Seguridad ciudadana

A prisión el ladrón que irrumpió en la casa del hijo de Bonomi

Por acuerdo de partes se condenó al delincuente a 8 meses de cárcel.

En Tribunales: en la tarde de ayer se dictó la sentencia después de un juicio abreviado. Foto: Marcelo Bonjour.
En Tribunales: en la tarde de ayer se dictó la sentencia después de un juicio abreviado. Foto: Marcelo Bonjour.

Fue condenado ayer a 8 meses de prisión el hombre detenido el pasado martes por haber ingresado a la casa del hijo del ministro del Interior Eduardo Bonomi.

En un proceso abreviado, debido a un acuerdo entre la fiscalía y el defensor de oficio del imputado, y ante la confesión de este, se le redujo la pena en un tercio, por dos delitos de violación de domicilio, uno de ellos especialmente agravado ya que fue cometido después de la caída del sol, un delito de hurto en grado de tentativa y diversas lesiones personales a Andrés Bonomi.

El delincuente, Marcelo Miguel Hermogeneo, de 35 años de edad, soltero, desocupado y en situación de calle, según se afirma en el expediente judicial, irrumpió primero durante la noche del lunes en una finca de la calle Zum Felde para pernoctar, hasta que fue descubierto al otro día por el dueño de esa propiedad, mientras dormía en un parrillero.

En tanto sonaba la alarma ubicada en ese lugar, un patio cerrado, el intruso fue invitado a retirarse, cosa que hizo pero saltando hacia una residencia vecina, en donde vive el hijo de Bonomi con su esposa y un pequeño hijo.

Antes de eso, para despuntar el vicio, (porque el sentenciado cuenta con varios antecedentes por hurto), se robó un pantalón de jean que quedó para secarse colgado en una cuerda y que era de un hermano del primer afectado y denunciante. Ya en el patio del vecino de este, es decir la casa de Bonomi de la calle Almirón, el ladrón, que llevaba el pantalón robado dentro de una mochila, fue sorprendido por los moradores.

El hijo de Bonomi salió de inmediato al encuentro del imputado para retirarlo del lugar, temiendo por la seguridad de su familia. Y, como se expresa en el acta judicial, debió entonces ingresar al ladrón "al interior de su morada, para sacarlo de la finca, dado que el patio es interno".

Estando ya fuera de la casa y cuando Bonomi se encontraba forcejeando con el imputado y esperando a la policía que había sido alertada por su esposa por intermedio del 911, el delincuente "tomó un esqueleto de hierro de una silla y con intención de lesionarlo golpeó a la víctima, derribándolo al suelo, logrando así escapar".

Finalmente, el imputado fue detenido por efectivos policiales al tiempo que el hijo del ministro Bonomi "se había incorporado para perseguirlo nuevamente e indicaba a la policía al autor de los hechos".

Después del incidente, Bonomi fue intervenido en block quirúrgico de la mutualista Casmu, por luxación a nivel del primer dedo de la mano izquierda. El informe agrega que "porta férula en miembro superior izquierdo, antebrazo, muñeca y mano con cabestrillo. Erosión en rodilla derecha, cara anterior. Erosión antebrazo derecho cara lateral externa".

La prueba.

Para enviar a la cárcel a Hermogeneo se sumaron las declaraciones de los denunciantes y de los policías que lo apresaron, registros de cámaras de seguridad en donde se lo ve huyendo, "el esqueleto de hierro", el pantalón hurtado que se cita en el acta de incautación, y la planilla de los antecedentes judiciales del ladrón.

Hermogeneo estuvo por primera vez detrás de rejas en 2002; fue indagado en unas 50 oportunidades y siempre que resultó procesado se debió a un hurto o receptación. En noviembre de 2017 ya había marchado a prisión por robo, con una pena similar a la que ahora comienza a cumplir.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)