DELINCUENTES QUE ACTÚAN EN VACACIONES

Estas son las modalidades de robo más frecuentes de la temporada de verano

Proliferan los delincuentes que utilizan el método “caña de pescar”, sobre todo en balnearios de Rocha.

Valizas, Rocha. Foto: Archivo El País.
Uno de los balnearios donde más se han registrado denuncias por hurtos ha sido Barra de Valizas. De todas formas, hay menos denuncias que en 2019. Foto: Archivo El País.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Si bien no se puede hablar ni de grupos organizados ni de una ola de robos, lo cierto es que, en lo que va de la temporada, han existido variadas modalidades de hurto en distintos balnearios del departamento de Rocha.

Hurtos que van desde la utilización de un palo de madera simulando una caña de pescar, hasta el viejo método que tienen los delincuentes para entrar a una casa: esperar a que las personas se vayan a la playa y se descuiden.

Además, este año los delincuentes sumaron una nueva modalidad: el intento de estafa utilizando la aglomeración como excusa para que un comerciante caiga en la trampa. Según indicaron fuentes policiales a El País, ya hubo siete intentos. Los delincuentes se contactan con comerciantes diciendo que tienen videos que muestran incumplimientos de protocolos sanitarios en sus negocios y piden dinero a cambio de que las imágenes no lleguen a manos de las autoridades. Las denuncias se han radicado en Maldonado, Rocha y Canelones.

Durante los primeros días de enero varias personas de distintos balnearios de Rocha han sido víctimas de la delincuencia. Fuentes policiales del departamento indicaron a El País que si bien han descendido los robos allí, en algunas zonas puntuales, como en Barra de Valizas, ha habido un incremento en las denuncias.

Uno de los hurtos que más se ha dado en esta temporada es el de “la caña de pescar”. Vecinos de La Paloma han amanecido con la pésima novedad de que dentro de su casa faltaban objetos. Al acercarse a la entrada o al fondo de su vivienda, se han encontrado con un palo o un hierro tirado.

Según explicó una fuente policial a El País, se trata del conocido método de la pesca. Los delincuentes observan que hay una ventana abierta e introducen un palo para poder alcanzar “una, cartera, una bolsa o un bolso”. En algunos casos, si la llave de la casa está a la vista de los ladrones, también intentan “pescarla” para luego poder entrar a la casa y rápidamente llevarse lo que esté al alcance.

“Ya han andado en otros años”, indicó el informante respecto a la modalidad de la caña. “Todo delincuente lo que quiere es robar. Si le ponen alarma en la casa, entonces buscan robar cuando la gente está comiendo en el fondo y la casa está abierta. Si le ponen reja y ven la ventana abierta, entonces tratan de llegar a algún objeto”. En algunas ocasiones los ladrones incluso utilizan los implementos del parrillero para enganchar objetos dentro de la casa.

De todas formas, las fuentes sostienen que se ha dado hurtos pero tampoco “en gran cantidad”.

La espera. 

De acuerdo a la información recabada, este año se ha dado también el fenómeno de hurto durante la noche. A los delincuentes que intentan robar utilizando una caña, también se suman los que esperan a que se haga de noche para entrar a una casa cuando los propietarios están durmiendo.

Para poder entrar a las viviendas, explicaron, los delincuentes utilizan una herramienta casera. “Hay que destacar que los delincuentes que entran cuando las personas están durmiendo lo hacen sin violencia; no es que entran con un arma”, precisó una fuente policial. En muchos casos los ladrones ven primero si las puertas están cerradas y chequean los seguros de las ventanas o puerta-ventanas. En caso de que no estén abiertas hacen una especie de “palanca” para que salte el seguro y así poder entrar. “Hay algunos que hacen taladros caseros con motores de ventiladores”, contó uno de los consultados.

Otro de los robos que más se han dado durante esta temporada es el que aprovecha los “descuidos” de los propietarios de casas y también de autos que quedan abiertos.

“Son modalidades distintas. A veces se trata de un delincuente que se mueve solo, no es que se trate de bandas”, precisó el mismo informante.

De todas maneras, a veces se mueven para robar de a grupos de a dos o tres delincuentes. En estos casos uno maneja un auto y deja a dos personas en la puerta de una casa y, mientras los otros intentan entrar al lugar el conductor los espera en una esquina para poder huir rápido. Los hurtos que se han dado en lugares como La Paloma, por ejemplo, son por delincuentes que viajan de la ciudad de Rocha al balneario en temporada. “También vienen de Maldonado y Canelones. Incluso algunos viajan en ómnibus de Montevideo por una noche para venir a robar y al otro día se vuelven en ómnibus”, contó una fuente desde Rocha.

Pero el método más llamativo que ha visto la Policía y que en esta temporada aún no se ha detectado es el de alquilar un auto y una casa en un balneario durante días, para cometer varios hurtos y llevarse así un motín importante.

“Esos son los más difíciles porque son los que menos te esperás. Te alquilan una casa y en una noche de hurtos ya se pagaron la casa y el alquiler del auto”, contó la misma fuente, y explicó que por lo general utilizan el método de entrar a la casa en el momento que la gente se va a la playa.

Los hurtos que más ha habido en los balnearios rochenses, concluyó, fueron “en casas con ausencia de gente, con gente durmiendo dentro de la vivienda, y también con la modalidad de la caña de pescar”.

Perciben menos delitos en la costa

Según indicaron distintos jerarcas policiales, en lo que va de la temporada los hurtos o rapiñas en departamentos costeros de Uruguay han disminuido. Mucho de esto lo asocian al Operativo Verano Azul, que todos los años se realiza para intensificar las acciones preventivas del delito y para aumentar también la capacidad de repuesta de la Policía en época estival. Este año además ha habido más presencia policial como consecuencia de los operativos para evitar aglomeraciones.

En Canelones, por ejemplo, una fuente policial comentó que han registrado muy pocos hechos delictivos. “Hubo algún hurto por descuido a alguien que dejó el auto abierto cuando fue a la playa, pero no más que eso”, explicó.

En Rocha, más allá de los operativos para evitar la concentración de gente por un inminente riesgo sanitario, también comenzó a funcionar una comisaría móvil para brindar una mayor respuesta a las personas que quieren radicar denuncias. También servirá para apoyar los patrullajes en distintos balnearios del departamento.

Verano Azul cuenta con unidades de la Policía, Bomberos, Guardia Republicana, Migración, Caminera, Dirección Nacional de Aviación Policial, Centros de Comandos Unificado, Investigaciones, Drogas e Inteligencia, entre otras.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados