INSEGURIDAD

6 policías heridos y 4 patrulleros apedreados tras un raid delictivo

Una turba prendió fuego el auto robado por rapiñeros para evitar pericias

La zona de asentamientos se transformó en un infierno cuando apareció la Policía. Foto: Subrayado
La zona se transformó en un infierno cuando apareció la Policía. Foto: Subrayado

Un grupo de tres delincuentes cometió varios delitos contra personas que se desplazaban por calles de la zona este de la ciudad. Circulaban en un auto robado y durante varias horas del viernes se dedicaron a robar a los transeúntes del barrio.

Todo comenzó en Malvín a la hora 21:00 cuando dos de los integrantes de la gavilla robaron un automóvil en la calle Leopardi. Los delincuentes sorprendieron al conductor dentro del vehículo y lo hicieron bajar a punta de arma de fuego. Le robaron su billetera y un celular.

Con el coche robado, se dirigieron a la calle Ferrari, en Carrasco. Allí asaltaron a un hombre que caminaba por el lugar. Le llevaron un teléfono Iphone y dinero por un valor de $ 2.000. Luego, asaltaron a otra persona en la calle San Nicolás.

En ese momento, la Policía ya se encontraba tras los delincuentes debido a que el rastreador del Iphone estaba encendido e iba delatando los pasos de los delincuentes, según se desprende del expediente que leyó el fiscal Leonardo Morales durante la formalización.

En Hipólito Irigoyen y Julio Sosa un patrullero de la Policía intentó detener el vehículo en que se desplazaban los asaltantes. Rápidamente, se produjo una persecución que fue bordeando la cañada Malvín y culminó en el cruce de la Rambla Euskalerría y Alto Perú.

Los delincuentes abandonaron el vehículo y siguieron a pie mientras disparaban hacia los efectivos de la Policía que los perseguían.

Un joven de 18 años de edad recibió un disparo en la cabeza y cayó gravemente herido en el lugar. Otro recibió una herida en un pie y fue detenido por la Policía. El restante rapiñero huyó y no pudo ser capturado hasta la noche de ayer.

Mientras tanto, el ambiente del barrio se ponía cada vez más hostil hacia el personal uniformado. A esa hora en el lugar del enfrentamiento ya había una decena de vehículos policiales y efectivos de diversas dependencias, entre ellas de la Guardia Republicana y su grupo de choque.

En determinado momento, cuando el equipo de Policía Científica llegaba al lugar para hacer su relevamiento, apareció un grupo por lo menos 50 personas desde un asentamiento cercano. De un momento a otro, el grupo de vecinos salió en defensa de los delincuentes y comenzó a apedrear a los efectivos desplegados.

Seis de los uniformados terminaron heridos y varios patrulleros fueron destrozados por las piedras. Mientras se producía el enfrentamiento, una turba se apropió del auto robado, se llevó todo lo que tenía en su interior, lo incendió y lo arrojó hacia la cañada Malvín.

Este incidente provocó que Policía Científica no lograra completar la pericia correspondiente. Durante la audiencia de formalización que tuvo lugar ayer, el fiscal Morales afirmó: “Prefiero perder una prueba y no la vida de un policía”, según consignó Subrayado.

De acuerdo a la información suministrada por la Policía a la Fiscalía, los efectivos lesionados sufrieron heridas contusas en el cuero cabelludo, heridas cortantes, lesiones en las piernas y en otras partes del cuerpo que, sin ser de gravedad, exigieron tratamiento médico. Además, cuatro de los vehículos de la Policía que intervinieron en el operativo fueron dañados en el ataque.

Incidentes.

Fuentes de la Policía consignaron a El País que se sospecha que el grupo de personas que salió en defensa de los delincuentes sea el mismo que el 17 de febrero pasado se concentrara en avenida Italia para robar a los automovilistas que pasaban por el lugar.

El incidente comenzó con una protesta por la muerte de dos personas, una de ellas perdió la vida mientras intentaba robar un vehículo y la otra fue víctima de un apuñalamiento en Malvín Norte. Hubo quema de cubiertas y el tránsito fue interrumpido.

Sin embargo, el reclamo se transformó de tal manera que culminó con vehículos rotos y denuncias de hurtos de los automovilistas que quedaron en el medio de la presunta movilización.

La Policía informó que detuvo a 11 personas en las inmediaciones de avenida Italia y Delgado. Se trata de 10 mayores de edad (8 hombres y dos mujeres) y un menor. La Justicia liberó a los detenidos y decidió indagar los casos que llevaron a la protesta de manera separada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º