UNA OPORTUNIDAD LABORAL

70.000 uruguayos sueñan con sumarse a la Policía

Se inscribieron para cubrir contratos eventuales por salarios de $ 27.000.

Los contratos eventuales permiten el ingreso de personas de hasta 45 años de edad, con Primaria completa, que cumplan requisitos físicos básicos. Foto: Luis Pérez
Los contratos eventuales permiten el ingreso de personas de hasta 45 años de edad, con Primaria completa, que cumplan requisitos físicos básicos. Foto: Luis Pérez

Poder usar una pistola al cinto, un chaleco antibalas y el uniforme de la Policía es un sueño para pocos. Desde que el Ministerio del Interior creó 2.000 vacantes para policías eventuales, las inscripciones se dispararon.

Se trata de contratos cuya duración máxima es de cinco años. Vienen a ocupar el lugar que quedó vacío tras la reducción del servicio 222. Los candidatos, hombres y mujeres, pueden tener hasta 45 años de edad y deben haber aprobado la Educación Primaria.

El salario previsto es de unos $ 27.000 líquidos. Los clientes del servicio serán bancos, supermercados, empresas del Estado, organismos educativos y todo aquel que requiera a un efectivo policial para hacer lo que en la jerga se conoce como “guardia fija”. Además, los contratantes deberán hacerse cargo del armamento, el uniforme, la capacitación y los seguros.

Los policías eventuales no podrán tomar denuncias ni ingresar al Plan de Alta Dedicación Operativa (PADO). De hecho, son cargos que no están presupuestados. Para alcanzar ese escalafón, dependiendo de las vacantes, deberán haber aprobado el tercer año de Educación Secundaria y tener menos de 35 años de edad.

En Cerro Largo se anotaron más de 1.000 personas. Foto: Néstor Araújo
En Cerro Largo se anotaron más de 1.000 personas. Foto: Néstor Araújo

El servicio de policías eventuales tiene larga data. Fue creado en el año 1957 con la Ley 12.376 y ha tenido diversas modificaciones a lo largo del tiempo. En sus comienzos fue un servicio que se brindaba únicamente a Entes Autónomos, Servicios Descentralizados e Intendencias, para luego extenderse a diversas organizaciones públicas y privadas.

Hasta el momento se presentaron unas 70.000 personas para los 2.000 cargos de efectivos eventuales en todo el país, según fuentes de la Policía.

En el departamento de Salto más de cinco mil personas se presentaron al llamado. De ese total, fueron a rendir las pruebas físicas y psíquicas 1.553 entre hombres y mujeres en una tarea que para los supervisores culminó ayer por la tarde. Luego vendrán las calificaciones.

Una vez que el tribunal aporte la nómina de personas con sus respectivos puntajes, que surgirán de las aptitudes culturales, físicas y tiempo de la prueba pedestre, se determinará una lista de prelación para que posteriormente elijan los interesados en el servicio.

Las pruebas en Salto comenzaron la pasada semana con el examen cultural en el Gimnasio Bernasconi, luego las físicas en las instalaciones del Batallón de Infantería No. 7 y otras que se hicieron en la Costanera Norte, en las que se toma el tiempo en el cual el aspirante debe recorrer un kilómetro y medio.

Mientras tanto, en Cerro Largo se presentaron 1.127 aspirantes y en Treinta Tres otros 563. Los días jueves y viernes de la semana pasada se realizó la prueba física en el Parque Rivera y Estadio Ubilla. Según informaron los oficiales a cargo de la tarea, vienen colaborando con la actividad el Ejército Nacional y la Plaza de Deportes.

Los 2.000 puestos dependen de la demanda. Foto: Luis Pérez
Los 2.000 puestos dependen de la demanda. Foto: Luis Pérez

La guardia

Cada vez que la Policía hace una convocatoria recibe miles de solicitudes. En el último llamado que realizó la Guardia Republicana para 500 puestos en el norte del país se inscribieron 11.000 personas. El próximo 19 de marzo a la hora 11:00 tendrá lugar la ceremonia de clausura de los cursos básicos tras este llamado. Egresarán 463 nuevos policías que serán destinados al nuevo despliegue de la Guardia Republicana. Algunos de ellos serán destinados a las nuevas bases de Tacuarembó, Salto y Rocha. Otros irán a un grupo de despliegue rápido que cubrirá distintas localidades de manera rotativa. De esa forma, la Policía Nacional podrá controlar de mejor manera rutas y caminos del interior profundo.

Otras reparticiones, como la Guardia Carcelaria, tienen dificultades para el reclutamiento de personal. En ese caso se aplica un sistema de trabajo que permite que el personal pueda viajar una vez por semana a sus casas.

(Producción: Luis Pérez y Néstor Araújo).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)