Homicidio aclarado

Padre de Antony: "Ahora mi hijo va a descansar en paz"

Detenido el sospechoso de matar al golfista; es el hijo del “Betito” Suárez.

Antony Macaris era un destacado golfista, ganó varios torneos y representó al país en el exterior. Fue asesinado en una rapiña. Foto: archivo El País
Antony Macaris era un destacado golfista, ganó varios torneos y representó al país en el exterior. Fue asesinado en una rapiña. Foto: archivo El País

La Justicia dispuso la prisión preventiva por 180 días de Luis Enrique González Mesa, de 18 años, acusado de los crímenes de Abraham Ferreira y Antony Macaris.

La acusación es por dos delitos de homicidio, uno de ellos muy especialmente agravado. Para poder capturarlo y dictar esta acusación, la fiscalía contó con la información de cinco testigos de identidad reservada y 21 órdenes de allanamiento.

El imputado, quien en la audiencia lucía una herida en su oreja izquierda, fue capturado ayer de mañana en el patio de la casa de su madre. Según informaron a El País fuentes judiciales, el hombre estuvo cerca de escapar por una ventana de una casa, pero fue "bien rodeado" y atrapado.

Según supo El País, el joven es hijo del "famoso" delincuente Luis Alberto Suárez —más conocido como "El Betito"—, quien estuvo preso desde 2006 a 2017 cuando fue condenado por los delitos que cometió al mando de una "superbanda" en la década de 1990. Desde fines de diciembre del año pasado hasta agosto estuvo preso por encubrir un robo. Desde hace menos de un mes, recobró la libertad.

Pacdre: Pablo Macaris aseguró que los asesinos de su hijo son “gente pesada”. Foto: Francisco Flores
Pacdre: Pablo Macaris aseguró que los asesinos de su hijo son “gente pesada”. Foto: Francisco Flores

"Por suerte lo agarraron. Según las palabras del fiscal, es él (…) Ahora mi hijo va a descansar en paz", comentó a El País Pablo Antonio Macaris, el padre de una de las víctimas.

Los casos.

El primer hecho ocurrió el 9 de marzo. Sobre las 15:00, el acusado se juntó con otra persona, apodado "El Nariz". Ambos, con armas en su poder, fueron a reclamarle a Abraham Ferreira, de 21 años, que devolviera ciertos objetos que había hurtado a la esposa de un pariente de Luis Enrique.

La discusión, que continuó en la vía pública, finalizó con dos disparos de cada uno de los implicados. Abraham Ferreira murió poco más tarde en el hospital. Ambos se fueron del lugar "sin prisa" ante la mirada de los vecinos, según contó el fiscal en la audiencia de formalización.

El otro hecho generó más repercusión. Ocurrió el 24 de abril. Sobre las 17:30, González Mesa, quien portaba el arma de fuego, le solicitó a otro joven ir a la calle Camino Cibils entre Tomkinson y Prusia, con la idea de que "debían cerrar una boca de venta de drogas o en su caso lograr que quienes manejaban el lugar trabajaran para la familia" de quien ayer fue capturado.

Antony, de 18 años, estaba en la casa de Alcides Flores, un profesor de golf del Club del Cerro con quien el joven supo recibir clases hace algunos años. Acompañaba al hijo de Alcides a arreglar una moto en el pórtico del hogar, ubicado al finalizar la calle Camino Cibils en este barrio.

Luis Enrique González Mesa, presunto autor del crimen del golfista asesinado en el Cerro. Foto: Unicom
Luis Enrique González Mesa. Foto: Unicom

Ambos vieron que González Mesa y su cómplice estaban caminando. Los delincuentes se acercaron a ese sitio y le pidieron a los dueños de casa un vaso de agua. El hijo de Alcides acató el pedido.

Antony quedó en el lugar, el hijo del "Betito" Suárez desenfundó el arma, le sacó el morral que el golfista vestía en su cuello—en donde guardaba sus documentos y algo de dinero— y le disparó. Lo hirió a la altura del corazón.

El hecho conmocionó al Cerro porque era un joven que empezaba a destacarse en el golf. Antony, que comenzó a jugar en el club de ese barrio, accedió a una beca en el de Punta Carretas. Estaba en un camino casi idéntico al de Juan Álvarez, hoy el mejor golfista uruguayo.

Entrega y muerte.

Vecinos de la zona atribuyeron la inseguridad a las bocas de venta de droga. El 4 de mayo el coautor del asesinato de Macaris se entregó a la Policía; 55 días después del asesinato, un joven de 23 años mató al dueño de un almacén porque le recriminaba haber tenido incidencia en la muerte de Macaris.

Junto a un joven de 17 años, mantuvo un forcejeo y lo mató. La Justicia dispuso el procesamiento por 12 años de prisión para esta persona, quien pidió no ser alojado en el Penal de Libertad ni en el Comcar por "temor a represalias".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º