DOBLE HOMICIDIO EN SALTO

Policía debió usar chaleco antibalas, dijo Bonomi

Víctimas del doble homicidio en Salto fueron sepultadas en medio de congoja de familiares y amigos.

Dolor: familiares, compañeros y amigos de Farinha rodean el féretro. Foto: L. Pérez
Dolor: familiares, compañeros y amigos de Farinha rodean el féretro. Foto: L. Pérez

Al mediodía de ayer se realizó el sepelio del cabo de Policía Fernando Farinha, asesinado el jueves cuando cumplía la función de custodia a una víctima de violencia doméstica. Se hicieron presentes colegas, familiares, amigos y vecinos, y el Ministerio del Interior le rindió honores fúnebres.

"El compañero cumplió fielmente con el juramento y una vida digna", dijo el comisario Adolfo Cuello durante la despedida a Farinha.

El jefe de Policía Oldemar Avero hizo entrega del pabellón nacional a la viuda del policía y, tras escucharse los disparos de honor efectuados por representantes de la guardia especial, entre aplausos y llantos, el féretro conteniendo los restos mortales de Farinha fue introducido en un nicho del panteón municipal del Barrio Artigas, cumpliendo con el deseo de sus familiares.

En medio de esa jornada luctuosa, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, cuestionó la conducta del policía fallecido por no cumplir el protocolo y llevar puesto el chaleco antibalas.

"¿Quién tiene la responsabilidad en este caso?", le consultaron al ministro en Subrayado. Bonomi respondió: "¿Quiere que sea antipático? La responsabilidad es del policía", y a continuación explicó que el funcionario tenía un chaleco antibalas pero no lo usó. "Hoy se está investigando por qué no lo usaba", indicó Bonomi.

Bonomi expresó que entiende que su declaración no le "gusta a nadie" pero "hay que decir las cosas como son: el chaleco lo tendría que haber usado".

Luego, el ministro reconoció que "en realidad, la responsabilidad es del homicida".

Un perfil oscuro.

El padre de la mujer asesinada por su ex pareja junto al policía Fernando Farinha, dijo que el criminal no solo es violento, sino un manipulador y hábil declarante de "mal vivir".

Elbio Costa, de 73 años, quien habita una casa por medio de donde residía su hija Olga Costa Izaguirre, de 44 años, afirmó que Cleomedes Medina estaba decidido a matarla.

En medio de la congoja y el sufrimiento por lo acontecido, Elbio Costa ahora piensa en su nieto menor. "Tiene 19 años, pobrecito, pero tuvo un problema y lo van operando once veces; la madre era quien lo atendía porque necesita ayuda y tiene muchas dificultades".

Costa recordó además que fue denunciado varias veces por el ahora homicida. "Era un tipo tan habilidoso que le hizo creer a la policía que yo tenía muchas armas y lo iba a matar, y un día llegaron cuatro patrulleros para llevarme. Soy un hombre enfermo y no soy un delincuente y eso fue muy feo", recordó el padre de la mujer asesinada, quien ayer también recibió sepultura.

Fiscal a la espera.

El hombre sindicado como el autor de los dos asesinatos continúa internado en el Hospital Regional Salto, recuperándose de las lesiones recibidas en una pierna por los efectos de una bala que recibió por parte del otro efectivo policial que cumplía la custodia de Olga Costa.

Ayer la fiscal María Eugenia Rodríguez indicó que aún no ha podido indagar al individuo debido a que se encuentra bajo atención médica; la fiscal prefirió no adelantar la fecha en que los facultativos podrían otorgar el alta al herido, que está rodeado de una fuerte vigilancia policial en el hospital.

El Ministerio del Interior investiga por qué el cabo asesinado no tenía puesto el chaleco antibalas. Se aclaró que este tipo de investigaciones se llevan a cabo siempre que los policías entran en acción.

El ministro Bonomi comunicó que se buscarán otras alternativas a las tobilleras y custodios para la protección de mujeres víctimas de violencia de género.

El refugio para mujeres en Salto está cerrado

El 12 de abril de 2012, el sitio web del Mides divulgó la noticia: "Habilitan hogar para mujeres víctimas de violencia doméstica", publicada en el Diario Cambio de Salto. Se informaba que "el intendente Germán Coutinho encabezó el acto con el cual se habilitó el Hogar Transitorio para Mujeres Víctimas de Violencia Doméstica en Salto. El espacio acondicionado por la Intendencia —innovador en su género, dado que es el primero del interior del país— es el resultado de aportes de organismos del Estado, instituciones locales y nacionales, y organizaciones no gubernamentales (ONG)". Agregaba el informe que "durante la conferencia, los participantes coincidieron en que este logro fue producto de la sensibilidad que despierta la problemática" (de la violencia doméstica).

Ese Hogar Transitorio para Mujeres Víctimas de Violencia Doméstica hoy está cerrado. Funcionó hasta marzo de 2016 atendiendo decenas de casos.

Cuando se produjo el cierre, el 8 de marzo de 2016, la edil del Partido Colorado María de los Angeles Márquez, comentó en un artículo en la prensa: "Muy entristecidos con el anuncio. No salimos de nuestro asombro... ¿Así van a celebrar el día de la mujer?".

TESTIMONIOS.

Elbio Costa - Padre de Olga Costa izaguirre

"Quería matar a toda la familia"

"Él estaba decidido a matar a mi hija y a toda la familia. A mí ya me había amenazado de muerte, pero es un tipo cobarde. Un día me dijo que me iba a limpiar y yo lo invité a salir a la calle y no se animó. El hombre es ventajero", contó el padre de la mujer asesinada.

"De ordinario y cruel que es me llegó a matar las gallinas y los perros hace un tiempo, tirándoles veneno. No quería a nadie. Lo mismo hizo con una potranca que tenía mi hija en el fondo de su casa. Un día le partió la cabeza con un palo y la echó a la calle para que se muriera. Cuando lo denunciaron los vecinos, le dijo a la policía que el animal se había escapado y se golpeó contra una columna. Es un malvado. Tal parece que hubiese estudiado pa ser sinvergüenza".

Patricia Spinelli - Presidente Sindicato Policial de Salto

"Nos usan como conejillos de indias"

"Los funcionarios policiales estamos siendo usados como conejillos de indias con la asignación de custodiar en las casas a las personas amenazas. Están probando si da resultado esta experiencia, pero empiezan a aparecer situaciones problemáticas, a veces irreversibles como lo que sucedió con este homicidio atroz de nuestro compañero Fernando Farinha", señaló Patricia Spinelli, presidente del sindicato policial salteño, en medio del clima de dolor y tensión en que se desarrolló el sepelio del policía. "Vamos a pedir que se revise el tema de las custodias policiales. No es la primera vez que tenemos que lamentar hechos similares. Esta es una práctica que, como es fácil de ver, no está dando resultados".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º