Santa Catalina

Recluso fugado logra eludir operativo policial

Lo vieron correr por Santa Catalina; se perdió en un monte.

Morabito aguardaba la extradición a Italia desde el 14 de febrero. Foto: archivo El País
Foto: archivo El País

Víctor Santiago Iparraguirre Suárez (21) volvió a escaparse de la Policía. Esta vez, el recluso que se había fugado en la madrugada del jueves de Cárcel Central disfrazado de efectivo policial, se perdió en un monte de la zona de Santa Catalina.

La Policía tenía el dato de que el preso, que estaba a punto de ser imputado por dos homicidios y 17 rapiñas, andaba en Santa Catalina donde tiene amigos y familiares. Por ese motivo, se montó un discreto operativo para poder detenerlo.

Durante la tarde de ayer un móvil policial comenzó a recorrer varias manzanas de Santa Catalina y realizó vigilancias en diferentes puntos para intentar capturar al delincuente. En un momento, los efectivos vieron al hombre escapando por el techo de una vivienda. El recluso se encontraba armado y logró fugarse por un monte cercano.

Luego, los efectivos policiales, solicitaron una orden de allanamiento en el lugar donde vieron al fugado. Una vez dentro de la vivienda, incautaron el uniforme que usó para fugarse y varios documentos administrativos de la Policía.

Violento.

Iparraguirre se movía en diversas localidades de la costa de Canelones. Duro de carácter a pesar de su juventud, estaba en prisión preventiva por ser el "presunto autor responsable de una rapiña especialmente agravada" contra un pequeño comercio. Durante la noche del jueves el temible delincuente rompió una reja de su celda, se disfrazó de policía y saltó 12 metros para fugarse de Cárcel Central.

La fiscal de Atlántida, Darviña Viera, confirmó anoche a El País que tenía previsto formalizar al sujeto por el doble homicidio ocurrido en El Pinar el pasado 6 de octubre y por un total de 17 rapiñas ocurridas en la zona costera de Canelones; en algunas de ellas estaban involucrados los dos asesinados.

"Es un sujeto muy violento, un peligro para la sociedad. No le importa la vida de los demás. Teníamos previsto solicitar su conducción para el próximo miércoles. Ni siquiera llegamos a presentar el escrito y ya se fugó", aseveró Viera.

La fiscal solicitó que el delincuente sea localizado "lo antes posible" debido a su "alta peligrosidad" para la sociedad.

Su presencia en el recinto carcelario responde a que estaba cumpliendo la etapa de diagnóstico a cargo de técnicos del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR). Estaba alojado en la celda 7 del piso 4 junto a otros delincuentes.

Para informar a la Policía sobre el paradero de Iparraguirre se puede llamar al 911 o al 0800 5000; garantizan reserva.

Víctor Santiago Iparraguirre Suárez
Víctor Santiago Iparraguirre Suárez

Cárcel.

El Ministerio del Interior informó ayer que cuatro personas, entre ellas un funcionario policial, fueron condenadas por ingresar drogas y celulares a la Cárcel de Canelones.

El lunes pasado fue detenido un funcionario penitenciario cuando pretendía ingresar 396 gramos de marihuana a la prisión. El agente R.M.M.V. (27) fue formalizado por un delito de suministro de estupefacientes, especialmente agravado, en grado de tentativa, debiendo cumplir prisión preventiva por el plazo de 30 días.

Las investigaciones permitieron detectar que el uniformado recibía encomiendas con comida y drogas en su casa de la ciudad de Durazno. Los paquetes eran recibidos por su esposa de parte de la pareja de un recluso de la cárcel canaria.

No era la primera vez que el funcionario entraba las drogas a la unidad y en otras oportunidades ingresó celulares.

La esposa del funcionario fue condenada a 12 meses de prisión que cumplirá 6 meses en su casa y el resto en libertad vigilada. El interno y su pareja fueron condenados por cohecho calificado a la pena de 24 meses de prisión que se cumplirán, 6 meses prisión domiciliara y 18 meses de libertad vigilada para ella y 2 años de prisión efectiva para el preso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)