SOLIDARIDAD HASTA DEJAR LA VIDA

A prisión los homicidas de Parque Rodó y Ciudad Vieja

Un albañil mató a un joven que le recriminó su comportamiento pedófilo.

Chofer y pasajeros detectaron el comportamiento del sujeto y lo obligaron a bajar. Foto: F. Flores
Chofer y pasajeros detectaron el comportamiento del sujeto y lo obligaron a bajar. Foto: F. Flores

Dos crímenes ocurridos el sábado pasado fueron aclarados y sus presuntos responsables formalizados durante la tarde de ayer.

U.A.P. tiene 41 años, es albañil y no tiene antecedentes penales. El sábado de tarde mató a Dimar Eduardo Parejas Aranda, un artesano de 28 años, nacido en San José.

No se conocían hasta que se cruzaron en el 157, recorrido Paso de la Arena - Parque Rodó. El albañil venía sentado junto a su ex pareja y una niña de 9 años detrás del conductor. En determinado momento intentó besar a la fuerza a la mujer y comenzó a manosear a la niña.

Cuando el bus llegaba a 21 de Septiembre y bulevar Artigas, el chofer exigió al hombre que se bajara y lo calificó como "pedófilo", según pudo probar el fiscal de Homicidios, Juan Gómez en base a testimonios.

En ese momento, Parejas bajó y le reprochó su actitud a U.A.P. y se produjo un altercado. Allí el imputado extrajo un arma blanca que llevaba a la altura de la cintura, entre sus ropas y le profirió una puñalada a la altura de la ingle.

Ya herido de gravedad, la víctima cayó y logró volver al ómnibus donde se desvaneció. Tras ser trasladado a una mutualista y recibir el auxilio de los médicos, dejó de existir.

El fiscal Gómez pidió al juez Daniel Erzeguer Testa la formalización del hombre por el delito de homicidio intencional en calidad de autor. Además, solicitó que sea enviado a prisión preventiva por 120 días.

En su alegato, Gómez destacó que "no se pueden ignorar los hechos aberrantes que movilizaron al infortunado joven a actuar, que revelan un sentido de solidaridad hacia el más indefenso que debe ser ponderado con extrema prudencia, so pena de no dar una respuesta justa a la sociedad".

Patricia, hermana del fallecido, afirmó que "era un loco bárbaro que se comió un garrón". "Lo enterramos hoy (ayer) a las 12:00. Uno ve estas cosas en la tele y cuando le pasa a la familia siente un gran dolor".

Femicidio.

La muerte de Mónica Rosario Señorini (52), ocurrida a la hora 16:00 del sábado en Maciel y Cerrito, Ciudad Vieja, escondía una historia de violencia. Durante la investigación, la fiscal Sabrina Flores pudo confirmar que la mujer y A.F. (59) mantuvieron una relación de pareja de al menos 6 años, y que hace un año convivían en la casa de la víctima.

Testigos confirmaron que el hombre sometía a violencia psicológica y física a la víctima. La mujer "no radicó denuncia policial por encontrarse amenazada de muerte por el indagado", indicó la fiscal. Un vecino confirmó que en una oportunidad el agresor quemó a la víctima con un cigarro, otro testigo dijo que el día viernes escuchó a la mujer gritar "vos de acá no te llevas nada".

Cerca de la hora 16:00 del sábado, el imputado tomó un revólver calibre 44 corto (un arma muy poderosa, según expertos) y realizó un disparo en dirección a la víctima. El tiro ingresó por el seno izquierdo y le provocó la muerte.

El autor del disparo llamó a la Policía y a la emergencia médica. Fuentes policiales consignaron que el sujeto presentaba aliento alcohólico.

Al arribo de la policía el cuerpo de la víctima se encontraba en el acceso a la cocina con ambos miembros superiores flexionados sobre el pecho. En el lugar, la Policía Científica ubicó un celular roto tirado y debajo de una escalera y en un entrepiso un revólver carente de marca y numeración, conteniendo dos vainas y cuatro cartuchos calibre 44.

El indagado declaró en principio ante la Fiscalía que no recordaba si estaba manipulando el arma. Luego dijo que estaba limpiando el revólver. Además, dijo que "nunca discutió con la víctima y que tenía buen relacionamiento". Todos sus dichos caen ante la versión de los familiares y los vecinos de la víctima, según indica la fiscal Flores en el petitorio.

"El delito de homicidio se produjo en virtud del odio, desprecio y menosprecio contra la víctima por su condición de mujer, y hacen presumir este hecho los incidentes de violencia psicológica relatados por vecinos y familiares de la víctima que precedieron al femicidio de la misma", indicó la fiscal. Por este motivo, solicitó la formalización del sujeto por "homicidio muy especialmente agravado - femicidio".

Debido a que el imputado tiene antecedentes por delitos de atentado, desacato, violencia privada y tráfico ilícito de estupefacientes y es "una persona agresiva y violenta", Flores pidió 180 días de prisión preventiva.

La defensa solicitó que no fuera remitido al ex Comcar debido a que un hijo de la víctima se encuentra preso en ese lugar.

Incremento de los casos de femicidio

Desde que comenzó el año 2018, se produjeron por lo menos 15 casos de femicidios. En todo el año 2017 ocurrieron 30 casos. Uruguay ocupa el quinto lugar de América Latina y el Caribe en número de mujeres asesinadas por su pareja o su expareja, según datos de Cepal.

La Justicia Penal se encuentra investigando otros tres casos de homicidios contra mujeres que eventualmente podrían implicar la tipificación de femicidio como agravante. Por ejemplo, resta conocer el resultado de las dos muertes registradas en la playa del Cerro, allí murió una mujer y un hombre. Tampoco se conoce con precisión el caso de la joven cuyo cuerpo apareció en una zanja en el barrio Ituzaingó, el sábado pasado.

Fue identificada como Claudia Vanesa Martínez Rodríguez, tenía 29 años de edad y falleció por múltiples golpes en la cabeza con un objeto contundente, presuntamente con una piedra que fue hallada junto al cadáver, según reveló la autopsia.

El primer homicidio del año tuvo lugar el 23 de enero. Edelma Suanes (65), fue asesinada en Tranqueras, Rivera, por su pareja, que se suicidó luego. En el emblemático 8 de marzo, Olga Costa (44) fue asesinada en Salto junto con el policía que la custodiaba. La mató su ex pareja, un militar retirado. Olga era madre de tres hijos, uno de ellos con un problema de salud congénito. El 28 de marzo, el ex yerno mató a balazos a Nelly Goyeneche (foto). En el ataque el criminal también mató a un policía, en Quebracho, Paysandú. Según información pública, se puede estimar que este tipo de homicidios han dejado como saldo, por lo menos 30 huérfanos, 25 de ellos menores de edad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º