BALANCE DE EJECUCIÓN PRESUPUESTAL

Adeom critica gestión de Intendencia en casinos

Sindicato cuestiona idea de jerarca de cerrar el Parque Hotel.

Casino Parque Hotel. Foto: archivo El País.
Casino Parque Hotel. El último casino 100% municipal de Montevideo, que compite con las salas privadas. Foto: archivo El País.

La secretaria general de Adeom, Valeria Ripoll, dijo ayer a El País que el sindicato rechaza las expresiones del gerente de casinos de la Intendencia, Hugo Gandoglia, respecto a que la próxima administración municipal debería evaluar la conveniencia de cerrar el Casino Parque Hotel. “Si los casinos no funcionan es porque no se gestionan bien”, destacó Ripoll.

“No nos sorprenden sus expresiones, porque cuando asumió Christian Di Candia nos había llegado por parte de los compañeros de Casinos un planteo de que esto estaba arriba de la mesa. Pero le preguntamos a la administración si realmente estaban pensando en cerrar los casinos o si había alguna problemática como planteaba el director y ellos nos dijeron que no, que no estaba arriba de la mesa”, indicó la secretaria general de Adeom.

“Nosotros sabemos que la visión del director es esa, porque se la ha transmitido a los compañeros. Todo está vinculado a lo que venimos denunciando desde la época de (el exdirector de Casinos Municipales Juan Carlos) Bengoa. Es increíble que un casino no dé las ganancias que uno espera, es un tema de gestión. Si los casinos no funcionan es porque no se gestionan bien”, insistió.

Ripoll dijo que “no somos competitivos con los privados” y consideró que existe “como una intencionalidad de dejar morir el casino”.

“Lo que esperamos realmente es que esto no sea para seguir beneficiando a los privados y eliminar el único casino municipal, porque para nosotros está vinculado a una mala gestión. Los privados dan ganancias y los municipales no”, destacó la dirigente sindical.

Promoción del juego

Entrevistado por El País, Gandoglia explicó que los tradicionales juegos de paño (Ruleta, Punto y Banca y Black Jack) vienen cayendo “desde hace tres décadas” porque ya no seducen a las nuevas generaciones. Y fue más lejos: dijo que la próxima administración debería considerar el cierre del Casino Parque Hotel.

“Todo esto se da en el marco de un tema que la sociedad uruguaya va a tener que encarar, particularmente nosotros, el Frente Amplio, que es qué hacemos con el juego. Yo no tengo ningún interés en promover el juego, el gobierno de Montevideo no tiene interés en promover el juego. Tenemos la obligación, y procuramos hacerlo, de atender adecuadamente las salas, pero creo que el próximo gobierno de Montevideo, sea quien sea, va a tener que tomar una decisión profunda y valorar si tiene sentido la gestión de una sala pequeña o mediana, como es el Parque Hotel”, destacó el jerarca.

Con respecto a sus dichos, Ripoll puntualizó: “El tema es dar la discusión de fondo. Porque no es que estamos en contra de los juegos de azar, porque si fuera así, no tendríamos casinos en Uruguay. Esto beneficia obviamente a los privados”, concluyó.

Caída del juego

El último Balance de Ejecución Presupuestal de la Intendencia revela que el casino del Parque Hotel recaudó US$ 1.450.000 menos que el año anterior. Y que la administración municipal recibió medio millón de dólares menos por el canon del Casino Carrasco, que no termina de concretar su vieja aspiración de atraer a los grandes apostadores del país y el exterior.

El casino del Parque Rodó, ubicado en la ex Casa de Andalucía desde que abandonó el espacio que ocupaba en el Parque Hotel, sigue sin dejar los dividendos que Recursos Financieros de la Intendencia pretende desde que se ubicó en su actual emplazamiento, en 2015.

Los dos últimos balances de la IMM señalan que su recaudación fue de US$ 10.600.000 en 2017 y de US$ 9.141.000 en 2018. A su vez, la comuna suele hacer una previsión de ingresos para el ejercicio, que en el caso de los slots arrojó un resultado en menos de US$ 821.000 y de US$ 182.000 en mesas de paño.

En tanto, el Casino Carrasco, una concesión municipal de gestión privada, también aportó por debajo de lo previsto a las arcas municipales. El canon que pagó en 2018 fue de US$ 3.488.767, US$ 531.992 menos que lo que esperaba recaudar la Intendencia.

“Nos han presentado un plan de negocios que prevé efectivamente algunas modificaciones que ya se están ejecutando, para poder desarrollar la explotación del sector VIP de apostadores. En principio, están a tiempo, de acuerdo a lo que firmamos. Pero vemos con preocupación que no se alcance ese objetivo”, dijo Gandoglia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)