femicidio en durazno

Treinta policías buscan al sospechoso de femicidio en Durazno

El Ministerio del Interior emitió un pedido de captura y dispuso el cierre de fronteras para Manuel Alejandro Malvarez Araújo, presunto autor del crimen.

Femicidio, 30 efectivos realizan rastrillajes en Las Cañas, Durazno
Femicidio: 30 efectivos realizan rastrillajes en Las Cañas, Durazno

La búsqueda de Manuel Alejandro Malvarez Araujo, concubino de la mujer fallecida en el incendio de su vivienda, continúa desde el jueves en Las Cañas. El cuerpo de la víctima fue encontrado calcinado y con tres impactos de bala calibre 22.

Como parte del protocolo ministerial para casos de captura de personas, se dispuso el cierre de fronteras en el límite entre Uruguay y Brasil, así como operativos de vigilancia en rutas y caminos vecinales.

“Hay que tener paciencia y actuar decididamente como se viene haciendo desde el primer día”, dice el jefe policial, Crio. Mayor (R) Héctor Rodríguez Santana, en el lugar del sangriento hecho. Es una tarea ardua, difícil, que puede llevar días e incluso semanas.

La tarea solo se detiene en horas de la noche, cuando la oscuridad se asocia con la geografía del lugar y conspira con un elemento clave: el conocimiento innato que tiene del lugar el prófugo, quien se escabulló a pie y armado.

La labor se realiza por medio de motos y camionetas policiales y personal a caballo que alternan turnos. En total son unos treinta efectivos de distintas reparticiones, al mando de Rodríguez Santana.

Al alba comienza el trasiego, que va hasta el atardecer e implica “peinar” la zona, un sitio complicado de malezas, lagunones, monte autóctono, forestación y quebradas. Hasta el momento, la búsqueda no ha dado resultados y el incriminado ostenta cierto temor, por su temperamento y forma de ser.

Una de las facetas del sospechoso es la cacería. Es considerado un muy buen cazador de carpinchos, porque “tira y pega”, dicen los lugareños. “Cazaba carpinchos y algo mas también, en algo hacía plata, si él no trabajaba”, señalan.

Consideran que es un fanático de las armas; tiene varias, tipo escopeta y rifle con mira telescópica. “Tenía una cantidad de armas en la casa; se quemaron un lote, pero las grandes, las ultimas que él había comprado último, las buenas, no estaban, les debe de tener él”, dicen.

El lugar de los hechos

En Las Cañas, un paraje de una decena de casas y otros establecimientos alrededor y no más de medio centenar de residentes, hay preocupación. Los vecinos se muestran absortos y no es para menos: el cuadro fatídico involucra a dos personas nacidas en el lugar, muy conocidas allí. Además, se cree que Malvarez es "un tipo peligroso". 

Miguel Pérez, tiene desde hace cinco año el almacén “El Sacrificio” en la zona de Las Palmas, un kilómetro en línea recta y tres por camino del lugar del incendio y muerte. Conoce muy bien a Alejandro Malvarez y también conocía a la mujer ultimada.

Luego de señalar que la tragedia pudo tratarse de un momento irracional, “un arrebato, una cuestión del momento de la que debe estar arrepentido”, agrega que “es poco probable que se vaya a matar porque no se anima”.

Asegura que a Malvarez no le caía bien el hijo de la señora, de unos 25 años de edad. “Nunca lo quiso al ‘gurí’, le tenía idea, no sé porque, no se llevaban mucho”, y que en el lapso en el que se produjo el ataque “la cosa pudo haber sido peor”. 

Pérez dijo a El País que el 24 de diciembre el hijo de la mujer estuvo en la casa. “Ese mismo día el iba pasando porque trabaja allí al costado y Malvarez lo invitó a que pasara el mediodía. Que tenía unas milanesas, le dijo, pero el muchacho no quiso. Se fue, y se ve que tenía las intenciones de matar a la madre y al hijo, se ve que las intenciones de él era de matar los dos, por eso digo, el muchacho se escapó arañando".

Segundo caso de femicidio

Casi al finalizar el año, este hecho suma el segundo caso de una mujer duraznense ultimada en circunstancias violentas. El antecedente de femicidio más cercano en el departamento data del 8 de abril en la ciudad de Sarandí del Yi, cuando un hombre apuñaló a su mujer y luego se ahorcó en el fondo de la casa.

Involucró a un matrimonio, padres de tres hijos, un adolescente y dos niñas menores. La mujer, de 41 años de edad, se desempeñaba como enfermera de la mutualista local y el hombre, de 52 años, era chofer del Municipio de Sarandí del Yi.

Información útil

Violencia doméstica

Línea para asistencia a víctimas de violencia doméstica:

Desde una línea fija 08004141
Desde celulares *4141

El servicio es gratuito, confidencial y anónimo y la llamada no queda registrada en la factura. En función de la situación y la demanda planteada se deriva a la persona a servicios y recursos públicos o privados especializados.
Horarios: Lunes a viernes de 8:00 a 24:00hs , sábados y domingos de 8:00 a 20:00hs.

¿Qué hacer ante una situación de violencia? (Red Uruguaya de violencia doméstica)

• Hablalo con personas de tu confianza: familiares, amigas/os, vecinas/os.
• Si decidís hacer una denuncia policial buscá antes el asesoramiento y apoyo de los servicios especializados en violencia doméstica que te dan el Estado y las organizaciones civiles.
• Irte de tu casa porque te maltratan no es abandono de hogar. Si decidís hacerlo dejá una constancia en la Seccional Policial.
• Si estás lastimado, recurrí a cualquier centro asistencial, policlínica o emergencia móvil y pedí un certificado por las lesiones constatadas.
• Evitá estar solo cuando percibas que pueden agredirte.
• Alertá a alguna vecina/o para que pueda ayudarte. Dejá alguna ventana abierta y la puerta sin llave.
• Si el agresor ya no vive en tu casa, no le abras la puerta y si insiste llamá al 911.
• Cuando visite a tus hijos/as evitar estar solo
• Cambiar las rutinas si te persiguen.
• Pedí que te acompañen al salir del trabajo, fijate si el agresor se encuentra en las cercanías para evitarlo y/o llamar a la policía.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error