MONTEVIDEO

Sombra y luz en la Ciudad Vieja

Un asalto a almacén y una violenta agresión con resultado distinto.

Tras el ataque, el hombre fue trasladado a un hospital. Su vida no corre peligro. Foto: Archivo El País
Foto: Archivo El País

La Ciudad Vieja es el único barrio de Montevideo que está completamente videovigilado. Nada de lo que sucede en su interior queda fuera de los ojos de la Policía. En la zona están instaladas las principales entidades financieras, al tiempo que recibe a decenas de miles de turistas cada año. Los arrebatos desaparecieron pero los asaltos todavía no han sido controlados del todo.

El viernes 8 a la hora 17:30 dos delincuentes ingresaron a un pequeño comercio de la calle Alzaibar. A esa hora decenas de padres buscaban a sus hijos que concurren al liceo privado ubicado a pocos metros del negocio. Uno de los ladrones tenía un paraguas con punta. El otro, las manos vacías, equipo deportivo y el rostro cubierto.

El comerciante estaba en el fondo. Lo apretaron contra una pared y le exigieron la plata. No tenía nada. El de las manos vacías empezó a gritarle al otro que le diera un tiro. Desde la puerta alguien vio que estaba pasando algo y también comenzó a gritar. Los delincuentes huyeron a toda velocidad.

Hasta ayer le dolía el pecho al comerciante por las puntadas que le dieron con el paraguas. Ahora atiende detrás de una reja. La Policía llegó un buen rato después. Ya no fue posible detener a los ladrones.

En la madrugada del pasado domingo las cámaras de videovigilancia captaron el momento en que un grupo de personas atacó a dos jóvenes, según informó el Ministerio del Interior.

El hecho que ocurrió a pocos metros de la Plaza Independencia y culminó con la detención de dos mayores y un menor que fueron llevados ante la Justicia. La víctimas fueron dos jóvenes que caminaban en dirección a la peatonal Sarandí cuando fueron atacados por un grupo que los agredió y les robó sus pertenencias.

Los visualizadores policiales vieron la acción y rápidamente enviaron la respuesta al lugar, al tiempo que iban siendo seguidos por el circuito de cámaras. Los agresores se descartaban de algunas de las prendas robadas a sus víctimas.

En pocos minutos, la Policía ubicó a los autores y los detuvo en dos procedimientos, ya que estos se habían separado para despistar a la Policía.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)