Investigan si hubo abuso

Presunto asesino ayudó en búsqueda y visitó al padre del niño luego de su desaparición

Testigos informaron a El País que vieron al adolescente detenido con agua hasta la cintura y caminando con dos bicicletas luego de la desaparición de Inti Nahuel. 

Zona cercana a la casa del niño. Foto: Francisco Flores
Zona cercana a la casa del niño. Foto: Francisco Flores

En la mañana del viernes Inti Nahuel, de 8 años, desapareció mientras iba a hacer un mandado a un almacén cercano a su casa; generalmente iba a acompañado de sus dos hermanas pero esta vez se fue solo en su bicicleta. En la tarde del sábado la policía encontró su cuerpo en una zona boscosa a 5 kilómetros del comercio.

Los efectivos detuvieron a un adolescente como único sospechoso del crimen. El joven es conocido en el barrio por su adicción a la pasta base y vender bicicletas robadas. 

A las 16:00 horas de este domingo la Fiscalía formalizará al adolescente. 

En la mañana del domingo, algunos vecinos dijeron a El País que vieron al  niño irse con el adolescente al final de la avenida Los Pinos, que divide Neptunia de Pinamar. A partir de ahí se presume que ingresaron a una zona boscosa donde hay una cañada.

Un testigo indicó a El País que a las 16:00 horas de ese viernes vio al adolescente mojado -con agua hasta la cintura- y dos bicicletas al hombro.

También señalaron que durante las operaciones de búsqueda, posteriores a la denuncia, el adolescente se acercó e incluso llegó a colaborar en parte del operativo que la policía desplegó y al que varios vecinos se sumaron.

Ayer sábado los rastrillajes continuaban. La madre junto con su pareja y algunos allegados fueron a la seccional de Salinas para brindar más detalles, mientras que el padre del niño se quedó en la casa de su exmujer. 

Fue en ese momento cuando se presentó en la vivienda el adolescente y le dijo al padre que el niño le intentó venderle la bicicleta. El hombre llamó a su exesposa para contarle lo sucedido y desde la seccional le pidieron que intentara retener al adolescente mientras se enviaban un móvil policial.

Minutos después el joven salió caminando de la vivienda y fue ahí cuando un patrullero lo interceptó y lo detuvo. 

El niño fue encontrado a cinco kilómetros del almacén al que debería haber llegado. Presentaba fracturas en un brazo y rotura de cráneo, lo que indica que pudo haber recibido un golpe con un objeto pesado, como una piedra. 

Forense investiga si hubo o no abuso sexual. La familia no tiene información sobre un eventual abuso. Fuentes allegadas al caso señalaron que el menor lo niega.

Por otra parte, la Policía investiga un número de teléfono desconocido que se contactó con la madre luego de que se realizara la denuncia de la desaparición. La persona anónima quería saber si había información sobre "una marcha" que los vecinos supuestamente estaba organizando. El número, según las primeras hipótesis, podría pertenecer al adolescente, único detenido por el caso. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos