Maldonado

A prisión los dos asaltantes del taxista

Los autores de la rapiña cometida el pasado sábado contra el taxista Sergio Blanco se declararon culpables y fueron sentenciados a una pena de veinte meses de prisión, de los cuales solo nueve cumplirán de reclusión efectiva.

La investigadora recibe hoy a varios jerarcas policiales. Foto: Francisco Flores
 Foto: Francisco Flores

Se trata de los dos rapiñeros que a las 19:01 del pasado sábado tomaron el taxi de Blanco en la terminal de ómnibus interdepartamentales de la capital fernandina. En el interior del vehículo pidieron al taxista que los llevara hasta un conocido bar ubicado en el barrio San Antonio de la ciudad de Maldonado. Al llegar al lugar, uno de los sujetos redujo al taxista colocándole un arma de fuego en la nuca al trabajador del volante.

La jueza penal de 11º turno de Maldonado, Ana María Guzmán Emmerich, dio trámite al denominado proceso abreviado generado por el acuerdo entre la Fiscalía y la defensa de los rapiñeros.

En la audiencia llevada a cabo el domingo por la tarde ni la víctima, el conocido exfutbolista Sergio Blanco o un representante legal, participaron de la misma.

Blanco ni siquiera fue citado a una ronda de reco-nocimiento para confirmar si los autores de la rapiña fueron los ahora condenados o para reconocer el arma empleada, la que, según las autoridades, era de juguete.

Blanco dijo a El País que los sujetos le colocaron el cañón del arma en la nuca. Luego, el rapiñero lo enfrentó desde fuera del vehículo para exigirle la entrega del dinero, al tiempo que en dos ocasiones, según su testimonio, accionó el disparador del arma. Luego, ambos delincuentes huyeron del lugar del hecho, quedando grabados por una cámara de seguridad.

Los sujetos, identificados como F.D.S.G., oriental de 25 años y C.D.L.P., oriental de 20, fueron condenados por la comisión de un delito de rapiña agravado en grado de tentativa en calidad de autores, aplicándoles una pena de 20 meses. El Código Penal establece para este tipo de delito una pena mínima de 4 años y una máxima de dieciséis. El agravante puede aumentar la pena en una tercera parte. El acuerdo entre las partes, sin que interviniera la víctima, redujo la pena a nueve meses de prisión en la cárcel y los otro once en arresto domiciliario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º