SALTO

Sereno del Aeroclub tras el copamiento: “Nunca imaginé que pudieran ser tan crueles"

Las seis personas detenidas por el copamiento al Aeroclub de Salto declaran esta tarde.

El sereno agredido en el copamiento al Aeroclub. Foto: Luis Pérez
El sereno agredido en el copamiento al Aeroclub. Foto: Luis Pérez

El sereno del Aeroclub de Salto que fue brutalmente golpeado por el grupo comando que copó los hangares de la institución para llevarse una avioneta en la pasada madrugada, contó a El País esta mañana el "infierno” que vivió junto a su familia.

Roberto Romays hace 13 años que es el encargado de cuidar el Aeroclub.

Contó que por la golpiza que le dieron los delincuentes llegó a perder el conocimiento, mientras lo mantuvieron maniatado e inmovilizado para concretar el plan de fuga, que finalmente no tuvo éxito.

Roberto temió por su vida y también por la de su esposa y sus cuatro hijos, que tienen 6, 9, 11 y 13 años.

"Si no hubiese sido por la llegada de la Policía en el momento justo, quizás ya estaríamos muertos porque la intención de los delincuentes era borrar todo y no dejar elementos para que los descubrieran”, dijo.

Y agregó: "Nunca imaginé que pudieran ser tan crueles con una persona que no opuso resistencia y que lo único que tenía en mi mano era una linterna cuando fui sorprendido por estos cinco o seis tipos que rápidamente me encañonaron y empezaron a golpearme hasta dejarme tendido en el piso y perder el conocimiento”.

El sereno agredido en el Aeroclub de Salto. Foto: Luis Pérez
Foto: Luis Pérez

De lo que recuerda, previo a ser atacado, es que el hecho comenzó a originarse sobre la 1 de la madrugada. “A esa hora el perro empezó a ladrar y yo miraba para afuera y no veía nada. Pero serían las 3 más o menos que ya los dos perros ladraban y siento que por el fondo del predio llega un vehículo y salgo con la linterna para ver quiénes eran".

"De una nomás me golpean en la cara y por todos lados y me inmovilizan las manos con un precinto y se dirigen al interior de la vivienda en donde se encontraban mi señora y los cuatro hijos. A ella la precintan las manos también, la encañonan en el pecho y le piden las llaves del hangar, de los aviones y le preguntan si había caja fuerte y le advierten que no se mueva mientras otros dos van al cuarto de los gurises, los despiertan y los obligan a encerrarse en el cuarto con su madre”, contó.

La familia vivió el terror por espacio de una hora aproximadamente, aunque para Roberto fue menos porque por algún momento perdió el conocimiento, mientras estaba tirado en el piso fuera de la vivienda y sangraba.

“Por otro lado yo sentía como abrían los hangares y se organizaban para cargar el combustible que ellos mismos habían traído en una camioneta y seguían las instrucciones que les daba un brasilero que era el que llevaba la voz cantante y el grupo obedecía”, recordó.

También contó el momento del tiroteo que se originó cuando la Policía llegó al lugar. Él no entendía lo que sucedía a su alrededor hasta que pasado unos minutos reconoció una voz que lo llamaba en medio de la oscuridad.

“Era un policía de Investigaciones al cual reconocí por su voz y me decía que saliera a su encuentro. Ahí pensé, nos salvamos y se termina el infierno e inmediatamente me liberan a mí y a mi familia y me brindan atención”, contó. Y aclaró que en ningún momento esgrimió un machete para defenderse como inicialmente trascendió.

Hoy puede contar su historia y agradece a la Policía por haber salvado a su familia y a él porque está convencido de que los delincuentes estaban jugados a todo: “Para mí, el plan era no llevarse un avión, sino dos por la cantidad de combustible que tenían y cuando estuviera todo listo la idea era terminar con nosotros porque a cada ratito me preguntaban algo para asegurarse que no fallara nada. Hasta por otro hangar vecino me preguntaban y sabían de quién es”, agregó.

Esta tarde los delincuentes apresados, que son seis y son de nacionalidad extranjera, serán conducidos al Juzgado Penal mientras la Policía local continúa trabajando en un caso que aún no está cerrado y del que se cree habría más cómplices que son buscados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º