Le robaron el arma y el chaleco antibalas

Policía en el CTI luego de recibir un balazo en Manga

Se dirigía a la parada tras terminar su turno como custodio de una víctima de violencia doméstica.

Inseguridad: el sindicato policial de Montevideo reclama medidas para proteger a los policías. Foto: Fernando Ponzetto.
Sindicato policial de Montevideo reclama medidas para proteger a policías. Foto: F. Ponzetto.

Era de noche. El policía Alejandro Novo, de 30 años, se retiraba caminando de una casa en Manga donde minutos antes había estado custodiando a una mujer víctima de violencia doméstica. Iba hacia la parada de ómnibus cuando fue sorprendido por cuatro delincuentes que le robaron el arma de reglamento, municiones y las esposas. Además, lo balearon en la pierna.

El hecho ocurrió cerca de las 22:00 horas del pasado martes entre las calles Carlos Linneo e Instrucciones, un lugar que se encuentra actualmente en obras, por lo que el tránsito de vehículos es escaso. De acuerdo a testigos de la zona, los cuatro rapiñeros se trasladaban en un auto blanco.

Los vecinos, que escucharon la detonación, alertaron de la situación al 911 y asistieron al policía que se encontraba tendido en la calle.

A raíz de la herida en la pierna izquierda, que le afectó la arteria femoral, el efectivo se encontraba desde hace dos días en cuidados intensivos.

La historia.

Novo realizaba la custodia en Manga desde hacía más de un año por disposición judicial, según informó el gremio policial.

Todos los días, caminaba 2 kilómetros desde la vivienda hasta la parada de ómnibus.

En el lugar donde ocurrió el ataque había una vaina 9 milímetros que viene siendo investigada por Policía Técnica. El agente se encuentra estable, pero en el CTI tras haber sido intervenido quirúrgicamente.

Patricia Rodríguez, presidenta del Sindicado de Funcionarios Policiales de Montevideo (Sifpom), dijo que se trata de un hecho que se debe atender "a la brevedad", ya que los policías "trabajan en condiciones que no son las adecuadas".

Reclamos.

En marzo de este año, el Sifpom, junto con el Sindicato Único Policial del Uruguay (SUPU) y el Sindicato Policial de Maldonado, se reunió con el Ministerio del Interior. Allí se acordaron una serie de medidas para evitar estas situaciones, entre ellas que los efectivos no asistieran solos a hacer las custodias.

Sin embargo, de acuerdo a Rodríguez, los policías continúan haciendo esos trabajos de a uno. La situación se pone aún más compleja cuando se trata de casos que se encuentran en los barrios más conflictivos.

"En muchos casos las víctimas no tienen empatía con los policías que los van a cuidar y no los dejan ingresar a la vivienda", dijo Rodríguez. Y agregó: "Pasan ocho horas a la intemperie, sin resguardo y siendo blanco de la delincuencia".

Otra situación que denuncia el sindicato es que no se destinan móviles policiales para que vayan a buscar a los agentes luego de que terminan sus turnos en las custodias.

En cuanto al efectivo herido, la presidenta de Sifpom sostuvo que constituye "una muestra más de las malas condiciones en las cuales se hace este servicio y la vulnerabilidad que tiene el policía, y lo expuesto que se está en determinadas zonas", comentó Rodríguez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados