SIN APARECER

Quebracho sigue en vilo por búsqueda del asesino

La familia que fue víctima del incendio recibe donaciones.

Decenas de policías buscan en la espesura de los bosques. Foto: Andrés Franco
Decenas de policías buscan en la espesura de los bosques. Foto: Andrés Franco

Una camioneta llena de cemento pórtland atravesó en la tarde de ayer la portera de los Latapié, cerca de Quebracho. Era una donación anónima. Alguien que decidió colaborar con la familia que en la noche del miércoles perdió todo a manos de Martín Bentancur, el homicida de Nelly Goyeneche y del policía Juan Oviedo. En el rapto de furor que lo acometió tras perpetrar el doble crimen, Bentancur incendió la vivienda y los galpones de la familia Latapié, uno de cuyos hijos es la actual pareja de la joven que tiempo atrás convivía con Bentancur.

"Perdimos la casa, un galpón lleno de combustible y productos para la soja, el mosquito dos tractores, un camión, una cosechadora y todo lo que había en la vuelta. Él sabía lo que hacía. Prendió fuego debajo de los tanques de combustible. En pocos minutos quemó todo. El tractor parece que estuvo en la guerra", contó ayer a El País Ruben Latapié, propietario del establecimiento quemado.

Hoy se cumplirá el quinto día de la búsqueda de Bentancur. El helicóptero, los drones, las camionetas 4 x 4 de la Policía, las lanchas de la Armada y decenas de efectivos lo siguen buscando. Todavía no hay pistas que permitan tener algún indicio de su paradero. Se especula que haya podido cruzar el Río Uruguay y por eso se pidió la captura internacional.

Latapié no tiene custodia pero debe acordar con el comisario el momento en que él y su esposa pueden a ir al campo. Su hijo está en un lugar secreto y bajo vigilancia. El productor dice que el joven, de 18 años, recibió apoyo psicológico. No sabe qué pasará mañana lunes, cuando vuelva a clase.

"Vamos a hacer un pozo bien grande para enterrar todo lo que quedó. No queremos mirar la desgracia, vamos a hacer lo que hicimos siempre, mirar para adelante", dijo Latapié.

Mientras tanto, el campo llama a seguir adelante y la familia se prepara para entrar a la chacra entre el martes y el miércoles.

Quebracho.

Los casi 3.000 habitantes de la localidad sanducera han visto sacudida su vida cotidiana. Hasta los cazadores furtivos, habituales durante la Semana Santa, desaparecieron de la zona debido al despliegue policial, contó a El País el alcalde Mario Bandera.

Los funcionarios del Municipio y el propio alcalde han colaborado con la Policía desde el primer momento. Cuando ocurrieron los hechos el jefe de Policía de Paysandú, Luis Mendoza, habló con Bandera para pedirle apoyo en el conocimien- to del terreno y los caminos. A esa hora el alcalde estaba en Paysandú, agarró su vehículo y salió hacia la zona de búsqueda. No descansó hasta la noche siguiente.

Al otro día, el alcalde dispuso alojamientos para la Policía en el Polideportivo de Quebracho. La Policía instaló su base de operaciones en ese sitio. Además, está dispuesto que el helicóptero aterrice en las cancha del Club Quebracho.

Nadie en el pueblo podía suponer que Bentancur tomara una acción de ese tipo.

"Lo más triste es que esto no terminó, Martín quería matar a otra gente, tenía una lista en la que estaban la muchacha y la familia de su actual novio. Eso hace que el miedo esté presente, no sabemos lo que puede pasar. Apostamos a que la Policía lo capture o que él se entregue", aseveró Bandera.

"Alguien lo está asistiendo"

Para el alcalde de Quebracho, Mario Bandera, el prófugo Martín Bentancur está recibiendo algún tipo de ayuda. "Yo pienso que alguien lo está asistiendo. Pasaron muchos días y tuvimos varios días de mucho calor en esta zona. Ojalá también intenten convencerlo de que se entregue. Tarde o temprano va a caer, no va a ser prófugo toda la vida", expresó el alcalde. Conocedor de la zona, Bandera señaló que "lo que puede conseguir es agua, no hay frutos y carne es difícil, y no puede hacer fuego", dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)