RECUERDO

El adiós a Juan Pablo II, la única actividad oficial que realizó María Auxiliadora Delgado

Viajó con su hijo en representación de Tabaré Vázquez y por única vez enfrentó a los medios de comunicación.

Juan Pablo II falleció el 2 de abril de 2005 a sus 84 años. Foto: archivo El País.
Juan Pablo II falleció el 2 de abril de 2005 a sus 84 años. Foto: archivo El País.

María Auxiliadora Delgado, quien falleció esta madrugada, en su rol de Primera Dama, mantuvo siempre un perfil bajo y por eso nunca brindó una entrevista a la prensa.

La única actividad oficial delegada por el presidente Tabaré Vázquez durante sus dos mandatos (2005-2010 y desde 2015) fue la de representarlo en las exequias del Papa Juan Pablo II en abril de 2005.

Juan Pablo II falleció el 2 de abril. Un día más tarde, Vázquez confirmó que no asistiría a su velatorio y que en representación podría mandar a su esposa.

"Me resulta bastante difícil ir por la serie de actividades que tenemos agendadas. Quisiera viajar, a tal punto que estoy pensando en que mi esposa nos represente. Será un gasto privado, a título personal, pero bien podría representarme", dijo Vázquez en declaraciones recogidas por El País en su edición del 4 de abril.

Un día más tarde, El País confirmó que María Auxiliadora Delgado viajaría al Vaticano para presenciar el entierro del Papa (que se celebraría el 8 de abril) en representación de Vázquez y que también lo haría con su hijo Álvaro.

Antes de viajar, Delgado enfrentó a los micrófonos por primera vez. "Buenas tardes. Gracias por haber estado acá. No pretendemos que sea una conferencia de prensa, sino una reunión con la prensa", dijo.

"Resolvimos un poco a nivel de familia representarlo (a Vázquez). Vamos en nombre del presidente y del pueblo uruguayo a agradecer las visitas que hizo en Santo Padre que, como todos recordarán, no estuvo solo en Montevideo sino que recorrió la República. Un hombre que mereció siempre todo el respeto. No tuvo diferencias, no hizo diferencias ni de clases, ni de razas, ni ideológicas, y siempre estuvo infundándonos a todos una profunda devoción por María, un profundo respeto por la juventud, que siempre ha tenido, quizás sea de sus predilecciones", valoró.

Delgado señaló que era "un viaje muy especial" y recalcó que "el Uruguay tenía que estar presente".

"A nivel de familia, al no haber podido ir mi esposo, nos pareció que debíamos ir y vamos, pero sinceramente en representación del pueblo uruguayo, que creo que todos lo van a tomar de la misma manera que nosotros", añadió.

Dos días después, en el regreso de ambos a Montevideo, fue su hijo Álvaro quien tomó la palabra. El mayor de los Vázquez Delgado recordó que cuando Juan Pablo II visitó Uruguay en 1987, él era seminarista y que en 1988 siguió toda la gira. Dijo que en 1991 volvió a estar con él cuando su padre era Intendente de Montevideo. "Tuvimos una audiencia privada que fue una entrevista fuerte desde el punto de vista conceptual, que ha marcado gran parte de la acción que mi padre ha desarrollado en este tiempo", contó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados