Ruralistas denuncian negocio millonario

Abigeato desató tormenta política que tiñe la campaña

Oficialismo involucra a blancos, a Un solo Uruguay y al cuñado de Mieres.

El diputado blanco Alejo Umpiérrez negó enfáticamente "tener alguna relación con este caso". Foto: Archivo El País
El diputado blanco Alejo Umpiérrez negó enfáticamente "tener alguna relación con este caso y es más: repudio este tipo de hechos". Foto: Archivo El País

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Un robo de alrededor de 300 vacas a una empresa propiedad de dos hermanas brasileñas en el departamento de Rocha tuvo insospechadas derivaciones políticas porque en el oficialismo se vinculó a figuras opositoras y a "Un solo Uruguay" en la maniobra. El movimiento negó cualquier vinculación.

Una foto del empresario del taxi, Óscar Dourado, junto al presidente Tabaré Vázquez circuló ayer por todas las redes sociales. Otro video en el que él aseguraba que votaba a la exintendenta y dirigente comunista Ana Olivera se hizo viral en Twitter. La campaña se instaló y no solo Dourado —uno de los 13 formalizados por delitos de receptación y abigeato en el Chuy— y su relación con el Frente Amplio está en la mira. En el Frente Ampio se denunció que entre los implicados están el cuñado del senador Pablo Mieres y el primo del diputado nacionalista Alejo Umpiérrez por Rocha que se suicidó.

La diputada del Movimiento de Participación Popular (MPP) y esposa del ministro del Interior Eduardo Bonomi, Susana Pereyra, acusó a la oposición al afirmar que "con las denuncias hacen campaña política contra el gobierno y con las compras y las ventas hacen plata y negocios". "Contextualicemos la información: no centremos la cosa en la persona de Dourado. Es hacerle el juego a los delincuentes políticos que son de la peor calaña", afirmó.

Diputada Susana Pereyra. Foto: Archivo El País
Diputada Susana Pereyra. Foto: Archivo El País

Aseguró que los nombres de las personas y los escritorios rurales involucrados tienen que trascender unidos "a los nombres y las implicancias políticas y gremiales". En ese marco, fuentes del Frente dijeron a El País que uno de los implicados es el cuñado del senador y precandidato Pablo Mieres, de iniciales J.G.A.M. Consultado sobre la acusación, el senador Pablo Mieres contestó: "Es verdad, me acabo de enterar y condeno todos los hechos. No los conocía y no tengo nada que ver con el trabajo de mi cuñado, que trabaja en una empresa y está involucrado en los hechos". Mieres consideró que es "una vergüenza que busquen esto para enchastrar y habla del nivel que va a adquirir esta campaña".

Pero Pereyra no fue la única que habló del tema en el oficialismo. La senadora Ivonne Passada (MPP) disparó contra el movimiento "Un solo Uruguay". "El Abigeato es un tema central de su plataforma. ¿Y ahora a qué ministro buscarán convocar? Marchan sosteniendo un pabellón nacional, al que enchastran, con cada acción contradictoria de un discurso borrado con el codo".

"No se aguantan los ladrones de cuello blanco, los que roban ganado por millones de pesos, los que estafan, roban y trafican armas. De cuello blanco, muchos blancos del Partido Nacional y dirigentes de Un solo Uruguay", escribió en Facebook el diputado comunista Gerardo Núñez.

Consultado por El País, el senador suplente del Partido Socialista Yerú Pardiñas dijo que hoy hay una organización detrás de los abigeatos, tal como denunció el ministro de Ganadería Enzo Benech, quien recibió cuestionamientos de "Un solo Uruguay". "Esta gente es parte de un empresariado rural que no respeta las reglas (…) Son malandraje de guante blanco", agregó. Por su parte, el diputado de Asamblea Uruguay José Carlos Mahía dijo que aspira a que se trate "con la misma rigurosidad" al delito de cuello blanco, que "al delincuente menor y de barrio".

La maniobra.

La maniobra fue detectada en diciembre. La empresa entregó alrededor de 300 vacas para pastoreo a un operador de las cercanías de Lascano que luego revendió el ganado a productores de Rocha. El instigador de la maniobra se quitó la vida. El abogado de la empresa denunciante, Paulo Prilliac, dijo a El País que "la empresa está muy contenta y no podían creen que en un mes se hubiese llegado a una solución, llegamos a acuerdos reparatorios con todos los involucrados menos con dos; esto podría haber llevado 4 o 5 años". De las 300 vacas robadas se recuperaron alrededor de 270.

Los dos involucrados con los que la empresa aún no ha llegado a acuerdos son una productora (M.D Z) y Óscar Dourado. Este último, presidente de la Gremial Única del Taxi, fue encontrado por el juez actuante presunto autor penalmense responsable de un delito de receptación (o sea, la compra a sabiendas de algo robado). Dourado logró la suspensión condicional del proceso comprometiéndose a devolver en cinco días hábiles los animales y sus crías. Prilliac dijo que la empresa tiene la intención de demandar civilmente a Dourado que negociaría.

Oscar Dourado en conferencia de prensa. Foto: Gabriel Rodríguez
Óscar Dourado. Foto: Archivo El País

El juez de Chuy, Leonardo Drugos, descartó que los compradores pudiesen haber sido engañados. "Pudieron haber corroborado que la información de las caravanas no concordaba con las vacas que compraban en cuanto a sexo y edad; y que además las marcas puestas en las guías no coincidían con las marcas de las propietarias, las que sí lucían claramente en los animales, razón por la cual debieron de prever la posibilidad real de que los animales (...) tenían una procedencia ilícita", escribió.

Los ruralistas dicen que hay "mafias" y que el robo crece
Ganado vacuno. Foto: Archivo El País

Las organizaciones ruralistas entienden que el abigeato de miles de cabezas tanto ovinas como bovinas es un flagelo creciente en todo el país, responsabilidad de organizaciones criminales. La integrante de la Comisión de Seguridad Rural por la Federación Rural, Fernanda Maldonado, dijo a El País que hay "verdaderas organizaciones" dedicadas al abigeato que es un fenómeno creciente tanto en ovinos como en vacunos. Según Maldonado, uno de los motivos identificados por los cuales no crece el rubro ovino es, precisamente, el abigeato.

Maldonado explicó que desde hace tiempo la gremial viene planteando que el sistema de identificación ganadera con caravanas tiene "vulnerabilidades" y que debe enfatizarse más que es la marca a fuego la que acredita la propiedad del animal. Maldonado pidió que se aplique la ley más allá de quién esté involucrado.

Guillermo Franchi, vocero de "Un Solo Uruguay", dijo que hay "organizaciones mafiosas, con camionetas, contactos de todo tipo, armas de fuego y blancas". Y recordó que Paso de los Toros, donde vive, era considerado el centro ovejero del país pero la cantidad de animales que participa en las ferias ha caído dramáticamente por el abigeato. Según Franchi, las caravanas son fáciles de quitar y de recolocar en otro animal más allá de que estas son como la cédula de identidad y eso no debería ocurrir. "En el sur del país se ha extendido. En San José aparecieron toneladas de carne robadas en cámaras", recordó.

Franchi dijo que no hay ningún delegado o portavoz de "Un solo Uruguay" involucrado en las maniobras de abigeato. "No conozco a ninguno de los involucrados, salvo a Dourado. Están revoleando la basura para ensuciar. Que cada uno se haga cargo de lo que dice", señaló Franchi.

Repudio.

El diputado nacionalista de Rocha, Alejo Umpiérrez, que es productor rural, dijo a Montevideo Portal que "niego enfáticamente que tenga alguna relación con este caso y es más: repudio este tipo de hechos". "Este es el inicio de la campaña más sucia de la historia política, porque el Frente Amplio se siente al borde de perder el poder y no va a retacear recursos para evitarlo", sostuvo. Un primo de Umpiérrez fue quien urdió la maniobra y vendió el ganado robado. Tras ello se suicidó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)