EL LADO B DEL DOBLE CRIMEN

Una familia de Paysandú, víctima colateral de la furia de Martín Bentancur

La vivienda en la que reside Valentín, el novio de la expareja del doble homicida, fue incendiada. "Hay que lucharla de vuelta y empezar de cero", afirma la dueña del lugar.

FOTOGALERÍA La casa de Virginia Pérez, destruida por martín Bentancur
Efectivos de la Guardia Republicana frente a la casa. Foto: Daniel Rojas.
Chapas del establecimiento carbonizadas tras el incendio. Foto: Daniel Rojas.
Un tractor que había sido adquirido cinco días atrás en un remate. Foto: Daniel Rojas.
La casa de Virginia Pérez quedó destruida tras el incendio provocado por Martín Bentancur. Foto: Daniel Rojas.
La casa de Virginia Pérez quedó destruida tras el incendio. Foto: Daniel Rojas.
La casa de Virginia Pérez quedó destruida tras el incendio provocado por Martín Bentancur. Foto: Daniel Rojas.
Virginia Pérez. Foto: Daniel Rojas.
La casa de Virginia Pérez quedó destruida tras el incendio provocado por Martín Bentancur. Foto: Daniel Rojas.

La Policía sigue buscando a Martín Bentancur, el doble homicida de Quebracho, Paysandú, que en la madrugada del miércoles mató a su exsuegra, Nelly Goyeneche, y al policía Juan Carlos Oviedo, que acudió al lugar alertado por un caso de violencia doméstica. También le disparó a Valeria, su expareja, pero no logró herirla.

Hay cierre de fronteras en Paysandú y  los departamentos limítrofes están alertados.

Uno de los lugares en que comenzó la búsqueda fue en el establecimiento Latapié, lugar que fue incendiado por Bentancur luego de que cometiera los dos asesinatos.

El hombre prendió fuego galpones y maquinaria del lugar: allí reside Valentín, la actual pareja de su exmujer Valeria.

Los propietarios del lugar, padres de Valentín, resultaron víctimas colaterales de la furia de Bentancur.

Según fuentes policiales consultadas por El País, se cree que el femicida también quiere matar a la familia del joven, quien se queda los fines de semana en el establecimiento, cuando los padres no se encuentran allí.

"Nos escapamos porque estábamos en el cumpleaños de una sobrina. Si no, nos hubiera matado a sangre fría", contó a El País Virginia Pérez, la madre de Valentín.

Y dijo que Bentancur era conocido en la zona: "Era vecino, yo lo veía pasar todos los días a caballo para la escuela", recordó la mujer.

La casa de Virginia Pérez quedó destruida tras el incendio provocado por Martín Bentancur. Foto: Daniel Rojas.
VIDEO La casa de Virginia Pérez destrozada tras el incendio

"Hay que lucharla de vuelta, empezar de cero. No queda otra", afirma Virginia.

Los destrozos provocados por Bentancur se estiman en un millón de dólares. Además de la casa, quemó la maquinaria con la que Virginia y su esposo trabajaban, incluido un tractor que adquirieron hace menos de una semana en un remate.

"Nunca imaginamos algo así", reflexionó consternada.

Valentín se encuentra ahora bajo protección policial, ya que es uno de los objetivos de Bentancur.

El joven tiene otros dos hermanos que no viven en la zona. Uno de ellos, el del medio, reside en Argentina pero regresó a Quebracho para ayudar a sus padres luego del suceso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)