INVESTIGAN

Emiten "alerta roja de Interpol" para buscar a pareja de joven asesinada en Cerro Largo

La fiscal Bettina Ramos pidió el relevamiento de las cámaras de vigilancia con el fin de entender cómo fue que la joven llegó a ese lugar.

Interpol emitió alerta roja para ubicar a Carlos Pereira Ávila, principal sospechoso del crimen de su pareja, Lorena Carrasco. Foto: Interpol
Interpol emitió alerta roja para ubicar a Carlos Pereira Ávila, principal sospechoso del crimen de su pareja, Lorena Carrasco. Foto: Interpol

Bettina Ramos, fiscal de Río Branco a cargo del caso de la muerte de Lorena Carrasco, solicitó una "alerta roja de Interpol Brasil de requisitoria internacional" para dar con el paradero de Carlos Iván Pereira, quien fue esposo de la joven y que continúa desaparecido. 

En la página web de Interpol ya figura Pereira como una persona buscada por esa fuerza. Junto a su foto y sus características personales, se agrega: "Indagado por la presunta comisión, en calidad de autor, de un delito de homicidio especialmente agravado por haber tenido una relación de afectividad e intimidad de índole sexual y muy especialmente agravado por el femicidio". 

La fiscal indicó que se aguarda la autopsia "que es lo más urgente" y que por el momento no ha sido entregada. Además se trabaja con los testimonios de familiares para avanzar en la investigación. 

Se pidió también el relevamiento de las cámaras de vigilancia con el fin de entender cómo fue que el cuerpo de la joven -encontrado por familiares ayer jueves- llegó hasta la Laguna Merín. Por otra parte aseguró que el hombre fue visto por última vez, presuntamente, en la ciudad de Pelotas, en Brasil.

Lorena Carrasco, de 19 años. y su esposo, de 25, habían desaparecido en Cerro Largo sobre el mediodía del lunes 30 de setiembre. Ambos tenían en común una hija de tres años y otra de cuatro.

Ayer, familiares y amigos de la joven, mientras estaban buscando a Lorena, encontraron su cuerpo en la zona de la Laguna Merín, en ese departamento.

Ramos confirmó a El País que el cuerpo de la joven fue encontrado sobre la arena a 15 metros del agua. Además, dijo que presenta signos de presunto estrangulamiento, según se desprende de las primeras pericias realizadas por la médica forense.

La Fiscalía espera ahora la autopsia para determinar con certeza la causa de su muerte. 

Desaparición.

La joven no vivía con su esposo desde hace aproximadamente dos meses, cuando él le dijo que se tenía que ir ya que no podía mantenerla a ella y a las hijas, había contado su madre a El País en la mañana de ayer. A partir de ese momento la joven se mudó a la casa de sus padres donde permaneció hasta el momento de su desaparición.

La última persona que vio a la joven fue su hermana, tres años mayor, que la acompañó al jardín de infantes donde dejaron a sus hijos. “Después ella me pidió que la dejara en una equina y la dejé porque ella siempre va a la casa de alguna amiga por ahí”, había indicado su hermana.

Era normal que la joven se quedara por la zona para recorrer o visitar amigas, lo que no era normal era que después no se presentara a la salida del jardín. “Llegó el horario de ir a levantar a los niños y me preocupé porque ella no estaba ahí”, agregó.

Pasaron las horas y no aparecía así que a la mañana siguiente, después de varios intentos por comunicarse con ella y de mandar mensajes a sus conocidos, decidió ir al trabajo de la pareja de su hermana.

El patrón del hombre le contó que la última vez que lo había visto había sido el lunes, cuando cerca del mediodía había salido a almorzar pero no había vuelto. “Me preocupé más aún porque habían desaparecido a la misma hora, el mismo día”.

Fue ahí que decidió ir a la casa de la madre de él, quien le confirmó que si bien no lo había visto, antes había pasado a pedirle plata.

En el cuarto de la joven estaban todas sus pertenencias. La ropa permanecía en su lugar y nada hacía suponer que se hubiera fugado. “Si hubiera querido irse le hubiera dicho a su hermana que si no llegaba en hora que le levantara a las hijas del jardín”, dijo más temprano la madre de la joven a El País.

La moto del hombre fue encontrada en Arroyo Grande (Brasil) y varias personas se comunicaron con la familia de la joven para decirles que lo habían visto por esa zona, pero no a ella.

Esa misma información había sido corroborada a Telemundo por Richard Lima, coordinador general de Jefatura de Cerro Largo: “El vehículo fue ubicado en Arroyo Grande. Después hay otros detalles de la investigación que, por ahora, preferimos mantenerlos en reserva”.

Otro caso.

El 30 de agosto de 2019 un hombre fue imputado en Río Branco por la fiscal Bettina Ramos por un delito de homicidio muy especialmente agravado por femicidio en grado de tentativa tras golpear a su expareja, abusar sexualmente de ella y también por amenazarla de muerte. La Fiscalía de dicha localidad pidió la medida cautelar de prisión preventiva por 180 días mientras se continúa con la investigación.

El 26 de agosto, el servicio de emergencia 911 recibió una llamada por una posible situación de violencia doméstica. La policía detuvo al hombre y lo llevó a la seccional. En la Fiscalía, la víctima relató que tuvo una relación de siete años con el agresor, con el cual también tiene dos hijos. Dijo que al principio la relación “era normal”, pero luego comenzaron los problemas de agresión física donde luego él terminaba disculpándose y llegando así a una nueva reconciliación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
    Max caracteres: 600 (pendientes: 600)