INVESTIGACIÓN

Sicarios dispararon 11 veces contra un vehículo; hay dos jóvenes heridos, uno de ellos grave

El ataque ocurrió en la ciudad de Rivera, a escasos metros de Santana do Livramento. Los agresores  llegaron desde Brasil, dijeron fuentes de la investigación a El País.

Cartel en la ruta indicando la frontera entre la ciudad de Rivera y la ciudad de Santana do Livramento. Foto: Mateo Vázquez
Cartel en la ruta indicando la frontera entre la ciudad de Rivera y la ciudad de Santana do Livramento. Foto: Mateo Vázquez

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Eran cerca de las 21:30 horas del jueves. En la cuidad de Rivera un hombre se preparaba para ver el partido clásico entre Nacional y Peñarol por Copa Sudamericana, en su casa ubicada cerca de un centro comercial.

El partido recién comenzaba y el hombre se sentó frente a la televisión, cuando empezó a sentir una serie de detonaciones. Lo primero que pensó fue que algún hincha de uno de los dos cuadros de fútbol estaba tirando fuegos artificiales. De todas maneras, el hombre decidió salir hacia la calle y ver quiénes estaban detrás de esos festejos. Tras mirar bien, se percató de que el partido clásico nada tenía que ver con aquellas detonaciones que había sentido minutos atrás.

Según indicaron fuentes policiales a El País, el hombre narró a los investigadores policiales que al salir de su casa vio a un joven herido pidiendo ayuda y diciendo que un amigo suyo también estaba herido dentro de un auto.

Denuncia.

A las 21:45 la Policía recibió la alerta por disparos de arma de fuego en la calle Charrúa, casi en la línea divisoria entre la ciudad de Rivera y Santana do Livramento. La Policía rápidamente acudió al lugar, que queda cerca del Shopping Siñeriz.

Según relataron las fuentes, los investigadores se encontraron con un auto ubicado a unos 50 metros de Santana do Livramento. Al acercarse vieron que en la parte delantera había un hombre herido con manchas de sangre en la ropa. Esta persona, de 24 años, dijo que en la parte de atrás del auto estaba un amigo suyo y que las heridas que tenía eran más graves. El joven pidió a la Policía que lo ayudaran a trasladar a su amigo a un centro asistencial y entonces explicó lo que había pasado.

No había un relato largo; había sido todo muy rápido. El joven herido dijo que él y su amigo estaban en el auto y que dos personas, desde una moto, habían comenzado a disparar contra ellos.

Investigación.

La Policía trasladó a los heridos de inmediato a un centro asistencial. Las dos víctimas tienen 24 años. Uno de ellos se encuentra internado en cuidados intensivos y su estado de salud es grave. El otro sufrió heridas en ambas piernas y en el antebrazo izquierdo.

Mientras los jóvenes eran dirigidos al hospital, un equipo de Policía Científica comenzó a trabajar en la escena de la tentativa de doble homicidio.

Según informaron las fuentes del caso a El País, el auto en que iban las víctimas, un Fiat Punto color blanco, tenía nueve impactos de bala en la parte delantera y trasera del lado izquierdo.

En total la Policía Científica recolectó 11 vainas y dos proyectiles. Nueve de estos se incrustaron en el vehículo en el que iban las víctimas. En el lugar donde ocurrió el ataque no hay cámaras del Ministerio del Interior.

El caso está siendo investigado por la fiscal Alejandra Domínguez y por efectivos de la Policía de Rivera. Los investigadores policiales trabajaron sobre las inmediaciones del hecho y pudieron recolectar el testimonio de algunos vecinos. Uno de ellos fue el que pensó que se había tratado de fuegos artificiales por el clásico entre Nacional y Peñarol.

Patrullero de Policía. Foto: Estefanía Leal
Patrullero de Policía. Foto: Estefanía Leal

Ayer, en el marco de la investigación, la Policía encontró un celular en una zona descampada próximo a donde ocurrió la balacera que derivó en dos jóvenes heridos. Este celular ahora está en manos de la Policía Científica y se harán pericias para obtener información que ayude a esclarecer el hecho. A pocas horas de la balacera la Policía también halló una moto incendiada en la que se habrían trasladado los sicarios.

Según supo El País en base a fuentes de la investigación, los sicarios habrían entrado a Rivera desde Santana do Livramento y habrían huido a Brasil. La fiscal Domínguez espera tomarle declaración al joven que fue herido en las piernas y está fuera de peligro.

Moto que usaron vinculada a narcos

La investigación encabezada por la fiscal Alejandra Domínguez y realizada junto con investigadores de la Jefatura de Policía de Rivera, recién está en su etapa inicial.

De todas maneras, según explicaron fuentes del caso a El País, la Policía encontró a las pocas horas del ataque la moto que habrían utilizado los sicarios para entrar desde Brasil a Uruguay y acribillar a disparos el auto en que iban los dos jóvenes de 24 años. Según indicaron los informantes, esta moto habría sido utilizada en otro caso cuya investigación lleva adelante la Fiscalía, y que tiene que ver con hechos violentos entre bandas de narcotraficantes de Brasil que operan en Uruguay.

En la frontera Rivera-Santana do Livramento tres bandas luchan constantemente por hacerse del territorio para la venta de droga: “Bala na Cara”, “Os Manos” y “Os Tauras”. Entre estas “facciones”, como les denomina la Policía, “Bala na Cara” es la que está más debilitada de acuerdo a los informantes. El hallazgo de la moto da la pauta de que los sicarios serían parte de alguna de estas “facciones”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados