatirán sobre la ciudadanía si, Dios no permita, la izquierda no logra retener el poder en las próximas elecciones.

Hacen bien. La gente merece saber, antes de votar, lo que le espera si la oposición llega al poder. No se trata de asustar a nadie. Ni de agitar fantasmas. Los cucos, en este caso, existen. Y si las encuestas muestran que los uruguayos quieren un cambio, el Frente Amplio y su brazo sindical no pueden sino alertarnos a todos acerca de lo que nos espera si Daniel Martínez no es el próximo presidente de la República. Es su deber.

Varios ministros, lanzados en campaña, están cumpliendo con esa tarea. Sin descanso. A destajo. Descuidando incluso las tareas inherentes a sus cargos. Y el que avisa -dicen- no es traidor. Por eso, aunque duela, tienen que salir a decir las cosas que algunos parecen no querer escuchar y que otros quizá olvidaron. Ellos y la cúpula sindical, que está a disposición.

Alguien tiene que decir, de una vez, que Lacalle Pou y Talvi son la derecha. El neoliberalismo. El capitalismo. El ajuste, indiscriminado y salvaje.

Que si ganan, no va a haber más aumentos de sueldos. Así de claro. ¿Negociación salarial? Nada de eso. Los patrones van a hacer lo que quieran. Van a arrasar con los derechos de los trabajadores que tanto le costó al Frente Amplio conquistar para la clase obrera. No se va a poder ni hacer un paro. El que se queje va a ir a la calle. Ni seguro de paro le va a corresponder.

Van a abandonar a los que menos tienen. A quitarles toda la ayuda que hoy reciben. Y seguramente a algunos les pedirán alguna contrapartida a cambio de recibir una asistencia del Estado. Va a haber gente durmiendo en la calle. Así de insensibles pueden ser los neoliberales.

Van a reformar la Educación. Como si marchara mal. No les gusta ni María Julia ni Netto. Es que quieren terminar con la escuela pública. Lo quieren todo privado. Y quitarle el poder a los docentes y los funcionarios. Quieren que el gobierno que elijan los uruguayos sea el que defina el rumbo de la educación. ¿Dónde se ha visto?

Son Macri. Son Bolsonaro. Son Trump. Y el FMI. Van a importar combustible, sin pensar en el daño que eso le va a hacer a Ancap. Tendremos nafta y gasoil más baratos, pero perderemos soberanía. Y vaya a saber uno lo que van a hacer con la UTE o con Antel.

Quieren cortar el gasto público. Traen la motosierra. Hablan de ahorrar mil millones de dólares por año. ¿Qué va a ser de tantos queridos compañeros de lucha colocados en el Mides o en ASSE, o contratados en el Estado?

Y eso no es nada. No van a continuar la búsqueda de los desaparecidos. Van a terminar con la agenda de derechos. A prohibir el matrimonio entre personas del mismo sexo. A echar atrás la legalización de la marihuana. Y lo del aborto. Y a sacar a los militares a la calle. Y a criminalizar la protesta. Y a aumentar las penas para los más jóvenes.

Seguro están pensando en más cosas, todas horribles.

¡La que se viene!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)