FISCALÍA INVESTIGA

La violencia de Los Chingas continúa en la cárcel: obligan a un recluso a lavar y cocinar

El asunto está bajo investigación de la Fiscalía. Uno de los agresores está procesado por homicidio en “reiteración real y tráfico de armas” desde mayo 2018.

Captura video Comcar
VEA EL VIDEO

La primera noche que pasó en la Unidad N°4 Santiago Vázquez (ex Comcar) Los Chingas lo hicieron cocinar, lavar la ropa y decir ante la cámara del celular que lo hacía porque había matado a su madre.

La filmación se hizo viral y muestra cómo el recluso recién ingresado al complejo penitenciario sigue paso a paso las indicaciones de "Brian", integrante de la banda de Casavalle y otros dos reclusos. 

"Palomar y Casabó presente, yo lavo ropa para ellos", repite asustado tras las indicaciones de uno de los internos que lo amenaza con un corte carcelario.

Fuentes del gobierno confirmaron la veracidad de las imágenes y comunicaron que están al tanto del video. Los tres responsables ya fueron identificados, sancionados y cambiados de módulo, informó Telenoche y confirmó El País.

El caso está bajo investigación de la Fiscalía y los implicados declararán en las próximas horas en el Juzgado de Flagrancia de 11° Turno ante la jueza Adriana Costa.

Uno de los agresores está procesado por homicidio en “reiteración real y tráfico de armas” desde mayo 2018; otro implicado está procesado por dos homicidios desde inicio de septiembre de este año.

El recluso que es filmado está en prisión desde el 13 de agosto 2018 por homicidio “especialmente agravado en grado de tentativa”. La víctima fue su madre.

Según comentaron fuentes policiales el recluso la agredió pegándole en la cabeza con un adoquín de hormigón. Este golpe le ocasionó que se encuentre en coma mientras es asistida con respirador artificial desde hace un mes.

Según la información que manejan las autoridades policiales la banda de Los Chingas está muy “disminuida” en su poderío, ya que la amplia mayoría están encarcelados.

A pesar de eso el perfil de estos delincuentes es de alta “peligrosidad y violencia” y se manejan con códigos diferentes por los que no conocen limites, comentó uno de los informantes consultados.

A su vez, una fuente de la Fiscalía aseguró a El País que se está trabajando en “plena coordinación con la Policía y se está aplicando y ejerciendo la plena autoridad” para evitar nuevos focos delictivos similares.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º