VIOLENCIA DE GÉNERO

Padre de la mujer asesinada por su expareja en Salto: "Yo estaba dispuesto a limpiarlo"

Olga Costa y el policía Fernando Farinha fueron asesinados por la expareja de la mujer, en la primera noche que la víctima pasó con custodia policial.

Sepelio de Fernando Farinha, el policía asesinado mientras custodiaba a Olga Costa. Foto: Luis Pérez.
Sepelio de Farinha, el policía asesinado mientras custodiaba a Olga Costa. Foto: L. Pérez.

El padre de Olga Costa, la mujer que ayer fue asesinada junto a uno de sus custodios por su expareja, afirmó que el  femicida era "problemático" y que ya habían tenido problemas.

En declaraciones a Telemundo, Elbio Costa sostuvo que Cleomedes Medina le "tenía idea" a la familia de la mujer: "A mí me había amenazado varias veces".

Recordó un altercado que tuvo con el hombre, cuando descubrió que las aves con las que trabajaba estaban muertas. "Yo le dije que me había matado a las gallinas, él les tiró veneno. Yo le dije, ‘mirá si pasa una criatura y agarra eso’. El tipo era malo", comentó.

"Yo estaba dispuesto a limpiarlo, no lo maté porque no salió a la calle, o el me iba a matar a mí", afirmó el padre de la víctima.

Olga Costa había denunciado a Medina por violencia de género el miércoles. Según explicó la jefatura de Policía de Salto, las amenazas contra su vida eran de tal seriedad, que la Justicia decidió asignarle dos policías para su custodia el mismo día. También se tuvo en cuenta la peligrosidad del agresor, un militar retirado de 60 años, y su legajo policial, donde constaban dos antecedentes, uno de ellos por "amenazas" el 30 de diciembre de 2016.

Sin embargo, Medina logró ingresar a la casa por la madrugada, asesinando con disparos de una escopeta de caño recortado a Olga y a Farinha. Franco Lemos, el otro policía que se encontraba realizando la custodia, logró herirlo de bala y detenerlo.

La casa donde Olga Costa y Fernando Farinha fueron asesinados. Foto: Luis Pérez.
La casa donde Olga Costa y Fernando Farinha fueron asesinados. Foto: Luis Pérez.

El gremio policial mostró su indignación por los riesgos a que están expuestos los funcionarios asignados a la custodia de víctimas de violencia doméstica. En Montevideo se registraron cinco ataques a policías que prestan vigilancia "en condiciones críticas", según el sindicato.

Esta mañana, en el cementerio del barrio Artigas, comenzaron a llegar los compañeros de Farinha para rendirle honores fúnebres.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos